Política

GENOCIDIO E IMPUNIDAD

Nuevo rechazo a pedido de Etchecolatz, que seguirá en cárcel común

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un pedido del genocida, que una vez más intentó obtener el beneficio de prisión domiciliaria.

Viernes 13 de septiembre | 09:31

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó con voto unánime el pedido de prisión domiciliaria del genocida Miguel Etchecolatz.

El rechazo al pedido del exsubcomisario de la Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico-militar, fue en la causa Puente 12, en la que fue condenado a cadena perpetua por cuarta vez, por su responsabilidad en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la División Cuatrerismo de la Brigada Güemes, en La Matanza, y en la Comisaría 1 de Monte Grande.

La Sala IV es la misma que revocó la domiciliaria del genocida en marzo de 2018, ante en enorme repudio que causó su liberación a fines de 2017.

Te puede interesar Revocaron la prisión domiciliaria de Etchecolatz y vuelve a la cárcel

Para Etchecolatz, cárcel común

"Las dolencias que padece el interno Miguel Osvaldo Etchecolatz pueden ser tratadas en la unidad penitenciaria en la que se encuentra (HPC Ezeiza), tal cual lo señalan los magistrados del tribunal", indicó el juez Javier Carbajo y agregó que "los cambios de su salud fueron propios del paso del tiempo y no obedecieron a una inadecuada atención médica intramuros o al encierro carcelarios".

El genocida insiste con el pedido de domiciliaria por supuestas razones de salud, pero como denunciaron organismos de derechos humanos, los médicos de la cárcel de Ezeiza mintieron en su informe. En 2016 habían indicado que Etchecolatz había perdido 8 kilos en una huelga de hambre, tras consignar que pesaba 6 kilos más a los constatados en un informe anterior de sus colegas del Cuerpo Médico Forense.

En pocos días se cumplirán 13 años de la segunda desaparición de Julio Lopez, testigo clave en un fallo histórico que lo condeno a perpetua por el delito de genocidio. De este crimen que el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner se negó a investigar, el genocida es el principal sospechoso.

En la foto de este articulo puede verse al represor antes de ser condenado con un papel en su mano con el nombre de Jorge Julio Lopez.

Te puede interesar La desaparición de Julio López: el crimen que el kirchnerismo se negó a investigar

El único lugar para los genocidas, es la cárcel común







Comentarios

DEJAR COMENTARIO