Economía

VOLATILIDAD FINANCIERA

Otro día de fuerte caída en las bolsas asiáticas

Las bolsas de China cerraron ayer con pérdidas superiores al 7 %. El mercado de Tokio baja otro 2,35 %.

Miércoles 27 de enero de 2016 | Edición del día

Ayer fue otro día de mercados en caída en Asia. En China, que atraviesa una fuerte volatilidad bursátil desde hace semanas, las pérdidas fueron superiores al 7 %. Entre tanto, el Hang Seng de Hong Kong cayó un 2,90 %, y el Nikkei de Japón perdió un 2,35 %. En Taiwán se redujo un 0,83 % y el Kospi de Corea 1,15 %.

Esta caída impacto en la apertura de las bolsas europeas, tanto de Londres como París, Berlín y Madrid. Pero estas finalmente cerraron con ganancias cuando se conoció la noticia de que posiblemente los productores de petróleo recortarán la oferta mundial, lo que condujo a un aumento en el precio del barril.

El principal causante de los desplomes asiáticos de ayer fue el principal índice selectivo chino, el Shanghai Composite Index, que se desplomó un 6,42 % para cerrar en 2.749,79 unidades, bien por debajo de la marca simbólica de 3.000 puntos. Le siguieron en la baja el Shenzhen Component Index, que cayó un 6,96 %, y el ChiNext Index, que retrocedió 7,3 %.

Hasta ayer, las bolsas chinas estaban viviendo un período de relativa estabilidad después de la crisis de principios de mes, cuando los mercados del país registraron pérdidas superiores a todo lo ganado en 2015. China trató entonces de aplacar las pérdidas con un nuevo mecanismo interruptor del mercado que estrenó este mes y que días después suspendió al provocar el efecto contrario al deseado.

El descenso de ayer se produjo pese a la inyección del Banco Popular de China (PBOC, central), de 440.000 millones de yuanes (67.000 millones de dólares), en el sistema monetario, la mayor inyección de liquidez registrada en un solo día desde 2013. La iniciativa busca garantizar la suficiente liquidez de los bancos durante la temporada de desplazamientos del Año Nuevo chino. La temporada, que representa el mayor desplazamiento de personas anual del mundo y durante la cual se eleva drásticamente la demanda de efectivo, comenzó el fin de semana y continuará hasta principios de marzo.

A la inquietud generalizada por el desempeño de los mercados se suma la incertidumbre sobre una posible devaluación del yuan o renminbi, después de una primera tentativa inicial a principios de mes a la que los mercados reaccionaron con alarma.

Las autoridades chinas han reiterado que no se plantean una devaluación, y en un comentario este martes la agencia oficial Xinhua reiteraba el mensaje: “La reciente volatilidad relativa en el tipo de cambio del yuan debe verse desde una perspectiva a largo plazo y situarse en el contexto de las reformas financieras promercado de China”, sostiene. Es informe sostiene que “no hay base para que el renminbi o yuan, se devalúe a largo plazo, ya que la economía china está siendo sólida”, a pesar de la ralentización en el crecimiento económico, “justificable dentro de las expectativas de las autoridades, aunque haya sorprendido a algunos de los participantes en el mercado”.







Temas relacionados

Asia   /    China   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO