Mundo Obrero

Rebajas salariales

Pilar: Jardín de Infantes "Puerto Libre" no paga sueldos a docentes en tiempo y forma

Son casi 20 las trabajadoras afectadas de este establecimiento ubicado en el barrio cerrado Mirasoles de la localidad pilarense de Villa Rosa. Una parte de ellas fue obligada a "donar" a la institución el 25% de su salario para no perder su fuente laboral. Denuncian maltratos por parte de los directivos.

Viernes 25 de septiembre | Edición del día

Son 19 docentes en la institución, entre turno mañana y tarde. 13 de ellas todavía no han recibido su salario de forma íntegra y en tiempo desde comienzos de la cuarentena. El acuerdo que efectuó la directora en primer momento con estas docentes es pagarles el 50 % del salario por su cuenta y el restante 50%, lo cubre el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Al resto solamente les paga el 75% de su salario. El restante 25% debe ser "dado" a la institución, para que de esa forma "pueden garantizarles la continuidad en su puesto de trabajo". Claro está que para el Jardín el trabajo docente debe ser "donado" mientras la cuota mínima para les alumnos ronda entre los 17 y 20 mil pesos mensuales.

Además de ser un acuerdo que va en contra de las trabajadoras, tampoco es respetado por sus directivos, ya que en el transcurso de los meses no paga lo acordado, modificando el porcentaje según sus criterios y conveniencias.

Te puede interesar: Por tierra y vivienda para las familias de nuestros alumnos

Nos contaba una de las docentes afectadas: "Nosotras reclamamos hace tiempo lo que nos corresponde. No aceptamos salarios a la baja. Cabe destacar que venimos luchando con este tema desde que comenzó la cuarentena".

Sobrecargadas de trabajo

En estos meses de constante destrato, las docentes no han dejado de realizar sus tareas para garantizar la continuidad pedagógica de sus alumnos. Suben actividades a la plataforma del jardín, realizan reuniones virtuales con alumnos y familias. Además, contaban con un Instagram donde también debían subir contenidos y hacer "vivos" constantes.

Actualmente las docentes no reciben información de la cantidad de alumnos activos en el jardín, ya que esta información ha sido reservada por sus directivos.

La tarea docente en tiempos de virtualidad se ha visto profundamente modificada y también así la jornada laboral. Hoy, la mayoría de los docentes tienen sobrecarga horaria y también de tareas, teniendo así también que garantizar desde su propio bolsillo las herramientas necesarias y el pago de internet. Tuvieron que hacer malabares para mantener el acompañamiento pedagógico. Esta realidad es compartida por miles. Un estudio del Conicet da cuenta de que el 57.7% del sector educativo plantea que se vieron fragilizadas sus condiciones de trabajo, en un sector en el que son mayoría las mujeres.

Una docente del lugar nos relataba: "Nos apena y avergüenza su negativa constante al diálogo desde el Jardín, no nos responde y cuando lo realiza, es ambigua y solo se limita a decir que no tiene plata. No nos permite dialogar para llegar a un acuerdo justo o darnos fecha de pago. Además de sus continuos desplantes (como no responder a los mensajes, llamadas etc.), la discriminación, siempre destacando a quienes sí firmaron ese acuerdo de manera indirecta, reconociendo a ellas su continuidad pedagógica y no reconociendo nuestro labor a la par por el hecho de que le reclamamos lo que nos pertenece. Nos dejan sin información acerca del jardín, de la continuidad pedagógica y obviamente sin respuesta sobre nuestros sueldos".

Desde La Izquierda Diario nos solidarizamos con las profesoras de nivel inicial y exigimos urgentemente el pago completo de sus salarios adeudados en tiempo y forma, así también que se garantice su continuidad laboral.

.







Temas relacionados

Pilar   /    Docentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO