Cultura

LIDTERATURA

Poesía para un Chile rebelde: Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro

A propósito de la rebelión chilena, continuamos publicando escritoras del otro lado de la cordillera. Aquí unos poemas de Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro.

LIDteratura

Correo: lidteratura@gmail.com

Viernes 1ro de noviembre | 17:49

Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro es una poeta, periodista y docente chilena. Tiene un magister en literatura y editó los libros de poemas “Maldito Paraíso”, “Escaparate” y “Electroshock”, entre otros.

A continuación, seleccionamos tres poemas para compartir algo de su trabajo, donde el lenguaje poético y la crónica se buscan constantemente.

Te puede interesar: El Negro Matapacos: el perro que odiaba a los carabineros de Chile

Áfona

Ella respira encadenada

A miles de nombres

A dedos huérfanos

A voces estranguladas

A cráneo congelado por la sal

A balas estúpidas

Áfona

Hay un tiempo fáustico en tarjetas de crédito

Hay un tiempo derruido e insensato

Mas su tiempo se adhiere a la piel reseca

Restriega insomnios entre almanaques, solloza

Como la clepsidra inválida atestada de recuerdos.

En ese pueblo maldito

Ciudad Juárez: donde nacer mujer es morir

(Roberto Bolaño)

ardo en estrellas de fuego

y embrutezco de ira

ante desdichado calvario que sangran las mil Marías en Ciudad Juárez

palpitan las vísceras golpeando caras mudas

repican campanas en el silencio repetido de la muerte oscura

el muertero vende suerte en medallitas… acecha

nadie responde nadie escucha

ni una sola caléndula nace ni un solo cactus

sólo madres llorando escombros

los escombros alborotan el horizonte que viste de púrpura los puñales de la tarde

María levanta los brazos y sus dedos caen por el precipicio

Magdalena araña la puerta del santuario que ignora, úteros vacíos

en ese pueblo maldito cubierto de cruces abandonadas

brotan vírgenes muertas desde cada rincón

a la espera de una mano

pero no hay quien dibuje senderos

sólo un silencio crudo almidona sábanas rojas

un cuchillo brilla en lo alto

mi carne acusa

a gritos

reparto bocas

para rezar abrazadas por la tierra huérfana

Te puede interesar: Poesía mapuche para un Chile rebelde (o versos de un poeta bajo las balas)

Radiografía

… el municipio, como he sabido por los periódicos,

ha comenzado a demoler el poblado…a allanar

la antesala del infierno o el infierno mismo.

(Thomas Bernhard, El sótano)

En los salones

De la güisqui izquierda

Dibujan la utopía

De la polis juramentada

Bocetos elegantes

De casas para pobres

De no más de cuarenta metros cuadrados

Ellos juraron atravesar desiertos una larga travesía

Pero sembraron mansedumbre y enseñaron a bailar

Al ritmo celestial de sus consignas

Para recitar de memoria dos por dos y cuadrar las esperanzas

En la caja registradora de los diler posmodernos

Que como contratados chupan vino negro de las ubres del planeta

Y ofrecen promesas envueltas en celofán

Adobadas en el club Bilderberg

Con pimienta transgénica

De sabor anónimo

Ellos visten camisa de seda

De la India

Compradas en Italia

De color pastel

Para no irritar

Con brillos chabacanos

Huelen a Chanel

Fabrican bombas racimo

Que explotan a plazo

En las marchas estudiantiles

Ellos amarran los símbolos

Y un eslogan convertido en hostia

A golpe de incienso en el congreso

Consagra dogmas







Temas relacionados

LIDteratura   /    Literatura   /    Poesía   /    Literatura   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO