Economía

AUTOMOTRICES

Ponen segunda, pero tienen menos nafta

Luego de varias marchas y contramarchas en las negociaciones el gobierno y las automotrices acordaron extender el Pro.Cre.Auto hasta enero. Mientras Ford, Peugeot, Renault, Toyota y Volkswagen siguen participando, Honda, Fiat y General Motors se retiran del programa aduciendo que ya tenían vendida la producción. Habrá menos modelos para elegir. En la nueva fase los vehículos vienen con aumentos de precios y en los gastos.

Viernes 26 de septiembre de 2014 | Edición del día

Este jueves 25/9 la ministra de Industria, Débora Giorgi, junto a Augusto Costa, secretario de Comercio Interior, anunciaron la extensión del programa de financiamiento para la compra de automóviles cero kilómetro a tasas subsidiadas. La ministra sostuvo que “La primera etapa del Pro.Cre.Auto fue muy exitosa”.

Los créditos se otorgan a través del Banco de la Nación Argentina que financia hasta el 90% del valor de la unidad (con un tope de $120 mil) con tasas del 17% para clientes y de 19% para el resto de los que accedan al crédito. La tasa de interés de los créditos estará subsidiada en 4 puntos por el Estado. Pero el costo financiero total asciende a valores entre 26 y 29%.

En el primer tramo del programa las erogaciones a cargo del gobierno nacional comprenden más de $2 mil millones por 21.800 créditos otorgados, de los cuales se efectivizaron 15.300 y otros 6.500 están en proceso. Hay otras 7.500 solicitudes pendientes de aprobación.

La distancia entre los créditos aprobados y los autos vendidos se debe, desde el punto de vista de los funcionarios, a las maniobras de las automotrices y concesionarias que desalientan a los compradores. Cristina Kirchner las había acusado de “encanutar” autos.

En esta oportunidad, según Augusto Costa, "van a seguir las inspecciones para constatar que los modelos estén en las concesionarias y a los precios indicados". El secretario también dijo que se fijaron pautas más claras para gastos de patentamiento, flete y acarreo, ítems en los que se registraron abusos por parte de las empresas.

Este programa concebido para contrarrestar la caída de la demanda de automóviles buscaba evitar que se incrementen los despidos y suspensiones en la industria automotriz. De acuerdo al oficialismo las suspensiones se redujeron de 13.874 cuando arrancó el programa a 7.600 en la actualidad.

En la nueva fase del programa que se extiende hasta enero se verifican algunas novedades. Los autos traen incrementos en sus precios entre 5 y 7,5%. Los vehículos más baratos se ubican en $110 mil mientras que el auto más caro llega a los $300 mil. Los gastos también aumentarán 5%. A su vez, habrá menos modelos: la cantidad de variedades de vehículos ofrecidos se reduce de 42 a 24.

En el medio de las negociaciones las automotrices consiguieron un cupo de dólares para realizar importaciones, aunque de menor volumen que el reclamado. A pesar que las mayores fricciones entre el gobierno nacional y las automotrices se incrementó en los últimos meses por las turbulencias económicas que atraviesa el sector, sigue siendo notable el trato diferenciado hacia los trabajadores. En Lear más de 40 familias esperan el retorno a los puestos del trabajo. El “éxito” del Pro.Cre.Auto no les llega a los trabajadores.







Temas relacionados

Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO