Mundo Obrero

PANDEMIA EN HOSPITALES

Por falta de respuestas, nuevo paro de un sector Covid-19 del hospital Garrahan

Durante la mañana del jueves las enfermeras del CIM 74 volvieron a decidir paro por 24 hs. debido a la falta de respuestas por las refacciones edilicias, falta de personal y de protección. Las autoridades siguen sin cumplir los protocolos para una debida atención a los pacientes.

Florencia N. Vargas

Delegada Junta interna ATE Garrahan | Agrupación Marrón Clasista

Florencia Claramonte

Delegada Junta Interna ATE Garrahan/Agrupación Marrón Clasista

Viernes 22 de mayo | 11:50

Durante la mañana de jueves nos reunimos junto a las enfermeras del CIM 74, una de las salas de internación, nuevamente están protagonizando un paro por 24 hs. Estas profesionales no van a ser cómplices de aceptar trabajar sin todos esos elementos indispensables, porque saben que romperían la bioseguridad, contribuyendo más al contagio que al tratamiento.

Irresponsablemente las autoridades resolvieron entre el viernes pasado y el fin de semana poner toda una sala de internación para pacientes positivos de COVID sin tomar ningún recaudo de protección epidemiológico. Sin presupuesto para EPP, test, más personal, aislamientos de áreas, no se podrá asistir correctamente a la población que llena los pasillos de los hospitales tanto nacionales como de CABA, con infinitas necesidades.

Hacemos responsable al gobierno nacional, al ministerio de salud y a las autoridades del hospital por no haber adecuado las salas a 2 meses de la pandemia, como tampoco haber provisto al personal de la protección adecuada que se necesita para atender y de haber contratado el personal suficiente para atender la demanda de casos. El gobierno se la jugó y si pasa, pasa, hasta que se encontró con asamblea y paro, una medida que debería extenderse hasta que se aseguren las condiciones para tener un control adecuado de la pandemia.

Javier Medina delegado de la Junta Interna del Hospital y enfermero del CIM 74 nos decía:

Somos trabajadoras y trabajadores de un hospital de alta complejidad de pediatría, el más grande de Latinoamérica. Los chicos que llegan son pacientes que tienen otras patologías por lo cual aumenta la criticidad, la carga de trabajo y además se suma el coronavirus. Esta realidad, que conocemos muy bien las y los trabajadores que trabajamos a diario, hace más imperioso pelear por porque la atención, la protección de nuestros pacientes y la nuestra sea una prioridad.

La pandemia comenzó hace dos meses, tanto el gobierno de la ciudad como el nacional dicen que este tiempo lo fueron utilizando para fortalecer el sistema de salud. Pero tanto en el Garrahan parece que las autoridades recién el lunes se desayunaron que llegó el pico, lo mismo para el resto de los hospitales que le falta todo tipo de insumos. Las salas no están acondicionadas e improvisan todo tipo de aislamiento, sin tener en cuenta sectores para positivos, sospechosos, un sector limpio para las enfermeras y un vestuario para las mismas donde puedan cambiarse.

Tampoco destinan personal necesario para la atención, camilleros, auxiliares, ni para la limpieza necesaria según los mismos protocolos nacionales.

Viviana Rodríguez enfermera del CIM 74 de la unidad destinada a los COVID-19 nos decía: “La asamblea se realizó para llegar a un acuerdo y unidad de criterios, de ver cómo nos tenemos que manejar tanto enfermeros, como médicos, camilleros, personal de seguridad y personal de limpieza. En la sala no hay un buen manejo y unida de criterio porque a medida que llegamos se modifican las medidas en cuanto al trasladado del paciente, entrada al servicio, no queda claro si tenemos que utilizar los n95, que están, pero falta personal, la relación enfermero paciente no es la adecuada. Hoy en la asamblea planteamos esta situación e hicimos hincapié que tiene que haber mínimamente 2 personal de limpieza dentro de la sala. Las autoridades se no ríen en la cara porque siguen diciendo lo mismo que hace 4 días, no hubo personal de limpieza, el personal no está capacitado ni sabe cómo tiene que proceder, falta unificar protocolos.”

La realidad que estamos viviendo en los hospitales como en los barrios es otra de que esta todo bajo control. El aumento de los casos covid-19 está directamente relacionado con las precarias condiciones de vida, como se dio a conocer este fin de semana cuando se cobró la vida de Ramona. El gobierno de Larreta y de Fernández sigue sin dar respuesta a los barrios más vulnerables, viven hacinados, sin agua potable y sin tener acceso a una buena alimentación.

Por esto es urgente reforzar la organización entre las y los trabajadores, tenemos que hacer extensivo este ejemplo de organización y lucha para enfrentar a las autoridades de los hospitales y a los gobiernos nacional y de ciudad. Tenemos que confiar en nuestras propias fuerzas, somos los únicos que sabemos qué se necesita para atender a nuestros pacientes, votemos delegados por sector para poder plantarnos todos juntos, a la par que le seguimos exigiendo a la CTA Y ATE que llame a paro y un plan de lucha para enfrentar esta crisis y exigir justicia por Ramona. Este 26, realicemos una gran acción en la puerta del hospital con todas estas demandas. Pongamos en pie una Interhospitalaria para coordinar con el resto de los hospitales de la ciudad, porque nuestra salud y la de los pacientes dependen de nuestra pelea.

Te puede interesar: En el Garrahan se plantan y exigen plan de lucha en defensa de la salud pública

Te invitamos a participar de la concentración en la puerta del hospital el martes 26 a la 13.30 hs, para que todos se enteren lo que está pasando y unificar todos los reclamos de los distintos sectores.

Resoluciones de la Asamblea general de los trabajadores del hospital:







Temas relacionados

Nueva normalidad   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Hospital Garrahan   /    Crisis de la salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO