Política

ELECCIONES 2017

Presentaron la alianza de la UCR y el Frente Renovador en Jujuy

De cara a las elecciones provinciales de octubre, el radicalismo y el massismo presentaron su alianza sin novedades. Junto a un total de 26 partidos, preparan el fraude de las colectoras.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Martes 29 de agosto | 00:16

Los principales referentes y funcionarios del gobierno se dieron cita en un hotel céntrico de la capital jujeña para presentar su alianza provincial entre el radicalismo y el massismo jujeño.

Las fuerzas políticas que componen el Frente Cambia Jujuy llegaron con expectativas de revertir un resultado de las PASO que frenó la ambición de Gerardo Morales por retener el senador nacional por la minoría.

El mal resultado del Frente Renovador alejó esta posibilidad y dejó expuesto al gobierno cuya fortaleza descansa en gran medida en el apoyo a la UCR, luego incluso de retener el triunfo en 5 de los 11 departamentos.

El armado para recuperar el caudal de votos obtenidos en octubre de 2015, luego de un retroceso cercano al 10% en agosto, comprende un acuerdo con 26 partidos de los cuales se van a desprender las colectoras por localidades que conforman un mecanismo fraudulento hacia los electores.

Durante su discurso, el gobernador Morales, no hizo nuevos anuncios y volvió a repetir la apuesta por las inversiones en litio, energías renovables, en obras públicas y en turismo y nuevas promesas de mejoras de la educación y la salud.

Nuevamente aprovechó la ocasión para reiterar la denuncia sobre los trabajadores despedidos de la DIPEC, a quienes responsabiliza por los números de la pobreza, que en la provincia alcanza al menos al 42% de la población, con niveles de trabajo precario y en negro del 50%.

Por su parte, el vicegobernador, Carlos Haquim fue muy modesto y reiteró trivialidades sobre darle continuidad al cambio y, respecto de la conducción del PJ, se pronunció con el deseo de un “Partido Justicialista distinto”.

En esta presentación la coalición de gobierno no tuvo nada nuevo para presentar para aquellos trabajadores, jóvenes y mujeres que cada día hacen un esfuerzo mayor para llegar a fin de mes y hace años padecen el trabajo precario, la falta de vivienda propia.

Los sectores atacados con la persecución de la Justicia adicta al gobierno, como las familias de los obreros azucareros, las maestras y la juventud, siguen estando en la mira del gobierno que pretende disciplinar a todos aquellos que se oponen a sus planes de ajuste que en ingenio La Esperanza pretenden 480 despidos para hacer un negocio con su venta.

De igual forma continua la detención de dirigentes sociales como Milagro Sala y sindicales como Santiago Seillant del SEOM, al igual que las causas contra los dirigentes y activistas de los sindicatos azucareros de Ledesma y La Esperanza y estatales de ATE.

Mientras tanto, los terratenientes se envalentonan y amenazan con armas de fuego
a los pueblos originarios de Ocloyas, una réplica de la impunidad para estos sectores acomodados que le otorgan los gobiernos responsables de la desaparición del joven Sebastián Maldonado solidario con el pueblo mapuche de Chubut.

En un año y medio el gobierno de Morales-Haquim sigue haciendo de la provincia un laboratorio del ajuste y la represión.

Ante un PJ que es cómplice de Macri y Morales, votando sus principales proyectos y avalando la persecución, en Jujuy la sorpresa de las PASO fue el Frente de Izquierda con su principal referente, el obrero de la recolección Alejandro Vilca, que despertó amplias simpatías a partir de obtener el 12,5% de los votos, un envión fuerte para conquistar diputados de los trabajadores con los cuales fortalecer la pelea contra el ajuste y la defensa de los derechos democráticos.








Temas relacionados

Elecciones 2017   /    Carlos Haquim   /    Gerardo Morales   /    UCR   /    Frente Renovador   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO