Economía

CONGRESO NACIONAL

Presupuesto 2017: funcionarios defendieron ajuste y endeudamiento

Cambiemos defendió el presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo. La izquierda denunció el ajuste que encubre y la escalada de deuda externa.

Miércoles 21 de septiembre de 2016 | Edición del día

Foto: Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas

Ayer cerca de las 14:30 horas comenzó el debate en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados de la Nación, presidida por el macrista Luciano Laspina.

El secretario Política Económica y Planificación de Desarrollo y vice ministro de Hacienda, Pedro Lacoste, señaló que el presupuesto nacional para 2017 "es realista" y afirmó que "se empiezan a manifestar claramente algunos de los resultados de la política económica que habíamos manifestado en diciembre pasado".

La presentación de los lineamientos generales del Presupuesto 2017 la había realizado Alfonso de Prat Gay el jueves pasado.

Te puede interesar: Prat Gay va al Congreso a explicar un supuesto crecimiento y un firme ajuste

Para el año próximo se proyecta un crecimiento de 3,5 %, inflación del 17 % y el dólar a $ 18 promedio durante 2017. El déficit se mantiene elevado en 4,2 % del PIB (Producto Interno Bruto).

Lacoste resaltó que "la actividad ya ha empezado a rebotar. Estamos muy confiados que vamos a entrar en un ciclo de expansión". Además, remarcó que el presupuesto profundiza los “programas sociales existentes” a la vez que contiene "un importante incremento de la inversión pública". A lo que agregó que "estamos en un máximo de política fiscal expansiva saludable para el ciclo".

Para el vice ministro, la inflación estaría debajo de 1,5 % en septiembre, por lo cual "estaríamos con una tasa de inflación anualizada en este tercer trimestre nos ubica en el máximo que teníamos" previsto.

Luego de Lacoste tomaron la palabra otros funcionarios, como el subsecretario de Programación Económica, José Luis Maia, el secretario de Hacienda, Gustavo Marconato, “transferido” del Frente para la Victoria a Cambiemos desde diciembre último, y el secretario de Finanzas, Luis Caputo.

Marconato confirmó que los ingresos totales, entre impuestos y aportes a la seguridad, social proyectados por el gobierno para el próximo año superarán los 2 billones de pesos, lo que representará un incremento del 26,8 % respecto al corriente año.

El secretario de Hacienda destacó que "la transferencia de capital que se hace a todas las provincias va a tener un aumento del 37 % y una inversión financiera que baja un 12,5 %".

A su vez, Marconato aseguró que habrá un aumento de las prestaciones de la seguridad social de un 35,2 % por aumento de haberes de los jubilados, el programa de reparación histórica y la pensión universal para adultos mayores.

Por su parte, Luis Caputo, buscó desdramatizar la escalada en el endeudamiento: "va a terminar con un ratio de deuda con respecto a los privados y organismos multilaterales de crédito que superará escasamente el 25 %" del PIB, afirmó. Y completó señalando que está "muy lejos de lo que pueden llegar a ser índices preocupantes".

Caputo defendió la necesidad de "poder abrir los mercados para poder financiarnos estos dos primeros años" y consideró que el pago de los holdouts fue "importantísimo" para la estrategia económica del gobierno.

La oposición patronal hizo preguntas técnicas

El diputado del Frente Renovador, Marco Lavagna, ante la ausencia de Sergio Massa en la comisión, en un tono que crecía en amistoso para con la cúpula económica de Macri dijo que “Esta ley hay que discutirla junto con ganancia y la administración financiera. Veo viable el crecimiento del 3,5”.

Antes de alabar al Subsecretario de Presupuesto, Raul Enrique Rigo, por considerarlo un “especialista en el tema”, el hijo del ex ministro de economía de Kirchner planteó que “el presupuesto tiene que recuperar el valor de lo que es la ley de leyes”.

Luego Lavagna tuteó a Pedro Lacoste. Dijo: “Lo tuteo a Pepe porque lo conozco hace años”. Además, el legislador massista realizó una larga intervención planteando decenas de preguntas y requerimiento a sabiendas de que no serían respondidos.

El peronista disidente Diego Bossio señaló que "las provincias no están teniendo el mismo nivel de transferencias de recursos unas con otras", lo que fue rechazado por los representantes del gobierno.

En cuanto al Frente para la Victoria (FpV), el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, fue lacónico al afirmar "no concuerdo en nada con la apreciación macroeconómica" del gobierno.

Días atrás desde los diferentes partidos políticos patronales dijeron que a pesar de tener diferencias brindarían los votos necesarios para aprobar el Presupuesto.

Te puede interesar: Se anticipa apoyo de toda la oposición patronal a la "ley de leyes"

El jefe de bloque del FpV, Héctor Recalde señaló la semana pasada que “Vamos a votar el Presupuesto con todas las observaciones que tengamos que hacer, pero no vamos a dejar al Gobierno sin Presupuesto porque esto sí es poner palos en la rueda”.

La izquierda contra el ajuste

Desde la izquierda, la diputada del FIT, Myriam Bregman elevó un pedido a la presidencia que llevaba adelante la comisión sobre un punto del presupuesto que hace referencia a los “recursos humanos” de la administración pública.

Planteó que “los trabajadores de la administración pública ya conocen los planes de ‘modernización’ del Estado del ministro Andrés Ibarra: once mil despidos en el año 2016. Por eso quiero preguntar, si estas previsiones, si esto que se dice aquí tiene que ver con las encuestas que se están haciendo en distintas dependencias públicas bajo el eufemismo de ‘optimizar el empleo’, ya que los trabajadores y trabajadoras del Estado denuncian que esto es la antesala de nuevos despidos en la administración pública”.

Al momento de responder, el Secretario de Hacienda, Gustavo Marconato, llegó a decir “no me atrevo a responder dado la fragilidad del tema, en todo caso el ministro de modernización deberá dar la aclaración”.

Ante la insistencia por parte de la diputada del FIT, exigiendo que respondan si se “comprometían a no despedir”, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda Luciano Laspina (PRO) respondió que no iban a despedir.

La desconfianza no se hizo esperar ante un Gobierno que apenas asumió comenzó a despedir masivamente.

Más tarde, Bregman posteó en su cuenta de Facebook un mensaje a los estatales: “Trabajadores y trabajadoras del Estado: funcionarios de Hacienda me respondieron hoy en la comisión que discute el #Presupuesto2017 que no va a haber más despidos. Está grabado.”, ironizó la legisladora.

La diputada agregó que “En el marco de quejas por la herencia recibida para encubrir el ajuste que llevan adelante, en la discusión sobre el presupuesto para el año que viene cobró mucho peso el debate para ampliar aún más la deuda externa y el sometimiento.”.

A pesar del tono ameno y campechano de los funcionarios presentes, quedó claro que los números de este presupuesto no “dialogan” con la realidad que atraviesan millones de personas que pierden sus trabajos, que sufren la inflación o deambulan de un “call center” a otro.

El debate seguirá, diferentes ministros como el de Interior, Educación y Modernización se espera que desfilen para defender este proyecto que tiene a los ricos como sus mayores beneficiarios.

Te puede interesar: Presupuesto 2017: ajuste, deuda y financiamiento electoral a Cambiemos







Temas relacionados

Presupuesto 2017   /    Ajuste fiscal   /    Deuda externa   /    Myriam Bregman   /    Ajuste   /    Inflación   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO