Mundo Obrero

EDITORIAL // TUCUMÁN

Primera lección en las calles: ¿Cómo enfrentar el ajuste?

Dos días de paro contundente y movilizaciones masivas marcaron un despertar de la docencia tucumana. La pelea es por plata para educación y salud, no para la deuda externa. Hay que preparar con asambleas por escuelas y una gran asamblea provincial docente, el plan de lucha hasta torcerle el brazo al gobierno.

Juan Luis Véliz

Dirigente de la agrupación Marrón Docente y del PTS-FIT U

Miércoles 4 de marzo | 16:40

“Ahora sí estamos todos”, “no vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo cómo estos burócratas nos entregan”. Estas frases engloban el ánimo de la docencia, que salimos a las calles masivamente como hacía años no se veía. Salimos por el salario, por la cláusula gatillo y también contra la persecución y el vaciamiento que se vive en las escuelas.

El gobernador Manzur y el ministro Lichtmajer, fueron los grandes derrotados de la semana. De negar el paro y montar un show de inicio de clases junto a Trotta, tuvieron que aceptar el paro y decir que están abiertos al dialogo. El diálogo del que hablan, por supuesto, no es con los miles de docentes, sino con el Frente Gremial Docente (ATEP-APEM-AMET) que no participaron de ninguna movilización y levantaron el paro, acatando una conciliación obligatoria trucha.

Ayer mismo se reunieron a negociar y nuevamente el Frente Gremial salió con las manos vacías: sin una propuesta del gobierno y sin ningún anuncio de medida de fuerza. Proponen esperar 15 días, que se sumarían a los 2 meses de parálisis que llevan desde que comenzó el ataque.

Con una conducción sindical que está completamente desprestigiada y que fue superada estos días, el masivo paro abre nuevamente la pregunta ¿a quién representa la casta de Toledo, Bessone y Ruiz?

Bronca acumulada

Trabajo como docente hace 20 años. Hay quienes en los medios se preguntan por qué la docencia salió con tanta contundencia. La respuesta está en ver que por abajo, en las escuelas, hace años el gobierno nos utiliza como parche a los grandes problemas que atraviesa la provincia.

Trabajamos en establecimientos que están en terribles condiciones. Vemos el sufrimiento de muchos de nuestros alumnos que van sin útiles, sin desayunar. Conocemos la realidad de montones de familias que están tapadas de deudas y no pueden pagar los servicios. Aportamos con lo que podemos para ayudar en cada situación.

Esta realidad es la de cada compañero y compañera en cada escuela. Lo vemos todo, lo sabemos y hay un cierto “ya no más” en los miles que nos movilizamos. Un “ya no más” al desprecio de Manzur por nuestros alumnos, por nosotros y el rol que tenemos que cumplir. El 40% de la provincia vive en la pobreza y esa dramática situación atraviesa a la escuela y a todos nosotros como trabajadores de la educación.

El gobierno viene atacando a los docentes en cada oportunidad. Con el decreto contra la cláusula gatillo, con amenazas de descuentos masivos, con una paritaria que representará unos miserables $3000 que no cubre ni el nuevo tarifazo de la luz. Llegaron al colmo de detener micros que venían a movilizarse desde el interior. Esta sumatoria de ataques, no nos debilitó, sino que le dio a muchos la determinación de parar y movilizarse.

¿Cuidando el futuro o las ganancias de los especuladores?

Manzur y todo el gobierno, salen en radios y TV a repetir que no hay plata. Que hay que hacer un esfuerzo para sacar a la Argentina de la crisis, a la que nos arrastró el gobierno anterior. Mienten por dos vías: en primer lugar, fueron “votadores seriales” del ajuste macrista en el Congreso y en el Senado y hoy quieren que los costos los sigamos pagando los trabajadores. En segundo lugar no es cierto que no hay plata. Recursos hay, se los llevan los grandes empresarios del transporte, del azúcar y del citrus. Estas grandes empresas se llevan $9156 millones en subsidios y además les perdonan los impuestos. Pero a nosotros que no llegamos a la canasta básica, nos piden que seamos “solidarios”.

El gobierno de Alberto Fernández y el gobierno provincial tienen una política. Atacar a los jubilados, a los docentes y estatales, exigiendo solidaridad y comprensión. Mientras le garantizan grandísimos negocios a los ganadores de la era Macri. Uno se pregunta: Si vinieron a cambiar la herencia recibida, ¿Por qué no arrancan por los que más ganaron? En vez de seguir ajustando a quienes venimos perdiendo y estamos lejos de llegar a la canasta familiar.

Enfrentemos el ajuste

Hay que profundizar la pelea. Hasta el momento gremios como ATE, Sitas y Sadop han organizado paros, pero se vienen negando a confluir en asambleas y una articulación mayor con los docentes. Contra la paralización y entregadas de las burocracias de ATEP, APEM, ATSA; necesitamos profundizar un plan de lucha común.

En estos días impulsemos asambleas por establecimiento donde le demos forma a cada reclamo de la docencia. Este sábado 7, a las 9 en el piletón del Parque Avellaneda tenemos la primera asamblea provincial docente, en ella tenemos que avanzar en definir un nuevo paro y movilización masiva para la próxima semana. Si somos miles de docentes, afiliados y no afiliados podemos definir un plan representativo para el conjunto de la docencia en la perspectiva de articular la fuerza de todos los trabajadores estatales e imponer un paro provincial.

Desde la Agrupación Marrón Docente venimos planteando que contra la orientación del gobierno y el argumento de que no hay plata, unificar nuestro reclamo por la devolución de la cláusula gatillo, porque los salarios no sean la variable de ajuste. Que la plata vaya a salarios, educación, y jubilaciones no al FMI y los grandes especuladores. Para dar esta batalla necesitamos volver activo el apoyo de las millones de familias tucumanas que llevan a sus hijos/as a la escuela pública, y que por cadenas de whastapp y en mensajes nos dan su apoyo.

Si triunfamos los docentes, marcamos un camino para el conjunto de los y las trabajadoras que ven cómo CTERA y otros sindicatos cerraron de manera express una paritaria miserable. Son 11 las provincias que se rebelaron contra el acuerdo y las míseras ofertas del gobierno. A pesar de las entregadas de la burocracia adicta al gobierno, a pesar del operativo mediático que busca tapar la huelga docente, somos miles los que salimos a pelear en todo el país.

Te puede interesar: Contundente paro y masiva movilización docente en Tucumán







Temas relacionados

Cláusula gatillo   /    Juan Manzur   /    Agrupación Marrón   /    Docentes   /    Paritarias   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO