Sociedad

DESIDIA DE VIDAL Y EDUCACIÓN

Problemas de infraestructura y falta de saneamiento en escuela de Lanús

La secundaria Nº 33 de Valentín Alsina, Lanús (donde conviven con alacranes) tiene desde principio de año un problema grave con la instalación eléctrica. Ayer explotó en llamas un tomacorriente.

Jueves 10 de octubre | 11:26

En la EES Nº 33 el cuerpo docente dice "no va más". Tras quedar muy seguidas veces sin energía eléctrica en el edificio, habiendo cables pelados en los baños y en las aulas, entre cortes de energía tampoco había agua en los tanques, hay presencia de alacranes cada 4 meses (lo cual ya fue denunciado en este diario), así como falta de sillas y mesas por deterioro del mobiliario de tantos años. Ayer 9 de octubre reventó el tomacorriente que se encuentra debajo del tablero de control; si subía la llama reventaba el tablero también. No es necesario explicar el grave peligro que representa una situación ahí para todas y todos los que pasan el día en el establecimiento: estudiantes, docentes y no docentes.

Un grupo de docentes habían hecho reclamos previamente presentando una nota firmada al Consejo e Inspección para que atiendan el reclamo por el servicio y la instalación eléctrica que estaban en estado deficitario.

Te puede interesar: Vidal lo sabía: ya habían denunciado que cerca de 50 escuelas bonaerenses tenían problemas de gas

Cumplido esto se hace responsable de cualquier accidente que pudiera sufrir la comunidad de la escuela en el desarrollo de las tareas educativas a la inspectora Emma Arjona por no autorizar el cierre de la escuela por la normativa vigente, al Consejo Escolar por demorar la obra y al gobierno nacional y provincial, a quienes solo les interesa garantizar días de clase en cualquier situación (como hoy en la más precaria infraestructura) para sostener sus sobredimensionadas estadísticas.

Carta presentada desde la escuela
Carta presentada desde la escuela

El ajuste del gobierno en educación y la poca fuerza que propone el FUD ante cada paritaria expone a toda la comunidad, a la docencia y la no docencia, a trabajar en condiciones muy precarias, arriesgando más de una vez la integridad física por desoír los continuos reclamos sobre infraestructura, alimentos en comedores y salarios muy por debajo de la línea de pobreza.

Es necesario organizar urgente a toda la docencia junto con el resto de la clase trabajadora para aunar fuerzas y derrotar de una vez por todas el ajuste macrista.







Temas relacionados

Condiciones edilicias   /    Escuela N°33   /    Crisis edilicia   /    Escuela   /    Infraestructura   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO