Política

CRÍMENES DEL FRANQUISMO

Querella argentina: el Estado español se niega a juzgar los crímenes del franquismo

Al país llegaron quienes impulsan la querella argentina. La Ley de Amnistía de 1977 sigue perpetuando la impunidad del genocidio de Estado. Un relato en primera persona.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Martes 11 de junio | 23:37

José María ‘Chato’ Galante, fue detenido y torturado por el franquismo, hoy es uno de los miembros de La Comuna, una de las asociaciones que se presenta en la querella argentina, que se inicia en 2010, cuando el Tribunal Supremo español anula todas las posibilidades de abrir acceso a la justicia a las víctimas del franquismo.

Días pasado Galante llegó al país junto un grupo de querellantes en la única causa abierta en el mundo, para entrevistarse con la jueza María Servini, que investiga parte de los crímenes de la dictadura franquista, que duró desde el fin de la guerra civil en 1939 hasta la muerte de Franco en 1975.

Durante el período conocido como la Transición, los franquistas continuaron asesinando y persiguiendo a opositores. La monarquía jugó un rol fundamental avalando y siendo parte del régimen de Franco.

Fue en 1969, cuando Franco nombró como sucesor suyo a la jefatura de Estado a Juan Carlos de Borbón, dándole el título de príncipe de España. El juramento como sucesor del "generalísimo", del futuro rey fue por la "fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino". Las "leyes fundamentales" fueron las que regían la sangrienta dictadura franquista.

Bajo esa dictadura, más de 150.000 personas fueron asesinadas y 30.000 niños fueron robados de manos de sus padres.La impunidad de estos crímenes de lesa humanidad ha sido posible por la sanción la Ley de Amnistía en 1977, que hasta hoy los gobiernos tanto del Partido Popular, y el PSOE de Felipe González, entre otros, se negaron a derogar.

Los querellantes, en su paso por el país, se entrevistaron con referentes de derechos humanos. Entre ellos con la diputada por el PTS-FIT Myriam Bregman. La abogada en causas de lesa humanidad, escuchó sus testimonios, y se puso a su disposición en la lucha contra la impunidad.

Galante habló con este diario y contó la impunidad que reina en el Estado español.

¿Por qué iniciaron la querella argentina?

  •  Se inicia en 2010, cuando el Tribunal Supremo español dicta una nueva sentencia. Anula todas las posibilidades de presentar querellas en España y se niega abrir el acceso a la justicia de las víctimas de la dictadura franquista. El abogado que llevaba nuestros casos, hasta que falleció, fue Carlos Slepoy, que jugó un papel determinante para abrir los procesos a la dictadura argentina en España.

    Él llevó el caso de los genocidas Videla, Silingo y Pinochet, y decidió entonces que hiciéramos el viaje de vuelta. Que igual que se había podido jugar a la dictadura militar argentina en España, viniéramos a Argentina para poder juzgar al franquismo.

    El caso es que en España se puede juzgar, se juzgó y hoy se sigue juzgando crímenes contra la humanidad con la única condición de que no se hayan cometido en nuestro país.

    Lo que se plantea por parte de la judicatura española es el no reconocimiento como crímenes contra la humanidad, los crímenes cometidos por la dictadura franquista, lo cual está en flagrante contradicción porque han sido denunciados como tales por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

    ¿Cuáles son las razones que esgrimen para legalizar la impunidad?

  •  La razón que aduce la justicia española es la prescripción de los delitos, dado que han pasado tiempo como para juzgarlo, lo cual está en contradicción también con el derecho internacional de los derechos humanos, porque esos crímenes no prescriben. Los crímenes contra la humanidad ni pueden ser indultados.

    La otra razón es la existencia de una ley de amnistía, donde se administraron los crímenes del franquismo sin haber juzgado ni uno solo de ellos, o sea es más similar a la Ley de Punto Final o la Ley de Obediencia Debida argentina, porque no hubo juicios que permitieran amnistiar. La única amnistía preventiva que se conoce en el mundo es la de nuestro país.

    Esto ha sido denunciado reiteradamente por el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y por organizaciones de derechos humanos tanto en el Estado Español como a nivel internacional.

    ¿Por cuantos casos presentaron la querella?

  •  Hoy mismo hay abiertas 500 querellas particulares que afectan a algo más de 9.000 personas en esa causa. La doctora Servini, en muchas ocasiones ha dicho que lo que va a hacer es abrir el proceso, jugar el papel que permitió juzgar en España al represor argentino, Adolfo Francisco Scilingo.

    La querella argentina, es el único proceso activo y abierto contra la dictadura franquista que existe en el mundo.

    ¿Cuántos están imputados en esta causa?

  •  Ahora mismo hay 23 imputados. Todavía no hay órdenes de extradición, ni imputación. De esos 23 hay vivos 17, porque en estos 10 años han ido muriendo. Estamos hablando de responsables directos de la dictadura.

    Hay nuevas imputaciones que le hemos pedido a la jueza Servini que las ponga en marcha. En la última entrevista, ella nos comentó que hasta ahora no se habían puesto en marcha porque están pendiente las anteriores. La judicatura española se niega a permitir la extradición, y ahora ya no está en manos de la judicatura, sino del Gobierno que le niega la posibilidad a la jueza de tomar declaraciones indagatorias no solamente aquí, sino viajar ella para tomar esas declaraciones.

    También eso ha sido denegado, incluso últimamente le niegan las pruebas testificales realizadas en España, lo cual supone saltarse el acuerdo de colaboración entre la República Argentina y el Estado español en el terreno de la asistencia judicial.

    Los pedidos de extradición ¿son denegadas sin pasar por instancias judiciales?

  •  Las primeras gestiones para la extradición de imputados fueron llevadas a audiencia nacional, que es un tribunal especial español. Ese tribunal se pronunció en contra de esas extradiciones. Las siguientes solicitudes de extradición de ministros, de jueces relacionados con tribunales especiales franquistas, de médicos implicados en el robo de bebés, de policías torturadores etcétera, se resolvió por vía administrativa a partir de resoluciones del propio Gobierno, quien a través de la fiscalía general del Estado, emitió una orden que impedía la posibilidad de gestionar cualquier diligencia en España.

    ¿Desde la Transición, algún gobierno se pronunció a favor de juzgar los crímenes del franquismo?

  •  No, en estos 41 años, después de la Transición, ha gobernado 26 años el Partido Socialista, que no ha hecho nada. Luego gobernó el Partido Popular, tampoco ha hecho nada. Hoy mismo no se ha tomado medida alguna. Estos gobiernos, de distinto signo, han mantenido la Ley de Amnistía. Hace menos de un año logramos presentar en el Congreso español una ley de modificación de la Ley de Amnistía que permitiría abrir los procesos en España y fue votada en contra por el Partido Popular y por el propio Partido Socialista (PSOE), lo que supone pisotear su propia historia, porque hay decenas de miles de militantes socialistas que fueron encarcelados, asesinados y que sufrieron torturas.

    ¿Públicamente han dicho algo el Partido Socialista?

  •  Prácticamente es el mismo tipo de argumentación que el de la judicatura: ha pasado mucho tiempo; han prescrito. Algunos de sus representantes nos han llegado a decir que el gran avance de España es que hemos hecho posible una reconciliación sin justicia, lo cual es directamente un insulto a las víctimas pensar que existe una posibilidad de reconciliación haciendo desaparecer la justicia.

    Los principios de verdad, justicia y reparación, no han sido aplicados en nuestro país. Probablemente la brecha la abriremos a escala internacional, hace un mes y medio presentamos ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, los primeros casos; además de la vía querella argentina.

    ¿Hubo movilizaciones contra la impunidad por los crímenes del franquismo?

  •  Sí, ha habido. Quizá te lo pueden plantear mejor la gente (que son parte de la comitiva NdR) con relación a los Sanfermines 78. El año pasado, que se cumplió 40 aniversario, hubo una movilización espectacular ahí.

    ¿Cuántos crímenes cometió el franquismo?

  •  Ahora mismo el cálculo aproximado que hay es que en fosas comunes hay 148 mil personas, en cualquier caso cada vez que se abre alguna fosa común, aparecen más gente de la que estaba contabilizada y hay muchas fosas comunes que no se han podido localizar.

    Te doy la cifra de lo que está hoy mismo contabilizados oficialmente, al margen de eso hay que sumar la gente que se asesinó durante la Transición, donde hay centenares de miles de presos políticos y gente que sufrió el trabajo esclavo. El cálculo de bebés robados que hay entre el 39 y el 54 son 30.000 y hubo casos de bebés robados hasta el 87.

    La idea que tienes que hacerte es que no hay un pueblo de España donde no hubiera una represión, ni hay un crimen que te puedas imaginar que no hubiera cometido la dictadura franquista, súmale a esto el expolio de la gente. De hecho el dictador se apropió de un palacio, fue capaz de robar estatuas del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago.

    Franco se apropió de inmuebles en todo el Estado, que hoy tienen su familia. El mismo dictador tiene un monumento faraónico donde está enterrado junto a 30.000 desaparecidos de la dictadura, la gran mayoría de ellos republicanos, asesinados por él. Es un monumento que es una ignominia y una ofensa para las víctimas. Él sigue enterrado en ese sepulcro faraónico.

    ¿Cuál fue el período de mayor represión?

  •  Digamos que hubo represión durante todo el franquismo desde la Guerra Civil, pero inmediatamente a esta hay una resistencia armada que llega hasta el 56. Incluso hasta el 62- 63, son las últimas ejecuciones de gente relacionada con la Guerra Civil, o con esa resistencia.

    En el 64 mismo hay el primer muerto en Euskal Herria (País Vasco NdR) y a partir de ahí empieza lo que se ha venido en denominar el tardofranquismo o franquismo tardío, la fase final, que por una serie de características sociológicas hay una nueva generación. El franquismo pone en marcha nuevos tribunales de orden público y aparecen nuevas luchas estudiantiles y en el movimiento obrero. En concreto hay un impulso de la lucha por la liberación de las nacionalidades, en particular de Euskadi.

    La competencia de los tribunales federales argentinos para conocer en los delitos de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, cualquiera sea el lugar donde hayan sido perpetrados, los que asimismo son imprescriptible, se debe a la jurisdicción universal que rige en Argentina en virtud de lo establecido por la vigente Constitución de 1994.







    Temas relacionados

    Estado español   /    Franquismo   /    Myriam Bregman   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Internacional   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO