Mundo Obrero

DISCRIMINACIÓN

Racismo PRO: inauguran un "centro" de detención para inmigrantes

El gobierno inauguró el primer Centro de Detención para Inmigrantes en la calle Colmo de la Ciudad de Buenos Aires.

Miércoles 7 de septiembre de 2016 | Edición del día

Como si faltaran ataques y medidas contra los trabajadores y el pueblo pobre en todo el país, el pasado 1 de septiembre, el macrismo puso en marcha un Centro de Detención para Inmigrantes. El mismo está a cargo de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y la Policía Federal de Eugenio Burzaco.

En un comunicado, la Dirección de Migraciones establece que se retendrán allí a las personas que hayan cometido “infracciones a la Ley de Migraciones vinculadas con el ingreso ilegal al territorio o dictámenes judiciales, previo a su expulsión del territorio”.

El "Centro" está ubicado en un inmueble entregado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (ubicado en Pasaje Colmo 3860) destinado “de manera exclusiva al alojamiento de las personas infractoras de la Ley 25.871 y su normativa complementaria”.

Organismos de DDHH, nacionales e internacionales, advirtieron que la medida criminaliza a los migrantes ya que representa una “privación de la libertad” a raíz de “detenciones por infracciones administrativas”.

En una entrevista concedida a Política Argentina, la abogada Agostina Hernández Bologna, investigadora del Programa Migración y Asilo del Centro de Justicia y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Lanús, señaló: "Van a detener a una persona que no cometió un delito regulado en el Código Penal sino que es una infracción equiparable a cualquier otra: tener la licencia de conducir vencida o cruzar en rojo”.

Un Centro hecho a imagen y semejanza de Cambiemos

No debería sorprender que un "Centro" de estas características haya sido creado por Cambiemos. Como venimos dando cuenta en La Izquierda Diario, el gobierno de los CEOs expresa a cada paso su desprecio por los trabajadores de todas las nacionalidades. El mismo presidente Mauricio Macri, tiene varios antecedentes en este sentido.

A cargo de este Centro de Detención está la actual Ministra de Seguridad Patricia Bullrich. A ella, tampoco le faltan antecedentes. En julio de 2001, cuando era ministra de Trabajo del gobierno de De la Rúa, defendió a capa y espada el recorte del 13% en las jubilaciones y en los sueldos de los empleados públicos. En ese momento, advertía a cualquiera que se opusiera a las políticas de ajuste: “Si cortan rutas, el gobierno va a tener que actuar”. Y actuó.

Cuando De la Rúa se tuvo que ir de La Casa Rosada en helicóptero, en las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, dejó casi un 30% de desocupación y un saldo más de 35 muertos por la represión, varios de ellos jóvenes y menores de edad.

Nada cambió Patricia desde aquel momento. Todos vimos cómo reprimió a los trabajadores de Cresta Roja cuando peleaban por sus puestos de trabajo apenas asumió como Ministra de Seguridad; y cómo siguió con otras represiones como a los jubilados que cortaban el Puente Pueyrredón el 16 de agosto pasado, cuando reclamaban un 30% aumento de emergencia sobre las míseras jubilaciones mínimas de $4.959.

Bullrich va a dirigir este Centro y la Policía Federal será la encargada del traslado y custodia de las personas detenidas. A cargo de las cuatro fuerzas federales (Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria) está Eugenio Burzaco, también de frondosos antecedentes.

Fue asesor de seguridad del exgobernador neuquino, Jorge Sobisch, el responsable político del asesinato del docente Carlos Fuentealba. Además presidió la Fundación PensAR junto a “colaboradores” como Julio Cirino, ex agente de Inteligencia del Batallón 601, célebre por los secuestros de detenidos-desaparecidos durante la dictadura. Y, durante el gobierno de la Alianza, integró la SIDE cuando ésta utilizó los servicios de la Banelco para comprar voluntades y sancionar la Reforma Laboral.

El kirchnerismo no tiene nada que envidiarles

Aunque el macrismo "innova" con este primer Centro de Detención para inmigrantes del país, el kirchnerismo nada tiene que envidiarle.

Durante el año 2014, mientras se aprobaba en el Senado Nacional la Reforma al Código Penal, Berni reprimía en la Panamericana a los trabajadores de Lear. Estos luchaban contra los despidos mientras el Secretario de Seguridad infiltraba sus protestas con agentes y caranchos, para garantizarle a la multinacional norteamericana seguir incumpliendo la ley y los fallos judiciales.

Uno de los artículos de esa Reforma abre la posibilidad de expulsar del país a los “extranjeros que cometen delitos” e impedirles que vuelvan hasta por quince años. Claro que no todos los extranjeros son iguales. Como denunciaban los trabajadores en ese momento: "Cristina Kirchner y Sergio Berni, quieren criminalizar a los inmigrantes que vienen en busca de un trabajo, pero a las multinacionales las dejaban violar la ley, incumplir lo que les decía la justicia, mientras dejaban familias en la calle".

Centros de Detención y Centros de Explotación

La esposa del presidente Mauricio Macri, Juliana Awada, fue denunciada penalmente por sus talleres clandestinos que son verdaderos "Centros" de Explotación y trata de personas, en su gran mayoría de inmigrantes.

En un taller donde se producía para Cheeky, marca que ella dirige, eran superexplotados trece costureros de origen boliviano, varios de ellos en situación migratoria irregular o sea sin documentación, en extenuantes jornadas de 7 a 22 hs., por la miserable suma de $1.800 por mes.

Si bien se inspeccionaron varios talleres donde era evidente el estado de esclavitud de los trabajadores, el ex Juez Federal Guillermo Montenegro (y ex ministro de Seguridad de Mauricio Macri) sobreseyó a la firma que, por la ley de trabajo a domicilio, es solidariamente responsable de los talleres donde manda a confeccionar sus prendas.

Discriminación en primera persona.

Los trabajadores nativos e inmigrantes movemos el mundo.

Dora, inmigrante, mujer, desde hace más de 40 años vive en Argentina dedicándose durante años al trabajo doméstico. Junto con su hijo, militante del PTS en el Frente de Izquierda, nos cuenta del maltrato de los patrones y cómo ve que se agrava la situación de los inmigrantes con las políticas de este gobierno:

"La creación del Centro de Detención es el colmo, la criminalizan al inmigrante, precarizando, despidiendo y ahora expulsando. La verdad, que es lamentable considerando que en el preámbulo de la propia Constitución Argentina está el derecho a que vengamos a esta tierra".

Para terminar, agrega: "Mi protesta es que vienen los inmigrantes con plata y son bienvenidos. Mauricio Macri es hijo y nieto de inmigrantes que vinieron a ‘hacerse la América’. Pero a los pobres, a los de los países hermanos se nos persigue y quiere encarcelar. Sería bueno que los trabajadores nativos e inmigrantes nos juntemos para enfrentar este manoseo porque somos los que movemos la producción y el consumo. ¡Los que movemos el mundo…!".







Temas relacionados

Cambiemos   /    Juliana Awada   /    Patricia Bullrich   /    Macrismo   /    Policía Federal   /    Mauricio Macri   /    Xenofobia   /    Discriminación   /    Inmigrantes   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO