Internacional

INTERNACIONAL

Rebelión obrera paraliza las plantas de Renault, Fiat y Ford en Turquía

Los directivos de Renault anunciaron un acuerdo con los trabajadores huelguistas el miércoles 27 de mayo, el mismo incluye el pago inmediato de 1000 liras turcas (350 euros) y la revisión del aumento salarial por el que los trabajadores habían realizado la huelga. Luego de casi dos semanas de una huelga que sacudió la industria automotriz turca, la patronal tuvo que reconocer el reclamo de los trabajadores al tiempo que aceptó incluir en la negociación paritaria a otros sindicatos quitando la exclusividad a la burocracia del Türk Metal.

Diego Sacchi

@sac_diego

Jueves 28 de mayo de 2015 | 00:05

Los trabajadores de la fábrica Renault iniciaron el movimiento huelguístico la noche del jueves 14 de mayo. El viernes, 1500 trabajadores del turno mañana se negaron a ingresar a trabajar, concentrándose en los portones de la fábrica para protestar y apoyar a sus compañeros. Ese día también se sumaron los trabajadores de FIAT (un Joint Venture entre la italiana FIAT y el holding turco, Koc ) y varias empresas autopartistas como Çoskunöz.

El movimiento rápidamente se propagó y se transformó en una gran huelga regional, con varios miles de trabajadores parando las fábricas automotrices de Bursa, al noroeste de Turquía.

Luego se sumaron dos fábricas operadas por Ford en la localidad de Kocaeli. Los trabajadores salieron a la huelga en solidaridad con los operarios de Fiat y Renault. La gerencia de la Ford informó que debido a una falta de suministros, causada por esas huelgas, no se podía producir.

Piquetes, manifestaciones y solidaridad obrera y popular

Desde el jueves 14 de mayo los trabajadores están protestando frente a las puertas de las fábricas, acompañados por familiares y grupos solidarios. Algunos trabajadores se quedan durante las noches en campamentos improvisados al lado de los portones.

En muchos videos puede verse a los trabajadores de un turno y otro saludarse con cánticos y darse ánimos desde ambos lados de los portones de entrada, los días de comienzo de la huelga. Así podía verse la fuerza con que comenzaba la huelga en FIAT, donde los trabajadores se contestan con cánticos desde afuera y adentro.

Un movimiento anti burocrático y anti patronal

Entre los trabajadores hay mucho descontento con las patronales y con los sindicatos mayoritarios del sector, que firmaron acuerdos desfavorables en medio de un clima inflacionario. El mismo sindicato que firmó un aumento del 60% en otra planta, aceptó un acuerdo mucho peor en Renault.

Por eso los trabajadores gritan consignas contra las patronales y el sindicato del Metal, (Türk Metal), al cual muchos afiliados habían renunciado. La desafiliación colectiva al sindicato Türk Metal comenzaron masivamente el 5 de mayo y ese mismo día los trabajadores recibieron agresiones con palos por parte de la burocracia.







Temas relacionados

Ford   /    Renault   /    FIAT   /    Turquía   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO