Deportes

TENIS

Roland Garros: balance positivo y los resurgimientos de Delpo y Schwartzman

Analizamos el papel de los tenistas argentinos en el prestigioso torneo de polvo de ladrillo: consolidación de Schwartzman y recuperación de Del Potro que marcan saldo muy favorable.

Sebastián Parnes

@SebaParnes

Sábado 9 de junio | Edición del día

Empezó el torneo más lindo para todos los argentinos, aquel en el que se han escrito las historias más bellas: desde Trungelliti viajando de Barcelona a Paris para poder firmar una planilla y poder jugar -y después ganar- a la primera victoria de Andreozzi en Grand Slams. Pero la historia se sigue escribiendo.

En este Roland Garros 2018, lo primero destacable de todo para el tenis argentino es el papel del “Peque” Schwartzman, que llegaba al torneo más importante en polvo de ladrillo después de tener unos altercados y problemas tenísticos con rivales menores en torneos de menor jerarquía. Sin embargo, “el Peque” ostentaba por entonces el mejor ranking de su carrera. Llegó a Roland Garros con responsabilidades en lo tenístico que posteriormente se convirtieron en consolidaciones. Podemos decir que Diego nos dio más de lo que merecíamos. De sus victorias muy cómodas, sin perder un set, contra Hemery, Pavlasek y Coric, a levantar 2 sets abajo en un partidazo contra el sudafricano Kevin Anderson (que encima sacó para partido en dos ocasiones distintas).

El enorme Peque, construyó en ese partido su consolidación como tenista y su repaso de esta gira en arcilla: de un arranque malo a un momento de esplendor, llegando a su final perdiendo contra Rafael Nadal en cuartos de final, ganándole un set (el primero desde 2015) y estar quiebre arriba cuando la lluvia suspendió el partido al otro día... en donde Nadal revivió. Sabemos todos que perder con el español en Roland Garros es casi seguro, pero si hay que elegir cómo perder es de la manera de Schwartzman. El Peque ha consolidado su carrera tenística. Será puesto 11 desde el lunes.

Sabemos todos que perder con el español en Roland Garros es casi seguro, pero si hay que elegir cómo perder es de la manera de Schwartzman.

Pero el amigo Schwartzman no es el único que revivió y se reconstruyó en este Roland Garros; también lo fue -cuando no- Juan Martín Del Potro, que también como el Peque llegó a Roland Garros con más dudas que certezas: no sabía si lo jugaba o si se dedicaba directamente a la temporada de césped. Estas sensaciones y rumores previos se hicieron aún más fuertes cuando “Delpo” perdió el primer set por 6-1 vs Nicolas Mahut, pero cuando al tandilense se lo subestima, él revive… levantó el partido y se lo terminó llevando 1-6 6-1 6-2 6-4. Juan Martín no volvería a perder un set hasta el partido contra Marin Cilic, en dónde también lo ganó de menor a mayor. Finalmente cayó en semis ante el dueño del torneo, Rafael Nadal. Fue un partido en el que el mallorquín ganó por demolición luego de un primer set muy disputado en el que Del Potro tuvo sus chances pero se quedó sin energías. A partir del lunes Delpo volverá a su mejor posición histórica, el 4° del mundo. Cada vez que llegó a dicha posición las muñecas frenaron su escalada, ojalá esta vez cambie la historia.

Del Potro y Schwartzman son dos ejemplos del tenis argentino en Roland Garros, siempre con vaivenes pero en escala positiva. Un argentino escribe historias en Roland Garros, es su destino natural.

Para seguir el día a día del tenis argentino, seguí la cuenta de Twitter @Argentenistas (Todo Tenis Argentino).







Temas relacionados

Diego Schwartzman   /    Roland Garros   /    ATP   /    Rafael Nadal   /    Juan Martín Del Potro   /    Tenis   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO