Internacional

ELECCIONES RUMANIA

Rumania elige a su presidente entre acusaciones de corrupción y espionaje

Klaus Iohannis ha ganado las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Rumania, al obtener el 54,66 % de los votos frente al 45,33 % de su rival, el socialdemócrata y primer ministro, Victor Ponta, según los primeros resultados oficiales publicados el día lunes.

Martes 18 de noviembre de 2014 | Edición del día

Tras depositar su voto en su colegio electoral, Ponta señaló que ha votado por "una Rumanía unida", mientras Iohannis pidió el voto por "una Rumanía próspera".

El triunfo de Iohannis está inmerso en graves acusaciones de corrupción. El liberal Klaus Iohannis está a la espera de una resolución judicial que dictamine si violó la normativa sobre incompatibilidad de cargos públicos cuando, en su época como alcalde de Sibiu, fue al mismo tiempo presidente de la empresa municipal de gestión del agua, en cuyo caso quedaría inhabilitado para ejercer como presidente.

Sin embargo, Iohannis, un rumano de origen alemán que fue respaldado por una alianza de dos partidos de centroderecha, denominada Alianza Cristiano Liberal (ACL), convirtió su desventaja de 10 puntos porcentuales en la primera vuelta en una victoria en el balotaje. Si la Justicia no lo impide, Iohannis se convertirá en el cuarto presidente electo de Rumanía, en sustitución de Traian Basescu, y ejercerá su cargo durante los próximos cinco años.

El primer ministro Victor Ponta, semanas antes de las elecciones, lideraba los pronósticos después de la primera vuelta por encima del candidatos Klaus Iohannis. Por su parte, a pesar de la derrota, Ponta, de 42 años y que ha gobernado desde 2012, descartó renunciar como primer ministro y dijo que su alianza social demócrata seguirá en el poder hasta las elecciones parlamentarias del 2016.

La participación en las elecciones ha sido elevada, siendo un 63,96 % de la población con derecho a voto la que participó ayer en esta segunda y definitiva vuelta electoral, una cifra elevada si se considera los elevados índices de abstención que se suelen registrar en el país. También se formaron largas colas en los centros electorales extranjeros, embajadas o consulados en Europa.

Miles de personas se lanzaron el domingo en la noche a calles de Bucarest y otras ciudades para expresar su descontento con el Gobierno de Ponta y exigir su renuncia.

Fuentes: EFE, REUTERS







Temas relacionados

Klaus Iohannis   /    Rumania   /    Elecciones Rumania   /    Corrupción   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO