Mundo Obrero

SALUD PÚBLICA

San Fernando: trabajadoras de la salud apoyan la lucha de los residentes

Este lunes residentes y concurrentes del hospital Petrona V de Cordero reunidos en asamblea se solidarizaron con sus colegas de la Ciudad de Buenos Aires-

Miércoles 4 de diciembre de 2019 | 10:06

Cirujanos, anestesiólogos, kinesiólogos, obstetras, ginecólogos, trabajadores de diagnóstico por imágenes, trabajadores sociales, y demás especialidades, confluyeron en el hall central del hospital para solidarizarse con los profesionales de CABA en lucha contra los planes de ajuste de Larreta. Denunciaron la muy precaria situación en la que tienen que trabajar, como sucede también en la provincia de Buenos Aires.

Los residentes son en su gran mayoría jóvenes, cumplen con extenuantes jornadas en los distintos hospitales, llegando a las 30 horas de guardias. Los concurrentes lo hacen sin cobrar un peso por un contrato de 20 horas semanales teniendo que estar en la búsqueda de otro trabajo que les permita subsistir.

Te puede interesar: “Estuve de guardia 30 horas decorrido y sin dormir. ¿Querés qué te atienda?”

La realidad de los hospitales hoy es una sola, en el marco de las condiciones en las que trabajan los profesionales de la salud y las que también recaen sobre las espaldas de los pacientes. Las condiciones edilicias evidencian la desinversión absoluta por parte de las distintas gestiones, con servicios colapsados, faltantes de vacunas, medicación e insumos básicos para el trabajo diario. Es la postal diaria de un sistema de salud francamente devastado.

Los usuarios no tienen mejor suerte. Interminables filas desde muy temprano para conseguir un turno. Sin turnos, las salas de espera colmadas rogándole a la paciencia atención médica, sin camas disponibles si el paciente necesita internación.

La situación en la Ciudad

La “ley Larreta” llega al recinto por la aprobación en Comisión de Salud del oficialismo, del Partido Socialista y el FPV. La misma, busca regular la actividad de residentes y recurrentes, propone un “máximo de trabajo de hasta 64 horas semanales que perpetúan un régimen laboral de explotación superando cualquier convenio colectivo e incluso las recomendaciones de la OMS en materia de salud laboral”.

La Ley 2828 aprobada por el PRO es una clara reforma laboral en la que desliga la actualización salarial de residentes respecto de los médicos de planta y mantiene la figura del concurrente como trabajo “ad-honorem”. No contaría con obra social, ni aportes jubilatorios, ni ART. Tal como dice la carta que fue entregada a Larreta y a la Ministra de Salud, Bou Pérez.

Votada de manera express y a espaldas de la oposición -a quienes la Policía les impidió el ingreso a sus bancas en medio de una escandalosa represión en las puertas de la Legislatura porteña-. Tuvo como respuesta inmediata un paro de actividades en guardias durante el fin de semana, asambleas permanentes y una enorme movilización en el centro porteño en repudio a la aprobación de la ley de “Régimen de residencias y concurrencias de equipos de salud y apoyo a equipos de salud del GCABA”.

Apenas arrancado el lunes, nuevamente miles de residentes y concurrentes se movilizaron hacia una sede de la Jefatura de Gobierno porteño, donde varios diputados de la ciudad presentaron un escrito pidiendo la impugnación de la ley Nro. 2828 y la exigencia de que la misma no se promulgue.

Te puede interesar: Quince días de rebelión de residentes y concurrentes de la Salud

La transición no es tan calma

Es claro el objetivo de esta ley. Busca flexibilizar la salud y a los trabajadores. El reclamo parte del pase a planta de todos, a igual trabajo igual salario, son dos consignas por las que también dan pelea estos trabajadores y trabajadoras. Tal como bregan sus carteles: “La concurrencia no es un postgrado, es trabajo impago”.
El conjunto de las y los trabajadores de la salud son quienes sostienen los hospitales, brindando atención a miles de familias que recurren al servicio público y los centros de salud, tras haberse profundizado las políticas de ajuste en manos del Fondo Monetario.

Nada nuevo frente al grado de precarización y mercantilización de la salud expresada en los años 90, situación que ningún gobierno tuvo la voluntad política de resolver. Estos mismos profesionales vienen siendo protagonistas de importantes luchas, como el año pasado cuando la “marea blanca” de enfermería e instrumentadores quirúrgicos rechazaron la reforma impulsada por Larreta. También lo hicieron este año los residentes de Nación, luego de estar más de 3 meses sin cobrar.







Temas relacionados

Residentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO