Mundo Obrero Chile

HUELGA ESCONDIDA

Se cumple el primer plazo legal en Escondida

15 días cumple hoy la huelga en minera Escondida, 15 días marcados por la intransigencia de la empresa y la convicción de los trabajadores.

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario. Médico

Viernes 24 de febrero de 2017 | Edición del día

La importarte huelga en la cuprífera privada, cumple este viernes los 15 días legales estipulados por el Código Laboral. En estos días los trabajadores han mantenido un organizado campamento en la entrada al mineral, espacio que se ha convertido en una verdadera fortaleza de los obreros frente a los ataques de empresarios y el gobierno.

Unidos contra los mineros

Alrededor de la huelga se ha forjado una importante alianza, que agrupa al Consejo Minero, los medios de comunicación tradicionales y al que se sumó últimamente el gobierno de la Nueva Mayoría.

La patronal australiana de BHP Billiton, ha mostrado una completa intransigencia con la huelga (como detallamos en nuestro medio hace unos días), primero rechazando las demandas de los trabajadores en los buenos oficios, luego cancelando unilateralmente la mesa de negociación organizada por la Dirección del Trabajo y finalmente planteando la negativa al pliego levantado por los mineros en la segunda mesa de negociación. A esto debemos sumar las acusaciones de la empresa contra el sindicato, acusando de perjudicar los servicios mínimos para la mantención de la mina, incluso insinuando que fueron responsable del incendio producido en el campamento de contratistas dentro del yacimiento.

A la seguidilla de BHP va el Consejo Minero, organización que agrupa a los empresarios de la minería privada. Ellos plantearon, en entrevista El Mercurio, que vienen siguiendo directamente la negociación en Escondida debido a que se configura como un antecedente para las próximas negociaciones colecticas que enfrentara la minería. Buscan que el piso de negociación sea mínimo, aludiendo a los cambios en el mercado internacional. Desde el sindicato hasta el gobierno, tuvieron que pedir la no intromisión de este organismo en el conflicto.

Del mismo modo, los medios de comunicación han llevado adelante una campaña contra los huelguistas. Intentado dejar a estos como intransigentes ante la opinión pública, sin evidenciar el rol que está cumpliendo BHP y el Consejo Minero.

Por último el gobierno de Bachelet, a través del Ministro de Hacienda, se sumó a la caravana contra los mineros. El ministro Valdés anuncio que la huelga tendría efectos negativos en el IMACEC y por tanto en el crecimiento económico del país. Dichos que fueron cuestionados por diversos economistas, quienes denunciaron estas palabras como una forma de deslegitimar la lucha de los trabajadores, ya que el IMACEC presenta signos de recesión hace por lo menos 3 años.

Pasar de la resistencia a la ofensiva

Frente a esta alianza anti obrera, los mineros han mantenido con gran disciplina y convicción el campamento. Cumpliendo turnos para defender la huelga, sosteniendo al campamento y sus distintos servicios para los huelguistas. Este campamento se ha transformado en una fortaleza amurallada, situada a 2 horas de la capital regional.

Mientras el sindicato y sus afiliados mantienen el acampe, distinta muestras de solidaridad se tejen alrededor de la huelga. Es que la preocupación del Consejo Minera es una esperanza para miles de trabajadores, quienes ven en la organización y resultados de esta huelga, la tendencia para sus propios procesos de negociación colectiva. Intereses que no están solo en la minería, sino también dentro de la industria, como sucede en las huelgas de Molyb y Molynor.

Así como los empresarios y sus agentes se unen contra la huelga, levantando una activa campaña, los trabajadores no podemos quedar atrás. La importante resistencia mostrada por el sindicato en estos 15 días debe pasar a una nueva fase, organizando la ofensiva y buscando la unidad con otros sindicatos, un gran frente único obrero que pueda romper la alianza empresarial. Unidad en la que los trabajadores de base deben ser protagonistas, discutiendo con sus pares, organizando piquetes y acciones, llevando la lucha desde la mina al centro político de la región de Antofagasta, recuperando las mejores lecciones de la huelga del 2007.

Este proceso no puede esperar a los 30 días, esa es la estrategia de la empresa para desgastar la lucha. La batalla por el triunfo se juega hoy.







Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /    Antofagasta   /    Escondida   /    Minería   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO