Economía

SIGUE EL SAQUEO

Sigue el saqueo: el FMI aprobó la entrega del quinto desembolso por U$S 5.400 millones

El Directorio del FMI oficializó la entrega del quinto desembolso del préstamo Stand By. Los fondos liberados con exigencias de mayor ajuste, estarán disponibles la semana próxima.

Viernes 12 de julio | 23:10

Este viernes, tras finalizar la reunión del Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, su presidente interino, David Lipton, confirmó que concluyó favorablemente la cuarta revisión de metas y evolución de la economía argentina.

En un comunicado emitido desde el organismo informaron que “la conclusión de la revisión permite a las autoridades girar DEG, 3.900 millones, aproximadamente, U$S 5.400 millones".

La confirmación del quinto desembolso del Stand By había sido adelantado por Christine Lagarde a Nicolás Dujovne, en la última reunión del G20. En la misma sintonía que su predecesora, Lipton afirmó que "el gobierno argentino ha demostrado constantemente su compromiso con la disciplina fiscal y ha superado ampliamente las metas fiscales fijadas para marzo y junio".

Invertir las prioridades: plata para salud, educación y trabajo

Hasta el momento el FMI liberó fondos por alrededor de U$S 44.400 millones. Esos miles de millones no fueron destinados a financiar aumentos en las partidas de salud, ni a la construcción de escuelas ni a subir las jubilaciones mínimas de miseria. Muy por el contrario, fueron la garantía del pago de la deuda pública y de los negociados de los grandes especuladores, que fugaron dólares a más no poder.

El acuerdo con el organismo internacional tiene como contraparte un brutal ajuste económico que viene dañando la economía. La situación golpea con mayor fuerza sobre los sectores más empobrecidos. A un año del acuerdo con el Fondo los principales indicadores se hundieron y arrastraron a gran parte de la población hacia la pobreza y el desempleo.

Podés ver: [Video] Un año de FMI en Argentina: por este camino nos hundimos hasta el Fondo

Dando cuenta de esta realidad y presionados por la campaña electoral, desde el Gobierno pidieron al FMI ampliar las partidas del gasto social. Lipton reconoció que "las autoridades también han solicitado al FMI que respalde una ampliación del tope mínimo del gasto social a fin de incluir programas de asistencia focalizados en adultos sin niños y en madres trabajadoras con bajos ingresos. Estos esfuerzos encomiables ampliarán la cobertura de la red de protección social y ayudarán a mejorar la igualdad de género".

Te puede interesar: Espejismos y engaños de una economía en modo electoral

En cada desembolso del FMI se profundiza el saqueo, a medida en que esos fondos se van en más de un 50 % en financiar la fuga de capitales de los especuladores o en pagar deuda previa.

Lipton, en igual sintonía que Lagarde, pide a cambio continuar con el ajuste fiscal y avanzar en la implementación de las contrarreformas. No son las suyas las únicas voces que lo hacen.

Esta semana empresarios locales avalados por las autoridades pidieron con fuerza la aplicación de una reforma laboral que flexibilice los contratos y permita despedir con mayor “facilidad” y sin “costos”. Ese es el programa del FMI, del gobierno y de los empresarios nacionales.

Las necesidades de la población pobre y trabajadora no pueden estar por debajo de los intereses del FMI y los grandes especuladores. Hay que invertir las prioridades, dejando de pagar la usuraria deuda externa a costa de hundir el país.

Podés leer: La calma que antecede al huracán: la patota empresarial al ataque







Temas relacionados

Nicolás Dujovne   /    Deuda   /    Pobreza   /    Christine Lagarde   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO