Política

FUEGO CRUZADO JUDICIAL

Supermiércoles en Comodoro Py: declararon Cristina, Lázaro y Pérez Corradi

Ayer el centro de la escena estuvo ocupado por lo sucedido en los tribunales federales, donde se presentaron pesos pesados de las causas por corrupción en Argentina.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Jueves 7 de julio de 2016 | Edición del día

La jornada de ayer fue intensa en los tribunales federales de Retiro. A lo largo del día se presentaron a declarar tres de las personas de las que más se habla en estos tiempos a nivel judicial: Cristina Fernández de Kirchner, Lázaro Báez e Ibar Pérez Corradi. El súper miércoles judicial, como trascendió en las redes sociales la maratón de declaraciones ante la justicia de ayer, continuará en los próximos días.

Cristina y Lázaro

Báez estaba citado a las 10 de la mañana por el juez Sebastián Casanello en su despecho de los tribunales Federales de Comodoro Py. El empresario acusado por lavado de dinero se negó a declarar y presentó un escrito de siete páginas en el que niega los hechos que se le imputan y asegura que no existen pruebas que sustenten la imputación. El escrito desliza sospechas contra el juez Casanello y Cristina Fernández de Kirchner, dado que recientemente Báez había sostenido que le constaba que la ex presidenta y el juez habían tenido una reunión en Olivos.

También señala que la citación a declarar de sus hijos puede tratarse de “un mensaje disciplinante” hacia su persona. Leandro, Martín y Melina Báez se presentaron ante la justicia el martes y se negaron a declarar. También por escrito, aseguraron ante Casanello no tener cuentas en Suiza. Otra de sus hijas, Luciana Báez, está citada a declarar hoy.

Báez y Cristina se hubiesen cruzado en Comodoro Py de no ser por un escrito que presentó el abogado de esta última para solicitar que la cita se aplazara tres horas, con el argumento de que la expresidenta tenía turno con el médico.

A las 13 finalmente Cristina se notificó en los Tribunales, donde se tramita la causa por la venta del dólar futuro, para acudir a la citación del juez Claudio Bonadío. La audiencia terminó pasadas las 13:15. En esta instancia el juez definió la inhibición de los bienes de la exmandataria.

“Todo el tiempo que estuve no fue por la notificación, fue por la denuncia que también efectué a Bonadío y a la señora Stolbizer por motivo de una falsa denuncia en mi contra”, afirmó al expresidenta. Con respecto a Margarita Stolbizer, Cristina aseguró que tiene “una causa por tráfico de información contra la diputada, porque traficaban (Stolbizer y el juez) información para
realizar denuncias”.

Contrastes

La postal del día habla por sí misma. La primera vez que se presentó ante el juez, el 13 de abril, miles y miles de militantes fueron ansiosos a su reencuentro, para ver y oír de nuevo a la jefa. Aquella citación a indagatoria se había transformado en un gran acto político desde el que la expresidenta lanzó la propuesta del Frente Ciudadano. Esa fue la primera aparición pública luego de que asumiera el gobierno Cambiemos.

Ayer, crisis de José López mediante y luego de las cartas vía redes sociales de la presidenta intentando desligarse de los hechos, apenas unos mil militantes se acercaron a “bancar a la jefa”.

Luego de su paso por Comodoro Py, Cristina Fernández se dirigió a Amenábar 23, en el barrio porteño de Palermo, donde funcionan el diario Tiempo Argentino y Radio América. Si bien la expresidenta se acercó a los trabajadores para manifestarles su “estricta solidaridad”; ante el ataque sufrido por la patota del empresario Martínez Rojas, los trabajadores de la cooperativa “Por más Tiempo”; le plantearon críticas.

Centralmente, señalaron cuestionamientos hacia Sergio Szpolski, expropietario de los medios en cuestión, a quien indican como el principal responsable de su actual situación. Szpolski había sido candidato a intendente de Tigre por el Frente para la Victoria y fue altamente beneficiado por la pauta oficial durante el período kichnerista.

Pérez Corradi

Por su parte, Ibar Pérez Corradi compareció en el edificio Centinela de la Gendarmería, para declarar ante la jueza federal María Servini de Cubría. El acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez contestó todas las preguntas que le hizo la jueza y se espera que declare nuevamente hoy y el lunes.

El exempresario farmacéutico fue detenido en Paraguay hace 16 días luego de permanecer prófugo tres años. También es acusado de lavado de dinero y tiene pedido de extradición de Estados Unidos por otra causa.

Finalmente llegó el martes a Buenos Aires para ser indagado en la causa y se encuentra detenido en el edificio Centinela. Lo más sobresaliente de su declaración es que señaló el nombre y apellido de “La Morsa”, apodo que aparece en el expediente identificando a quien sería el cerebro máximo responsable del tráfico de efedrina en Argentina. Según afirmó Pérez Corradi, el fallecido Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen, le habría dicho que “La Morsa” era nada menos que Aníbal Fernández, el exjefe de Gabinete de Cristina Fernández.

Pérez Corradi declaró ser “totalmente inocente”. Y según sus defensores aportó elementos de prueba sobre el tráfico ilegal de efedrina.

El súper miércoles dejó bastante tela para cortar y varios rumores judiciales. La saga de jornadas de acción y enredos no parece tener, por el momento, un final cercano. Mientras tanto, el pueblo trabajador sigue mirando por televisión el fuego cruzado de una casta política y un empresariado hundidos por igual en el mismo lodo.







Temas relacionados

Ibar Pérez Corradi   /    Dólar futuro   /    Lázaro Báez   /    Aníbal Fernández   /    Lavado de dinero   /    Comodoro Py   /    Margarita Stolbizer   /    Claudio Bonadio    /    Efedrina   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO