Mundo Obrero

AERONAÚTICOS

Tenemos que parar Latam en defensa de Aerolíneas

A pesar de toda la maraña mediática que busca demonizar a los trabajadores aeronáuticos, las cosas van quedando claras: el gobierno quiere destruir Aerolíneas Argentinas.

Eduardo Lusa Saab

Delegado Latam Argentina

Domingo 25 de noviembre de 2018 | 11:20

Foto: Archivo LID

Como sucede en todo el país la impunidad empresaria aplicada contra los trabajadores es moneda corriente. En el camino de la provocación permanente la patronal gubernamental se negó a cumplir los acuerdos salariales, promoviendo el conflicto para luego suspender y amedrentar a los trabajadores que solo querían defender su salario.

Así las cosas nos encaminamos a una nueva acción gremial de la FAPA para este Lunes 26. Un paro total de actividades en Aerolíneas y Austral. Todo hace suponer que la a intransigencia patronal no le bastara con aquello. Querrán insistir y culpabilizar a los trabajadores por el desguace que los patrones mismos están generando. Prepotencia sin límites, que solo un plan de lucha decidido de TODOS los aeronáuticos podrá derrotar. Es por eso que muchos en LATAM promovemos el paro solidario y unificado en defensa de nuestra línea de bandera.

Aun con el enorme cerco mediático oficialista la verdad sale a la Luz. No hay ninguna “revolución de los aviones”. El mismo Macri tuvo que reconocer que en Argentina solo accede al pasaje aéreo el 4% de la población. Una cifra estanca que las oscuras empresas denominadas Low Cost no han cambiado ni un milímetro.

No estamos ante “un error de cálculo”, no. Nada de eso, en la Argentina de Macri la mayoría de la población no puede viajar en avión porque si apenas puede llegar a fin de mes y para los que ni llegan su destino es un comedor barrial. Para los que deciden luchar y resistir el ajuste, como es por ejemplo el caso de las trabajadoras/es de SIAM, palos y represión.

La matufia del empresariado Low Cost deberá rendir cuentas algún día y todo hace suponer que nos encontraremos con un oscuro (y espurio) andamiaje plagado de incidentes e irregularidades que solo la vista ciega de los “entes de contralor” no quieren ver. Veremos. Por lo pronto las publicidades anti obreras y provocativas de Flybondi dan cuenta de la zona liberada que les da el gobierno a dicha matufia voladora.

Pero si alguien gana en el juego aerocomercial actual esa es LATAM. Son ellos lo que digitan “ex” CEOs lo vaivenes del negocio. La suerte de la cúpula empresarial no corre igual para sus trabajadores. Luego de la fusión LAN/TAM la compañía se deshizo de un tercio de su personal.

La prepotencia empresaria acecha y la patronal intenta permanente meter cláusulas de productividad aquí y allá. Lo único que no es productivo en LATAM es el bolsillo de los trabajadores. Son justamente los mismos trabajadores quienes en la operación diaria se las tienen que ver con aprietes de gerentes y jefes que buscan atemorizar a la base. LATAM, que dio sus primeros pasos en argentina a fuerza de coimas (reconocidas por la misma empresa) en épocas donde Jaime era Secretario de Transporte la que ahora tiene las de ganar en la “competencia” del bajo costo. El desaguace de Aerolíneas es lo que espera LATAM para dar una estocada definitiva a los cielos argentinos.

Es por todo esto que la solidaridad que nuestras compañeras y compañeros de Aerolíneas no puede ni debe ser u slogan vacío de contenido o peor aún, vacío de acción directa. Como trabajadores de LATAM estamos promoviendo una campaña en defensa de Aerolíneas Argentinas. Lo hacemos bajo la profunda convicción y con la perspectiva de poner en pie una línea de bandera fuerte y vigorosa que este controlada por los trabajadores y usuarios.

Estamos convencidos que para que todos puedan volar en nuestro país hace falta una Línea aérea de bandera, que sea estatal y publica (y no como es hoy una Sociedad anónima). Esta es la única manera de generar pasajes accesibles para las grandes mayorías populares. Es por todo esto que desde nuestro lugar llamamos a parar en LATAM en solidaridad con Aerolíneas. Opinamos que todas las empresas deberían seguir el mismo camino: Intercargo, Andes, Aeropuertos 2000, controladores. Si aquellos sucediera serian de la partida los miles de trabajadores aeronáuticos tercerizados que han dada muestra de combatividad y dejaran más claro que el agua que en los aeropuertos no hay ningún privilegiado.

Las patronales y el gobierno han tirado sus cartas. Llego la hora de que jueguen la suya los trabajadores: PARO UNIFICADO DE TODOS LOS AERONAUTICOS.







Temas relacionados

Latam   /    Aeronáuticos   /    Aerolíneas Argentinas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO