Mundo Obrero

FERROCARRIL

Trenes Argentinos: "Nuestro amo juega al esclavo"

La empresa lanzó una campaña bajo la consigna "Me pongo en tu lugar" donde su CEO, Marcelo Orfila, y gerentes de otras líneas simularon ser trabajadores del ferrocarril. Una burla para trabajadores y usuarios que diariamente soportan el ajuste, las malas condiciones laborales y el pésimo servicio.

Sábado 30 de marzo de 2019 | 08:00

Este viernes, Trenes Argentinos lanzó una campaña bajo la consigna "Me pongo en tu lugar", donde el presidente de la empresa, Marcelo Orfila y distintos gerentes de varias lineas simularon realizar tareas que hacemos los trabajadores ferroviarios diariamente.

Esta campaña es una burla a los miles de ferroviarios en actividad y despedidos, a los trabajadores que sufren las malas condiciones laborales y que, a causa de la desidia patronal se cobra vidas como la de Sebastian Carranza recientemente en el Tren Sarmiento. Quieren poner en el mismo lugar a los trabajadores y usuarios que cargamos el ajuste en el ferrocarril, con tarifazos, falta de inversión y pésimos servicio sobre nuestras espaldas, con los gerentes que cobran sueldos que nada tienen que ver con la realidad del conjunto de la clase obrera.

Marcelo Orfila, gerente de Trenes Argentinos, simulando ser trabajador de la empresa
Marcelo Orfila, gerente de Trenes Argentinos, simulando ser trabajador de la empresa

Justamente, los empresarios y CEOs son quienes ajustan cada vez más nuestros bolsillos llevando adelante el plan dictado por el gobierno y el FMI con el consentimiento de los gobernadores y las burocracias sindicales.

Desde la agrupación Naranja Ferroviaria Nacional en el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) repudiamos esta nefasta campaña y llamamos a pelear por un sistema ferroviario que sea administrado por sus trabajadores y usuarios y para ponerlo al servicio del pueblo trabajador y de la juventud.

Quién es Marcelo Orfila, CEO de Trenes Argentinos que gana sueldos siderales y hace negocios para los amigos







Comentarios

DEJAR COMENTARIO