Política

NACIONAL

Un grupo de organizaciones sociales denuncian a Patricia Bullrich por acusarlos de narcos

Días pasados la ministra responsabilizó a los dirigentes de las organizaciones sociales, de ser parte del narcomenudeo en las villas. La respuesta no se hizo esperar y denunciarán a Patricia Bullrich ante el INADI.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Martes 16 de octubre de 2018 | Edición del día

Entre las organizaciones que presentarán una denuncia contra la ministra están Barrios de Pie, CTEP y CCC. El abogado Emiliano Montini -miembro de la Comisión Argentina de Derechos Humanos-, quien representará legalmente a estas organizaciones sociales, sostuvo que la ministra Bullrich "ha efectuado una estigmatización basada en conceptos xenófobos y políticos contra todas aquellas personas que participan de cualquier forma de organización popular en los barrios más pobres de nuestro país, asociándolos en forma lisa y llana como causa y fuente de flagelo del narcotráfico obrante en dichos barriadas".
La ministra de Seguridad había dicho, primero en el programa televisivo de Luis Majul y luego en el diario La Nación que “nosotros desde que asumimos hemos bajado el nivel de venta de droga, de búnkeres, de acopio, de bandas (…). Lo que hemos visto estos años es que la relación entre el narco y los punteros políticos de villa es muy estrecha”. Como dijimos en esta nota, en primer lugar Bullrich juzga a los dirigentes de las organizaciones sociales como punteros barriales y luego los acusa de ser parte de bandas narcos.

Por este motivo en la presentación ante el INADI -firmada por los dirigentes Daniel Menéndez, Gildo Onorato, Juan Carlos Alderete y Esteban Castro-, sostiene "resulta palmario que la Ministra de Seguridad no posee un solo dato objetivo para sostener que las organizaciones sociales de nuestro país estén relacionadas con la venta de drogas en los barrios".

Según estos dirigentes sociales, integrantes de organizaciones como Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la Confederación de Trabajadores de la Economía, "esta burda maniobra va en consonancia con la política oficialista de virar el enojo y la persecución de la sociedad, contra las pobres, los que menos tienen y sobre todo, contra aquellos que nos oponemos a este sistema de saqueo y miseria".

Además de puntualizar el clima de odio que está instalando el Gobierno, agregan que los dichos de Bullrich “no solo resultan xenófobos, y por ende, a todas luces discriminadores, sino que además se encuentran basados en su propio concepto discriminador de aquellos pobres que nos organizamos para luchar por nuestros derechos, olvidando en forma intencional, que esos luchadores sociales organizados que la Ministra hoy pretende ensuciar con el narcomenudeo, son los/as mismos/as que día a día ponen el cuerpo tratando de que nuestros pibes y pibas no caigan en las garras de quienes se llenan los bolsillos a costa de las adicciones ajenas".

El Coordinador Nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, señaló que “los movimientos populares y también la Iglesia llevamos adelante muchas tareas en los barrios humildes para intentar que los pibes y pibas escapen al flagelo de la droga. Tratamos de generar redes de contención a través del trabajo comunitario y cooperativo”.

Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, hija de una aristocrática familia y amante de la mano dura, no oculta su odio de clase. Su cargo de ministra lo ha puesto a disposición de criminalizar la protesta y eso la ha llevado a enfrentarse con la ahora superministra Carolina Stanley, que tiene a su cardo la cartera que distribuye los planes sociales. Bullrich había deslizado alguna crítica contra Stanley por la vigencia de planes sociales que reciben las organizaciones sociales como Barrios de Pie, la CCC, la CTEP, que según la ministra de Seguridad usan ese dinero para organizar listas electorales.

Stanley, muy lejos de ser sospechada de querer fomentar los armados políticos electorales de corrientes piqueteras, lo único que busca es contener la pobreza para que los planes de ajuste del FMI no estallen por los aires producto de estallidos sociales. Después de todo Bullrich y Stanley comparten una misma estrategia, pero por ahora mantienen algunas diferencias sobre qué mecanismos usar para ese objetivo compartido.

La ministra de Seguridad seguirá armando a los uniformados a los que le da vía libre para que persigan a los luchadores y a los sectores populares.

Te puede interesar: No es “guerra contra el narcotráfico”, es persecución: 17.718 detenidos por consumir







Temas relacionados

Patricia Bullrich   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO