Política

MENDOZA

Un presupuesto con techo a las paritarias en Maipú

Este jueves se convirtió en norma el presupuesto 2018 del departamento de Maipú. El único voto en contra fue el del Frente de Izquierda

Paúl Lecea

Estudiante de profesorado, IESFDyT 9-030 Del Bicentenario

Viernes 1ro de septiembre de 2017 | 10:41

“Bermejo primerea al Gobierno con paritarias del 17%”, titulaba hace unos días el diario El Sol, avisando que el gobierno municipal de Alejandro Bermejo, del PJ, se adelantaba en la presentación del proyecto de presupuesto al resto de los departamentos.

El título elegido ilustra el rol que viene jugando el peronismo en tiempos de ajuste: aprovechando la dureza que exhibe Cornejo para con los trabajadores, el intendente peronista no se queda atrás, y mantiene a la mayoría de 1761 empleados que trabajan en la municipalidad con sueldos bien lejos de la canasta básica, hoy valuada en más de $16000.

El incremento en el monto del presupuesto es de 18,75% respecto del año anterior ($1.048.654.000 contra $1.288.020.400), es decir, un crecimiento por debajo de la inflación.

En el plan de obras para el 2018 no se plantea ninguna solución para los miles de maipucinos con problemas habitacionales. Al contrario, se piensa seguir alentando el modelo actual en el que las actividades productivas retroceden frente a la especulación y el negocio inmobiliario, siendo Maipú uno de los departamentos en donde más se puede ver esta tendencia.

Sí se plantea la posibilidad de realizar obras que valúen las propiedades de los empresarios y comerciantes del departamento. Esto ya había sucedido con el parque Industrial ubicado en General Ortega: en esa oportunidad, el municipio vendió los terrenos a precios de regalo ($150 el metro cuadrado) y luego, con dinero del municipio, se financió la obra de conexión eléctrica de 16 millones de pesos para montar el tendido eléctrico desde la estación transformadora hasta el parque empresarial. Este tendido significó un negocio redondo para la empresa de energía eléctrica EDEMSA, que se erigió como propietaria de la obra. Además, se reestructuró la deuda y se quitó intereses a los empresarios que se atrasaron en los planes de pago.

Ahora, desde el municipio se profundiza esta orientación, y las obras atienden a organizarse alrededor el impacto que genera la proliferación de emprendimientos inmobiliarios privados.

Es que el estado siempre defiende el interés de los poderosos, y no el de los trabajadores y sectores populares.

Así, zonas históricamente olvidadas, con altos niveles de concentración de trabajadores pobres, vuelven a ser beneficiadas marginalmente mientras que los sectores económicos más concentrados, como las bodegas o el hotel y el casino de 5 estrellas, además de los barrios privados, vuelven a ser los beneficiarios del diseño de la traza urbana del departamento.

En esto tiene responsabilidad el tanto el estado provincial como el municipio: en el tira y afloje de oficialistas y opositores, amplios sectores de trabajadores siguen viviendo en barrios en donde los servicios se prestan de la peor manera, sin asfalto y sin cloacas. Pero la realidad es más dura que cualquier conjunto de palabras y buenas intenciones que no modifican sustancialmente la situación, como es el caso del Ordenamiento Territorial aprobado recientemente en la legislatura de Mendoza.

Luego de enormes movilizaciones que sacudieron nuestra provincia en contra de los femicidios al grito de #NiUnaMenos, y de iniciativas que presentamos en defensa de los derechos de las mujeres, recién este año se presupuestarán insuficientes 717 mil pesos para combatir las violencia de género en nuestro departamento. Este pequeño avance se da luego de que hayamos logrado sancionar el proyecto de ordenanza que presentamos desde el PTS/FIT, para que las trabajadoras municipales víctimas de violencia puedan acceder a licencias laborales.

Mención aparte merece la política financiera de la municipalidad. Según explicaron desde la Secretaría de Hacienda, el municipio recibe 7 millones mensuales en concepto de rentas financieras. Esto está claramente por fuera de cualquier tipo de oposición al modelo económico actual en el que “la bicicleta” es uno de los negocios más rentables. La imposibilidad del crédito para vivienda u otros que padecen la enorme mayoría de los trabajadores tiene como contra cara un estado que invierte en la bicicleta favoreciéndose de la política de tasas caras e inaccesibles. Toda una “oposición” al neo liberalismo.

El gobierno aumentará el próximo año las tas municipales en torno al 20%, mientras es sabido que el gobierno nacional prepara una nueva ronda de tarifazos para el año próximo, reduciendo aún más los subsidios, pero siguiendo con beneficios para las empresas prestadoras del servicio.

Uno de los puntos más polémicos en cuanto al tratamiento del presupuesto tiene que ver con los salarios de los funcionarios y los concejales, los cuales son votados en el mismo articulado. A cualquier trabajador le parecería insólita la posibilidad de poder legislar su propio salario, cuando los que tienen la “suerte” de recibir los aumentos salariales a través de las paritarias, ya que hay una gran cantidad de trabajadores en negro, tienen que ver cómo los sueldos pierden frente a la inflación, ajustando aún más nuestro nivel de vida. En la realidad paralela de los legisladores, existe la posibilidad de votar su propio sueldo y decidir cuánto se va a ganar.

Por último, en el proyecto de presupuesto no se hace mención a la dura situación de desocupación en la que quedaron la mayoría de los trabajadores de le destilería de alcoholes TARCOL, la que dejó a decenas de familias en la calle, ante la inacción y el desamparo del gobierno municipal.

El justicialismo forzó el tratamiento del proyecto de presupuesto cuando aún no cierra el año económico y este depende en gran parte del descenlace que tenga la disputa electoral de octubre. En su ayuda acudió el bloque de la UCR, que apoya la gestión del intendente justicialista a cambio de mantener cierta convivencia con el gobierno provincial.

Desde el Frente de izquierda denunciamos este co gobierno peronista y radical, a la vez que seguimos peleando desde el concejo y en las calles







Temas relacionados

Alejandro Bermejo   /    Alfredo Cornejo   /    Maipú   /    Ajuste   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO