Mundo Obrero

HOMENAJE A LEONARDO NORNIELLA

Unas palabras para Leo Norniella

Palabras de Mariela Pozzi, delegada telefónica de FOETRA Bs As y militante del PTS.

Sábado 14 de marzo de 2015 | Edición del día

Cómo no reivindicarte si tu angustia duele como propia. Si tu vida es tan tuya como nuestra. Si somos semejantes de las adversidades y las victorias. Y más que semejantes.

De esa “juventud cínica del menemismo” supimos levantar las banderas, asir ideales y ser diferentes al resto. Y más que diferentes.

De Walter Bulacio, del fin de las ideologías, del fin del comunismo. De las huelgas de servicios en Francia, del santiagueñazo, de rebelión en los bordes, de las periferias, el retroceso en orden y no tanto. Sin mails ni celulares. Pura pasión. Y más que pasión.

Levantar las banderas como propias, junto a un puñado de jóvenes. Más que un puñado. No nos conformaban con la apología de la derrota, no nos conformaban con nada, queríamos trascender. Y más que trascender.

Ahí transitamos la crisis del 2000, casi de sorpresa. Tan jóvenes e inexpertos. Pura convicción. Y más que convicción.

Así como muchos nos fogueamos en Brukman, Zanon, los trabajos precarios, sacarse de encima la maldita década de nuestra adolescencia. Hoy miro para atrás y para adelante. Nos veo a todos, pasaron los años, vienen las crisis, los replanteos, llegó la adultez. Y más que adultez.

Corren tiempos nuevos, nuevos aires, esperadas derrotas, futuros triunfos.
Cómo no reivindicarte si tu vida se siente como propia y tu muerte… tu muerte no nos corresponde. Es para otros, para quienes quisieron acobardarnos de jóvenes, para quienes insisten en hacerlo en nuestra madurez. Para ellos la vida no vale nada. Para nosotros es todo. Y más que todo.

Querido Leo, semejante, contemporáneo, igual, compañero. Hagamos lo que sabemos: levantar las banderas. Y más que levantarlas.







Temas relacionados

Leo Presente   /    Leonardo Norniella   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO