Juventud

UNIVERSIDAD

Universidad Nacional de Moreno: Con aulas virtuales colapsadas, ¿qué es lo que se enseña? Más dudas que respuestas

La urgencia por dar contenido y aprobarlo mata el pensamiento crítico sobre lo que se aprende y enseña, convirtiendo la experiencia en algo monótono, pesado y frustrante.

Jueves 9 de abril | Edición del día

1 / 1

A tan solo 3 días de iniciarse el ciclo lectivo y en medio de la pandemia por el COVID -19, la Universidad Nacional de Moreno ha dispuesto (sin consultar ni mediar con la comunidad universitaria), que se utilice el campus virtual para, según ellos, asegurar la continuidad del cuatrimestre. La apuesta, en teoría, es esta. No obstante, en la práctica se observan las fallas de la plataforma: la gran mayoría de los estudiantes no podemos acceder, otres ni siquiera tienen asignada el aula con sus comisiones, sin contar que a la gran parte se le rechaza la inscripción en las materias. Tampoco sabemos cómo vamos a ser evaluadas.

En medio de la pandemia y con todo lo que trajo aparejado (miles de despidos y suspensiones en diferentes rubros, como también la incertidumbre de quienes no tienen un empleo o que son cuentapropistas o changarines), la cursada es tediosa, lo cual hace que permanencia en la universidad no esté asegurada.

La Universidad en su página oficial apela a la paciencia y a la autodisciplina de docentes y estudiantes, pero ¿cómo lograrlo si la cursada y las herramientas, más que de ayuda son de obstáculos que desembocan en una experiencia frustrante? ¿Cómo evitamos la deserción? ¿Acaso la gestión de la UNM desconoce que Moreno es uno de los distritos más pobres del conurbano bonaerense y que encabeza los índices estructurales de necesidades básicas insatisfechas?
Entonces entre líneas, lo que se lee es que la permanencia en la Universidad es cuestión de voluntad y responsabilidad individual, omitiendo (¿adrede?) que se trata de un problema estructural que se pone de manifiesto en épocas de crisis como estas.

Es claro que quién no tiene la posibilidad de acceder a la nueva modalidad se queda afuera.

Si vos, tus viejos o tu pareja se quedaron sin trabajo o cobraron/cobraste menos, si estás sola y tenés cheques a cargo, o si convives con tu agresor ¿cómo haces? ¿cómo le dedicas el tiempo para la lectura y la reflexión, para el intercambio colectivo si en el medio estas atravesade por esta situación?

En su misión institucional "la UNM entiende a la educación superior como un Derecho Humano Universal, principio que se concreta en diversas líneas de acción tendientes a promover el acceso y la permanencia de los estudiantes". En este sentido apelamos a que las autoridades hagan valer este principio que reivindican, que se contemple las características socioculturales del estudiantado de la UNM para asegurar la permanencia de todes les estudiantes y la buena calidad de la enseñanza.

Si bien la gestión se refiere a la cursada virtual como una propuesta en medio de la crisis sanitaria, por como se viene desarrollando en los hechos vemos que no es más que una imposición. Les estudiantes, docentes y trabajadores no docentes no fuimos consultados de ninguna forma acerca de cómo continuar ni tampoco se le dio lugar al debate, por lo que creemos que es necesario algún tipo de herramienta en la que se exprese la voz de docentes y estudiantes, ya que los órganos de gobierno no se condicen con la realidad.

Diferentes análisis concuerdan en que la crisis sanitaria que se abrió a partir de la pandemia empeorará el panorama económico, no solo en el país sino a nivel internacional. Los dueños del país (los verdaderos capitanes del barco) ya anunciaron medidas en concretas (despidos, suspensiones, recorte salarial), a la vez que insisten en que la flexibilización es el único camino que se puede seguir. Por otro lado, a los especuladores y los buitres el martes pasado se le destinó U$S 250 millones, mientras que la salud pública, insistimos, en el marco de una pandemia, se le destinó solo $1.700 millones de pesos.

El escenario será difícil y creemos que la universidad no está por fuera. Se necesitan medidas estructurales, como un aumento en las becas de estudio por ejemplo, que sean integrales para asegurar la permanencia de cada une de les estudiantes. En este sentido es necesario que el Centro de Estudiantes se ponga a la cabeza y este a la altura de las circunstancias.







Temas relacionados

Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO