Internacional

"ESCUELA SIN PARTIDO"

Urgente: Parlamento brasileño vota este miércoles una ley para censurar a los profesores

Se trata de un proyecto llamado "Escuela sin Partido", promovido por los sectores más reaccionarios que buscan perseguir a los docentes que acusan de "adoctrinar" a estudiantes.

Miércoles 31 de octubre de 2018 | 12:33

La Cámara de Diputados de Brasil se dispone a votar este miércoles una reaccionaria ley de persecución y censura a los docentes de todo el país. El proyecto conocido con el nombre de “Escola sem Partido” [Escuela sin Partido] (PL 7180/2014), fue impulsado por la derecha en contra de lo que llaman el "adoctrinamiento" en las aulas. Bolsonaro aún no asumió pero ya se inicia la ofensiva contra los docentes y la educación.

El proyecto no sólo busca perseguir a los profesores, sino también impedir cualquier tipo de discusión en el ambiente escolar sobre los temas de género, sexualidad y raza

El debate llega a Diputados en medio del llamado de Bolsonaro a los estudiantes para que filmen sus aulas e informen de los maestros que los "adoctrinan", y en el marco de la caza de brujas contra los docentes desatada por la diputada aliada del ultraderechista, Ana Carolina Campagnolo.

Flavinho, como se conoce al Diputado de la bancada evangélica aumentó aún más la censura del proyecto en la víspera de la votación

Al parecer el proyecto se votará en la reunión ordinaria de este miércoles, con el Diputado Federal por el PSC, Flávio Augusto da Silva, como ponente, defendiendo su aprobación.

Flavinho, como se conoce al Diputado de la bancada evangélica aumentó aún más la censura del proyecto en la víspera de la votación. Este martes hizo modificaciones al texto original que extienden el alcance de la prohibición a sobre cualquier debate crítico en las escuelas.

Si el proyecto original ya preveía la prohibición de términos como "género" y "orientación sexual", o cualquier tipo de debate político en los materiales didácticos, el nuevo texto presentado por el evangelista Flavinho extiende esa prohibición también a los "contenidos curriculares", "políticas y planes educativos", y "proyectos pedagógicos de las escuelas".

De ser aprobado este miércoles, la ley pasará directo al Senado. El proyecto no sólo busca perseguir a los profesores, sino también impedir cualquier tipo de discusión en el ambiente escolar sobre los temas de género, sexualidad y raza. Por otra parte tiene el objetivo de reforzar el carácter machista, racista y LGBTfóbico del nuevo gobierno y del parlamento brasileño.

La derecha y los conservadores ya venían haciendo lobby hace tiempo por la "Escuela sin Partido", y de hecho no esperaron a que se discuta en el parlamento para intentar ponerla en práctica. Lo vienen haciendo con diversas formas de acoso y exposición de profesores y profesoras. Ahora redoblan la apuesta.

Cuando no pasó una semana del triunfo de Bolsonaro, la Cámara de Diputados ya busca transformar en ley esta forma de persecución y acoso contra los y las docentes.

La "Escuela sin Partido" representa un inmenso retroceso en la pluralidad de pensamiento y en la formación crítica de la juventud, además de ser un proyecto que busca perseguir profesores y atacar a los opositores.

Es un proyecto para una escuela que no sea crítica, algo por lo que Bolsonaro tanto abogó en sus discursos. Los defensores de la extrema derecha quieren una juventud sin pensamiento crítico y disciplinado por la ignorancia, perdiendo cualquier confianza en su propia fuerza en la transformación de la sociedad.

Los principales sindicatos de docentes y estudiantes aún no anunciaron un plan de lucha contra esta ofensiva hacia la educación, a pesar de dirigir a cientos de miles en todo el país.







Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /    Escuela   /    Docentes   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO