Política

ESCENARIO BONAERENSE

Vidal compensa por la inflación a las empresas eléctricas, pero no a los docentes

Niega a los trabajadores de la educación recuperar la pérdida salarial sufrida en 2018, mientras habilita un nuevo tarifazo para que las privatizadas recuperen sus “pérdidas”. Una provocación en medio de la campaña contra la docencia provincial.

Walter Moretti

@patamoretti

Jueves 21 de febrero | 00:00

Recientemente se publicó en el Boletín Oficial provincial una resolución donde se autoriza un nuevo tarifazo para compensar a las empresas eléctricas por sus “pérdidas” (ponele) por la inflación real del 2018. La resolución autoriza que se traslade al usuario la suba del gasto mayorista (transporte y generación) y permite una actualización pendiente con la distribución. En total se permite que el aumento que finalmente sufrimos los consumidores se eleve del 36 al 55% (en tres cuotas escalonadas) que principalmente castiga a los habitantes del Conurbano bonaerense.

Con este tarifazo la gran beneficiada es Cammesa, donde está el grupo de empresas que monopoliza el mercado energético del país como Pampa Energía -que tiene como accionista a Marcelo Mindlin-, dueño de Edenor- y al amigo de Macri Joseph Lewis, conocido empresario y terrateniente.

Se trata de un nuevo golpe al bolsillo y una abierta provocación contra los docentes provinciales, a quienes se les sigue negando la recuperación del 15% que perdieron por la misma inflación del 2018, mientras las escuelas bonaerenses se caen a pedazos constituyendo un peligro para quienes estudian y trabajan allí. Como siempre repetimos: para ellos, las ganancias patronales valen más que nuestras vidas. Solo una política anticapitalista como defendemos desde el PTS y el Frente de Izquierda puede terminar con los tarifazos, nacionalizando las privatizadas bajo el control de los trabajadores y usuarios, y dar una salida de fondo para que la crisis la paguen los capitalistas.

El plan de guerra de Vidal contra los docentes y la educación pública

Esta provocación contra los docentes no es un hecho aislado. Vidal viene desplegando un “plan de guerra” para condicionar la paritaria docente a más no poder. Su objetivo es que se acepte la pérdida salarial del año pasado y que las clases comiencen en fecha. Esto es parte también de la “batalla cultural” que la gobernadora siempre libra contra los sindicatos, de la que espera en este año electoral poder salir triunfante.

En este marco, la gobernadora intenta minar las fuerzas de los y las docentes y tirarles la opinión pública en contra. Consciente de que este objetivo parece difícil de conseguir, la gobernadora organizó una campaña donde se gastan millonadas para garantizarse una verdadera catarata de publicidad trucha, amenazando con despedir a los y las docentes que realizan suplencias.

Leé también: Vidal difunde un spot trucho para ocultar la realidad de las escuelas bonarerenses

El fin de semana pasado Vidal y sus funcionarios realizaron un acto en Ensenada (distrito gobernado por el kirchnerista Mario Secco) donde supuestamente iban a confluir todas las Mesas Educativas que el gobierno bonaerense había lanzado en los distintos distritos de la PBA. Pero como ya venimos denunciando en diferentes notas, esas Mesas Educativas no eran más que mesas políticas de Cambiemos, donde en varios casos a los docentes se les prohibió la participación. Esta “Mega Mesa” realizada en Ensenada es parte de lo mismo, y su eje de convocatoria fue el sugestivo slogan de “Docentes Cambiemos”. No fue casual que dicha reunión estuviera super poblada de funcionarios y legisladores oficialistas; días atrás estos recibieron la orden de la gobernadora para que se involucren en la guerra, pasen de sus chupines y zapatos de punta a la ropa de fajina para “meter las patitas en el fango del combate”.

Frente a este plan de guerra de la gobernadora, los dirigentes de los gremios docentes siguen muy dispuestos a seguir negociando en la paritaria sin organizar a la base docente para fortalecer las perspectivas de una lucha que está planteada.

Baradel y el kirchnerismo: mucha rosca electoral y poca lucha

Hace un par de días, dos importantes referentes de la Lista Marrón e integrantes de la conducciones del Suteba La Matanza y Morón dijeron correctamente que “Vidal quiere continuar el ataque a la educación pública al servicio del FMI mientras Baradel y los dirigentes del Suteba solo aspiran a que los docentes ‘no pierdan tanto poder adquisitivo’ e impulsan un ‘frente anti Macri’ llamando a votar el ‘mal menor’ en las elecciones de octubre próximo”.

En la misma sintonía, el PJ Bonaerense solo se limitó a reunir a los rectores de las universidades del GBA para que elaboren un documento sobre la situación educativa, para que sea entregado en mano al candidato a gobernador. La designación de éste hoy está obturada por la propia interna de los intendentes y la indefinición de Cristina Fernández de Kirchner.

El papel de Baradel y la conducción del Suteba está a tono con el ímpetu del kirchnerismo para mostrarse “más responsables” ante el capital financiero, los empresarios y el FMI. Esto puede verse en la reunión de Axel Kicillof con la comitiva del FMI -donde el exministro prácticamente los excomulgó de sus responsabilidades, cargando las tintas solo sobre Macri- y en los distintos frentes electorales que viene tejiendo CFK con sojeros, golpistas y antiderechos, queriendo mostrar un “baño de humildad” en diferentes provincias. Esto pinta de cuerpo entero la responsabilidad kirchnerista como “mal menor”. Hasta Eduardo Duhalde se hizo el olvidadizo acerca de sus viejas rencillas con la expresidenta, para volver al redil y “meter la uña” nuevamente.

Leé también: Sojeros, golpistas y antiderechos: quiénes son los aliados del kirchnerismo en las provincias

Por otra parte Baradel merodea los pasillos y oficinas de la Legislatura provincial para regatearle a los legisladores la aplicación de un Tribunal Arbitral para resolver la paritaria. Dicho tribunal está contemplado en la Constitución provincial. Ninguna mediación que salga de las entrañas del régimen y de su Carta Magna puede ofrecer alguna resolución favorable para la docencia provincial. El camino es totalmente opuesto: hace falta elegir delegados paritarios mandatados por la base y que sean revocables y un plan de lucha en las calles para imponer las fuerzas de los docentes y que se conviertan en una verdadera “caja de resonancia” para los sectores populares que siguen sufriendo las consecuencias de la profunda recesión y por la inflación que sigue creciendo.

¿Santa Rosa soplará sobre La Plata?

El triunfo del candidato radical en las internas de Cambiemos en la provincia de La Pampa revivió a los “boinas blancas” en medio de la crisis política que atraviesa al gobierno de Macri.

Este resultado ha generado un ruido bastante inesperado en la alianza de gobierno. En el caso de la PBA, la usina de Marcos Peña y Duran Barba viene presionando para que la nueva fórmula provincial sea puramente PRO, desplazando al radical Daniel Salvador -actual vicegobernador de la de la provincia-. El hecho de que Vidal se haya bajado del desdoblamiento electoral dejó muchos heridos entre los intendentes del interior. Ahora los vientos de Santa Rosa pueden desparramar los papeles. Veremos.

Hasta la semana próxima.

Leé las ediciones anteriores de Escenario Bonaerense haciendo click acá.







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Tarifazo   /    Paritaria docente   /    CAMMESA   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO