[Video] Discurso de Trotsky sobre la Unión de las Repúblicas Soviéticas

En abril de 1919 Trotsky como Comisario del Pueblo para Asuntos Militares y Navales de la Rusia soviética llamó a los pueblos que se habían separado del antiguo imperio zarista después de la Revolución de octubre de 1917, a reincorporarse para construir fraternalmente una república socialista multinacional. Traducción inédita al español.

Gabriela Liszt

@gaby_liszt

Viernes 7 de agosto | Edición del día

Introducción

Erick Fishuk

Justo después de la Revolución bolchevique de octubre de 1917 (también estuvo la de febrero, cuando los revolucionarios, no solo bolcheviques, derrocaron al zar), la anarquía gubernamental permitió que varios pueblos del antiguo imperio se dividiesen territorialmente por cuenta propia, al menos de forma temporal, algo visto como una gran preocupación por los comunistas que acababan de tomar el poder. Uno de los mayores problemas con que teóricos como Vladimir Lenin (1870-1924) se encontraron fue el de cómo mantener la unidad del inmenso país, pero al mismo tiempo garantizar la autodeterminación a las nacionalidades antes oprimidas por la monarquía secular, autodeterminación que siempre fue una de las principales banderas de los movimientos socialistas en general.

Otro gran desafío para los bolcheviques, desde 1918, era la guerra civil que estaban librando contra sus opositores internos armados y contra las potencias capitalistas extranjeras que se oponían a la consolidación del poder comunista en Rusia. En este contexto, León Trotsky, dirigente del Ejército Rojo, aún contando con gran poder e influencia, grabó un discurso respecto de esta cuestión de las nacionalidades, en que resalta la importancia de la unidad de todos los pueblos locales para el derrocamiento del zarismo y la construcción de una nueva sociedad, hasta llegar a una alianza internacionalista con otros países que en ese entonces vivían procesos revolucionarios similares.

Presento aquí la traducción que hice del discurso, oficialmente llamado “La unión fraternal de las repúblicas soviéticas” (en ruso, “Bratski soiuz sovetskikh respublik”) y grabado en abril de 1919, en uno de los raros registros de la voz de Trotsky. El material fue divulgado por primera vez en el Blog Convergencia, gracias a la iniciativa y el apoyo de mi amigo, profesor y militante Alvaro Bianchi de la Unicamp. El texto original en ruso se puede encontrar en esta página, o en versión equivalente del sitio SovMusic, donde también se puede bajar el audio.

Como se ve abajo, también proporcioné una copia del video con el audio y algunas imágenes, que subtitulé en portugués, en mi canal O Eslavo de YouTube. Recordando que los subtítulos exigen algunas adaptaciones en relación al texto escrito destinado a la lectura.

La unión fraternal de las repúblicas soviéticas. Discurso del Comisario del Pueblo para Asuntos Militares y Navales, (1) camarada Trotsky.

¡Camaradas!

La vieja Rusia zarista era un todo establecido a través de los anillos de hierro de la violencia y el despotismo. En medio a la brutalidad de la última guerra mundial, esos anillos fueron destruidos, así como el antiguo régimen monárquico se hizo pedazos.

Y muchos pensaron que los pueblos de la vieja Rusia zarista se separarían para siempre. Pero he aquí, ante nuestros ojos, se da un gran prodigio histórico: el Poder Soviético los está disponiendo en una sólida y armoniosa unión.

Las tropas soviéticas liberaron Kharkov y Kiev. (2) Pero, ¿y qué? ¿El pueblo ucraniano quiere al final llevar su existencia apartado del resto de la Rusia Soviética? No, quiere una unión fraternal común mantenida por lazos indisolubles.

Los regimientos soviéticos liberaron Riga y Vilno. (3) Pero, ¿y qué? ¿El pueblo letón, el pueblo lituano y el pueblo bielorruso quieren al final que una muralla de piedra los separe de nosotros?! No, ellos quieren una unión fraternal estrecha.

Y lo mismo le ocurrirá mañana a Estonia, al Cáucaso, a Siberia y a todos los territorios del antiguo imperio zarista aún hoy separados.

Esto muestra que en el corazón de los pueblos trabajadores reside un deseo inquebrantable de organizar sus fuerzas.

Donde el hierro y la sangre consolidaban el imperio zarista, ahí también el pueblo, en lo profundo de su conciencia, deseaba una existencia fraternal y libre, sin guerras, disputas u hostilidades de una nación con otra. Hoy habiendo recibido la dirección del Estado en sus manos a través del Poder Soviético, el pueblo trabajador está levantando una nueva Rusia, soviética y federativa.

Y esta Rusia Soviética extiende sus manos a la nueva Alemania en surgimiento, ¡para que todos los pueblos transformen el mundo en una república soviética unida!

Notas (Erick Fishuk):

1. En el subtítulo del video, como es natural en este tipo de texto, el título fue abreviado como “Comisario de Guerra y Mar”, sin perjuicio de la comprensión.
2. Ciudades hoy conocidas por los nombres en ucraniano, “Kharkiv” y “Kyiv”, y no por esas denominaciones rusas.
“Vilno” (de 1919 hasta 1939) y “Vilna” (hasta 1918) eran nombres rusos de la que hoy se conocida por el nombre local “Vilnius”, capital de Lituania.

Traducción del portugués al español: Romina Vermelha. De http://fishuk.cc/republicas







Temas relacionados

Trotsky. A 80 años de su asesinato   /    Ejército Rojo   /    CEIP León Trotsky   /    León Trotsky

Comentarios

DEJAR COMENTARIO