Economía

ECONOMÍA

Viedma y el "Plan Castello": más ajuste para las y los trabajadores

En muy pocos días la provincia tendrá que pagar la primera cuota de intereses de la emisión de bonos en dólares. Hasta el momento esos recursos no han visto grandes obras en la provincia y mucho menos en los barrios del valle inferior. Sin embargo ya hay que empezar a pagar altos intereses.

Domingo 20 de mayo | 22:06

El gobernador Alberto Weretilneck salió esta semana a alegrarse porque el 66% de los recursos del Plan Castello se mantuvieron sin pesificar, lo que permitió tener hoy unos 1.400 millones de pesos más que en diciembre, devaluación mediante. Sin embargo, se invirtieron en Letras del Tesoro Nacional que rinden 2,7% anual contra el 7,75% que paga la provincia de interés. Dicho de una manera más sencilla: Río Negro cobrará 8.100.000 dólares/año y pagará 23.250.000 dólares de intereses por la emisión de bonos que saldrá del bolsillo del pueblo trabajador. Cosa que no se entiende, tomar 8 y pagar 23.

En Viedma hay sectores que están muy interesados en que avance el Plan Castello en la región. El intendente José Luis Foulkes sigue en la búsqueda de consenso y aliados para implementar un plan de deuda de 1,3 millones de dólares que supuestamente irían para asfalto y un plan “Provincial de viviendas” (70 casas, ínfima cantidad en relación a las necesidades. Lo ejecutaría con el IPVV y la UOCRA de por medio -35 de las 70 por construir serian para el sindicato- dejando a la comarca con una altísima deuda a pagar en futuras generaciones.

Foulkes, luego de la desaprobación del endeudamiento en comisión, pasó a la ofensiva para que salga este plan y en el camino va logrando acuerdos. Por un lado negocia con sectores sindicales como la UOCRA, quien desde sus directivos salió a defender este endeudamiento “por la generación de empleo” y criticando al FPV porque no sería de “peronistas” oponerse a tal plan si genera trabajo. A la vez, el intendente se reunió con la Cámara de Comercio y distintos colegios de profesionales para forzar hacer lobby, forzar el endeudamiento y cambiar la votación el próximo 7 de Junio.

Ese día, el 7 de junio se tratará en el Consejo Deliberante de Viedma este paquete de deuda junto con el aumento al transporte (taxis y colectivos) , una muestra más de que quieren hacer pagar la crisis a las y los trabajadores. Hay que ver qué postura van a tomar desde el FPV y la oposición ese día, ya que la pelota quedo de su lado se podría decir. ¿Qué van a hacer? ¿Van a hacer como el resto del peronismo de Pichetto y Scioli que vienen colaborando con el ajuste? ¿Qué van a plantear para frenar el endeudamiento y el ajuste? ¿Tienen un plan para que la plata para vivienda y otras necesidades no salga de los trabajadores?

La solución está en los Trabajadores y el Pueblo

En la comarca es evidente la falta de vivienda, de servicios, de trabajo estable, de más hospitales y escuelas. Las lluvias de las últimas semanas mostraron la precariedad que desde hace años se vive por fuera del centro. La provincia y sus intendencias no han hecho obras que realmente sean para el pueblo trabajador, sino negocios millonarios para los empresarios, de una u otra manera han generado un Río Negro que esta partido en dos: los que tienen y los que no.

Es necesario plantear medidas concretas ante esta situación de endeudamiento y ajuste, porque la plata para obra pública está en la provincia. Es necesario imponer un impuesto a las ganancias de la grandes riquezas de la provincia y la comarca: las hidrocarburíferas que lucran con el fracking en Allen; las exportadoras como Exprofrut, multinacional responsable de la desaparición de Solano; hay que tocar las grandes fortunas de la Sociedad Rural y sus amigos como Joe Lewis y Benetton; los que lucran en las góndolas como La Anónima y los que son ayudados por el gobierno con las exportaciones, como el negociado de FriDeVi que harán con Japón y los que también lucran con los obreros golondrinas, como el pulpo Ferrero Rocher y sus negocios en IDEVI con las avellanas de exportación. Entre oficialismo y la oposición peronista del FPV “se pasan facturas”, pero nadie da una salida de fondo: ahí, en todas estas grandes fortunas está todo el dinero para obra pública.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda entendemos que este impuesto progresivo a las altas fortunas es parte de un plan integral para que la crisis no la paguemos los trabajadores. Por eso planteamos también que hay que Nacionalizar los Servicios de energía y transporte, que están en manos privadas para que los empresarios no se enriquezcan a costilla nuestra. Es por eso que decimos no al aumento del colectivo y de las tarifas. Hay que nacionalizar la banca para que dejemos de pagar la deuda ilegitima, tomada por los empresarios para que luego paguemos los trabajadores. No al pago de la deuda. No al Plan Castello. Solo los y las trabajadoras podemos poner en pie un gobierno que vele por la inmensa mayoría de la población y planifique la economía basada en el bien común y no en el interés económico.







Temas relacionados

Plan Castello   /    Alberto Weretilneck   /    Viedma   /    Río Negro   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO