Mundo Obrero

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Violencia institucional, abusos y precarización laboral en la Ciudad de Buenos Aires​

Trabajadores precarizados del gobierno de la ciudad denuncian la situación en los Centros de Atención Transitoria para niños, niñas y adolescentes de Larreta

Clarisa Gómez

Psicopedagoga, secretaria de género de APSLZ

Domingo 15 de septiembre | 13:49

A pocos días de que los agentes de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires salieran a reclamar exponiendo la precarización laboral a la que se ven expuestos en el Gobierno Pro, y tras que se cobrara la vida de Cyntia Choque y dejara en estado grave de salud a Santiago Siciliano, Larreta vuelve a estar en el ojo de la tormenta.​

Ahora son los trabajadores y trabajadoras del Centro de Atención Transitoria 2 (CAT2) quienes presentaron denuncias de Violencia Laboral contra una de las coordinaciones. Dentro del Consejo de Derechos de Niñas, niños y adolescentes (CDNNyA) existen los Centros de Atención Transitoria (CAT). Estos se constituyen en hogares transitorios donde son alojados niños, niñas y adolescentes, víctimas de graves vulneraciones a sus derechos.​

Este dispositivo está compuesto por cuarenta operadores sociales, profesionales, administrativos y choferes, que son contratados a través de monotributo y no cuentan con estabilidad laboral, obra social, ART, aguinaldo, paritarias, carrera, vacaciones, u otras licencias pagas. La presidencia del organismo está a cargo de Karina Leguizamon y una de las coordinadoras actualmente del CAT 2, es Patricia Dodera.​

En el mes de Marzo de 2019 se relocalizo a una profesional que se desempeñaba en el puesto de Coordinación junto con Patricia Dodera, por presentar una línea de trabajo disidente a la mencionada, donde se adscribía al paradigma de protección de derechos de niñas niños y adolescentes actualmente vigente. En dicha instancia los trabajadores del dispositivo presentaron su oposición al traslado forzado de la compañera. Sin resultados favorables, los abusos se fueron profundizando luego de dicho cambio.​

Lxs trabajadorxs vienen cuestionando las prácticas que se llevan a cabo con lxs niñxs desde la coordinación actual, las cuales son autoritarias, de engaño, y revictimizadoras. Algunos ejemplos son encerrar a niñes bajo llave a modo de castigo o amenazar con suspender vinculaciones con sus familias por cuestiones de conducta. Como así también prácticas contrarias a la ley y negligentes como llevarse a los niños a su casa. Es decir, lejos de promover y defender los derechos de los niños y niñas reproducen un paradigma que atenta contra ellos. ​

Te puede interesar: Agentes de tránsito reclaman por contra la precarización laboral y exigen justicia por sus compañeros.

Los trabajadores que se oponen y deciden cuestionar dichas prácticas han sido señalados, amenazados con perder el trabajo, puestos en listas negras, llegando a la situación actual de traslados, cambios de horarios, y de amenazas de despidos. A su vez en esta semana circularon amenazas de despidos y hostigamiento a los trabajadores a quienes se les han cambiado sus funciones, con tareas que exceden a sus roles como ser por ejemplo la asistencia higiénica, limpieza de baños y distintos espacios.​

La población que asiste al CAT son niños, niñas y adolescentes de entre 0 y 17 años que han sufrido maltratos, abusos y negligencia por parte de los adultos responsables a cargo, y que no cuentan con familia ampliada o cuidadores. Para los mismos se ha creado este dispositivo para alojarlos de forma transitoria, que por el testimonio de los trabajadores continúa reproduciendo la violencia de la cual han sido víctimas previamente.​

Suena paradójico que quienes deben velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes sean justamente quienes los vulneren sistemáticamente, desde ese punto no seria difícil comprender como arrasan también con los derechos de los trabajadores. Violencia Institucional, precarización laboral, autoritarismo… algo a lo que Larreta esta acostumbrado.







Temas relacionados

Horacio Rodriguez Larreta   /    Buenos Aires   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO