Mundo Obrero

XXXII Congreso Ordinario de Suteba: Baradel y la Celeste ratifican su estrategia de “cuanto peor, mejor" y un frente multisectorial con nuestros verdugos hacia el 2019

Casi 430 Congresales en el recreo de SUTEBA en el Tigre. Mientras tanto en la legislatura de CABA, con represión e infiltrados se aprobaba la UniCABA, luego llegaban anuncios de cierres en la PBA. Sin dudas, Larreta-Vidal-Macri encabezan “el equipo del mayor ajuste y entrega de los últimos 50 años”

Facundo Pilarche

Congresal Suteba | @facupilarche

Iván Moya

Congresal SUTEBA

Sábado 24 de noviembre de 2018 | Edición del día

El Congreso empezó con una reivindicación del supuesto plan de lucha con sus casi 30 días de paro en el año. Lamentablemente fueron medidas aisladas, donde prevaleció la unidad por arriba de los dirigentes de distintos gremios estatales y no la unidad por abajo desde las escuelas y dependencias estatales, un formidable número de más de 400.000 trabajadores que podríamos haber puesto en jaque el gobierno de Vidal.

Alrededor de las 11.30 horas, la burocracia decide cerrar la lista de oradores para irse a casa, escapando del temporal, no para ir a enfrentar y repudiar la represión a la Legislatura de CABA, donde más tarde se aprobaría la creación de la nefasta UniCABA, con el absoluto repudio del conjunto de la comunidad educativa. “No tiene el apoyo de ningún especialista en educación, de ningún docente, de ningún estudiante y de ningún diputado de la oposición. Son solo 34 legisladores del oficialismo los que la quieren imponer” había sentenciado el legislador del PTS-FIT Patricio Del Corro.

Te puede interesar: Policía de la Ciudad reprimió a docentes y estudiantes en la Legislatura porteña

La estrategia “de desgaste” y división por sector, gremio o distrito, es el sostén hasta 2019 de un gobierno en crisis.

Como era de esperar, en el Congreso se iban a expresar un debate de estrategias: la Celeste por un lado, la de seguir resistiendo con aguante hasta llegar “al otro lado del río”, a las elecciones de 2019 es decir, simular que luchan. Por otro lado la que planteamos desde la Multicolor, unificar todas las luchas por todas las demandas, y pelear hasta derrotar el plan de guerra del gobierno. Así mismo, dentro de la multicolor, como se expresó en la asamblea del Suteba de La Matanza, se abría un debate entre quienes, como lo expresamos desde La Marrón, queremos mantener la independencia política de los partidos patronales y la separación de la Iglesia del Estado (y los sindicatos), y quienes buscan conciliar con “todos los agredidos por el neoliberalismo”. Es decir, una política igual a la de la Celeste, pero vestida de izquierdista. Esta fue la orientación política que planteó la lista Azul y Blanca (PCR), donde subordina los intereses de los trabajadores detrás de una coalición conservadora encabezada por la iglesia, la burocracia sindical, el pejotismo. Llegaron incluso a reivindicar a los mata obreros Alem e Yrigoyen, como paradigma de los radicales “revolucionarios”. Como dice el dicho, son como el rabanito rojo por fuera, blanco por dentro.

Te puede interesar: La estrategia de Baradel: de "Simuladores" y "Hay 2019"

Desde la Marrón (PTS-FIT), entendemos que es clave esta discusión y que hay de defender a rajatabla esa gran conquista que es el planteo de independencia política de cualquier variante patronal que tiene la Multicolor. Ya que esto permite entender cuál es el rol nefasto que está cumpliendo la conducción Celeste, y el sindicalismo “anti macri” en general nucleado en el movimiento 21F y el kirchnerismo sindical en particular. Luchas parciales y aisladas de distintos sectores, que muestran “mucha bronca”, pero poca acción colectiva, conjunta y contundente para derrotar el plan de Macri, Vidal y el FMI. Sin ir más lejos la gran respuesta que no se atrevió a siquiera mencionar Baradel, es que van a hacer con el FMI, aunque sea hipotéticamente. Y esa cuestión no es un olvido. Es la demostración cabal de aquello que el economista estrella de Baradel, Kicciloff planteo en la entrevista a la revista de la elite, Forbes: “No rompería el acuerdo con el FMI”. Por eso, nuestro compañero Nicolás del Caño sostuvo que “los ricos y poderosos no tienen nada que temer” ante un eventual regreso del kirchnerismo al ejecutivo.

Un congreso más, antidemocrático y amañado al estatuto, que desconoce a las minorías

“Este sindicato es un ejemplo de democracia sindical, asambleas por escuela, mandatos y unidad. Incluso acá todos se puede expresar”, así rezaban todos los congresales de la lista Celeste y el mismo Baradel. Pero ¿eso es democracia? Veamos: cuando se hace un congreso, o se ejerce un derecho democrático, la lógica es que cada cual pueda expresar sus argumentos y modificar o no, su opinión, y sobre todo, hacerlo valer con su voto. En este Congreso eso es imposible, la principal cuestión es el desconocimiento de las minorías que, como es sabido, en la PBA entre el 35 y 40% le corresponde a la lista multicolor. A su vez, hacia adentro de la Comisión Directiva Provincial (CEP) y como así también, los Seccionales (CES) no tienen expresión alguna; así mismo, los delegados paritarios, etc.

Pero no solo es esto, en el Congreso, no hay posibilidad siquiera, de que los congresales cambien de opinión en el debate. Eso hace algo aún peor, considerar a los compañeros como meros robots levanta manos, (aunque no se esté de acuerdo con lo que se está votando) y no sujetos políticos.

En última instancia, los congresos de este tipo, pueden ser utilizados como escuelas de lucha política para que los asistentes puedan ensayar sus mejores argumentos, aunque tenga que hacerlo en escuetos 3 minutos.

En este sentido es que, desde La Marrón volvemos a plantear que para el próximo período la multicolor deberá no solo plantearse ser una herramienta unificadora real de todas las luchas por venir, sino que también deberá plantearse un profundo debate en el sentido no solo de recuperar seccionales, sino transformarlos hasta el final.

Te puede interesar: Suteba La Matanza: impulsan reformas del estatuto







Temas relacionados

Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO