Economía

GANANCIA CAPITALISTA

YPF no tiene pérdidas pero insiste con rebajar salarios

Durante el primer trimestre del año YPF S.A. tuvo ganancias por $6351 millones. En 2019 ganaron $512 millones por día. Pero insisten en descargar los costos de una futura pérdida sobre sus trabajadores. No se puede permitir, se trata de afectar la ganancia capitalista.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Martín Schabas

Contador Público| @MSchabas

Jueves 14 de mayo | 23:34

La empresa número uno en la producción nacional de petróleo y gas, YPF, presentó los resultados de sus operaciones para el primer trimestre del año. Antes de la cuarentena, confirman que obtuvieron ganancias por $ 6.351 millones. A pesar de esto, la nueva gestión de YPF encabezada por Sergio Affronti confirmó que empezaran a “reducir costos para compensar la baja de ingresos” que se registraron a partir de la cuarentena.

Esto no es un caso aislado, el mundo ha paralizado su producción por las medidas para combatir la propagación del coronavirus. En este escenario sin precedentes y a pesar del acuerdo entreguista de la UIA y la CGT que permite suspensiones y rebajas de salarios, las empresas que vienen ganando millonarias sumas tienen que responder ante esta crisis con su bolsillo y el de sus accionistas.

Repasemos los principales ítems de YPF en el I trimestre de 2020:

Por primera vez desde finales de 2018 YPF volvió a obtener ganancias en el período trimestral de enero a marzo de 2020. La petrolera nacional registró una utilidad neta de $6.351 millones. A pesar de obtener ingresos menores a los del trimestre anterior, ($174.670 millones para este trimestre frente a los $206.910 millones del último trimestre de 2019), pudo mejorar su desempeño económico en una notable reducción de costos operativos y financieros.

Se recomienda leer: Sin pérdidas: YPF ganó $ 512 millones por día sólo en 2019

En los últimos 15 meses el resultado integral positivo de YPF confirma que embolsó $ 522 millones por día o un total de u$s 4.000 millones. Un equivalente que alcanzaría para financiar 35 millones de IFE o 11,6 millones de salarios de cuarentena de $ 30.000.

YPF S.A.: presidencia estatal y accionistas buitres

Yacimientos Petrolíferos Fiscales fundada por decreto presidencial en 1922, es en la actualidad una empresa mixta. El 51 % de las acciones está en manos del Estado y su presidente de Guillermo Nielsen, es un hombre de influencias en el mundo petrolero.

Sergio Affronti, el nuevo CEO de la compañía es “un ejecutivo con 27 años de trayectoria nacional e internacional en la industria petrolera”, se lee en la web de YPF. Affronti fue vicepresidente de YPF entre 2012 y 2015 durante la gestión de Miguel Galluccio, quien vio en Vaca Muerta -como tantos otros- una mina de oro. A su salida de YPF, Galluccio funda la petrolera Vista & Oil Gas (que ya cotiza en Wall Street) ocupando el cargo de CEO. Al final de cuentas, al menos en el rubro petrolero no sólo el macrismo apostó a los CEO como Aranguren, para puestos claves en el área energética.

El restante 49 % está en manos de accionistas privados, como el fondo Blackrock que posee alrededor de un 5% de títulos de la entidad, HSBC Holding o Morgan Stanley.

Siguiendo una lógica de ganancias, y para garantizar el lucro de los inversores, el año pasado el Directorio creó un fondo de reservas para seguir repartiendo dividendos. La última asamblea de accionistas decidió aumentar ese fondo destinado a repartir dividendos y recompra de acciones en un 70 %, alcanzando un total de $4.250 millones. Esta nueva propuesta promete mejores rendimientos a los accionistas y busca evitar la caída del valor accionario. Recomprando acciones propias, la compañía retira acciones de circulación de la bolsa e incrementa el valor de las acciones restantes. Siendo cada acción un porcentaje del patrimonio de la compañía, al disminuir el número de acciones, el porcentaje que representa cada acción, y en consecuencia su valor, será mayor. Ante este escenario de crisis, no piensan usar esos millones para evitar despidos o suspensiones, sino para seguir repartiendo ganancias.

Podés leer: Trabajadores de YPF: la crisis es de nosotros, las ganancias son ajenas

Que la crisis la paguen los capitalistas

Reducir costos no puede implicar tan livianamente rebajas de salarios a los trabajadores, que muchas veces son sostenes de familia. Para los trabajadores contratados bajo convenio S.U.P.E.H el recorte es del 40% del salario, para quienes están por fuera de convenio y los cargos gerenciales las rebajas son del 10% y del 25%. Esto no podría aplicarse sin la complicidad de los sindicatos, que además en los últimos 4 años dejaron pasar pérdidas del salario real mayor al 20 %.

Para frenar este ataque a los trabajadores, las grandes empresas que vienen obteniendo ganancias millonarias y han recibido enormes subsidios estatales, son quienes tienen que pagar. No es menor remarcar que YPF benefició con los tarifazos aplicados por el macrismo, que el Gobierno actual congeló, pero sin dar marcha atrás manteniendo elevadas tarifas e impagables para muchas familias obreras.
Además, como confirmó Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, acordaron que el Gobierno financie parte de sus pérdidas por la baja del precio internacional del crudo aplicando la vuelta del barril criollo a u$s 45 por barril.

Te puede interesar: El gobierno premia con un nuevo “barril criollo” a las petroleras

Otro premio a las petroleras que insisten con descargar los costos de esta crisis sobre sus trabajadores. Aunque se excusen en la crisis del coronavirus para rebajar salarios, suspender y despedir. La información contable queda a la vista, no tienen crisis alguna.

Para mantener los puestos laborales es necesario afectar la ganancia capitalista por ejemplo aplicando un impuesto a las grandes fortunas, las empresas y la banca privada como propuso el Frente de Izquierda. Pero también comenzar a cuestionar que los servicios públicos y recursos estratégicos del país no deberían ser explotados para el lucro privado. En el camino de avanzar hacia la nacionalización del sistema energético y los hidrocarburos, estatizando la exploración y explotación de los recursos naturales, bajo control de los trabajadores, las comunidades y organizaciones socio-ambientales

Te puede interesar: La izquierda argentina presentó en el Parlamento un proyecto para gravar las grandes fortunas







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    Recorte Salarial   /    YPF   /    CGT   /    Petróleo   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO