Política

TIGRE

Zamora y Massa, la reconciliación: el peronismo se divide el conurbano como el patio de su casa

Sobre la hora del cierre de listas, en Tigre hubo lista común. Después de tires y aflojes, Zamora logró mantener su candidatura, Massa pudo rodearlo de su gente en el distrito y que Malena Galmarini vaya primera en la lista de diputados provinciales.

Miércoles 26 de junio | 11:38

Días de tensión se vivieron en el municipio. Como parte de la negociación entre el líder del Frente Renovador y los Fernández del kirchnerismo, el distrito se había convertido en una moneda de cambio y Sergio Massa pretendía recuperarlo.

Amigos son los amigos

Cuando el líder del FR dejó su cargo de intendente había puesto a su delfín predilecto, Julio Zamora. Sin embargo, la cosa cambió luego de la derrota en 2017, a manos del actor Segundo Cernadas de Cambiemos, la relación se fue resquebrajando cada vez más. Malena Galmarini, la esposa del diputado, había renunciado a la Secretaría de Desarrollo Social municipal, y Julio Zamora se iba acercando a los intendentes del PJ cada vez más. Desde ese espacio terminó firmando para ser candidato del kirchnerismo. Esta historia de "juntos a separados y otra vez juntos" llegó en este cierre de listas PASO 2019 a un nuevo capítulo.
Massa y Zamora se volvieron a encontrar. En el mismo lugar de siempre, el de rosca por cargos.

En lo que se vio en todos los días previos, ninguno de los dos discutió una sola medida concreta, ni una sola propuesta para el pueblo trabajador. Julio Zamora se organizó sus propias marchas “espontáneas” pidiendo ir a las PASO e hizo declaraciones rimbombantes de que lo querían proscribir, y amenazó con ir con boleta corta, ya que tampoco los Fernández lo dejaban competir con la boleta completa. Vaya nuevos aliados.

En definitiva y ante la decisión firme de Zamora de competir, Malena Galmarini declinó su candidatura ante una muy probable derrota. Claro que se quedará con encabezar la lista de diputados provinciales y también en la lista a concejales con ocho de los doce lugares. Los cargos son para los leales a Massa, uno para La Cámpora que tiene juego propio y solo tres para Zamora. Se dice, además, que hay un acuerdo de palabra de tener un gabinete compartido. Una victoria pírrica para el actual intendente Julio Zamora que de ser reelecto tendrá un Concejo Deliberante que no manejará y un futuro gabinete incierto.

A todo esto, el peronismo tiene que lograr ganarle al actor y concejal que, a fuerza de votos en countries y sectores desencantados, ganó en 2017.

En un Tigre completamente desigual donde el peronismo gobierna para los ricos de los barrios privados, tiene el problema de que esos mismos ricos son la base social del macrismo que le pueden hacer perder el municipio.

Eso si, los tres competidores, Zamora, Massa y Cernada viven en barrios privados.
Ahora Zamora no tiene mas opción que hacer demagogia en los barrios populares contra el ajuste. Ajuste que su propio partido fue el garante de que se haga y continuarán haciendo pagándole al FMI.

Lo cierto, es que fiel a su estilo, el peronismo con sus barones hace tejes y manejes para seguir manteniendo el poder, diciendo que va a cambiar lo que nunca cambiaron.







Temas relacionados

Malena Galmarini   /    PJ   /    Tigre   /    Sergio Massa   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO