www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
14 de febrero de 2019 Twitter Faceboock

SANTA FE
Brutal: “No nos podemos guiar por el relato de quien trajo un feto muerto”
Úrsula Vivas | @ursulavivas

Repudio a las declaraciones del Dr. Pablo Poletti en relación a la mujer que acudió al Hospital Cullen por atención médica en un cuadro de hemorragia posparto y terminó detenida.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Brutal-No-nos-podemos-guiar-por-el-relato-de-quien-trajo-un-feto-muerto

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Regional Santa Fe emitió un comunicado repudiando las declaraciones del director del Hospital Cullen Pablo Poletti. “No nos podemos guiar por el relato de quien trajo un feto muerto, por eso se decidió hacer la denuncia policial”, dijo el médico, justificando así la posterior intervención de personal policial y del Ministerio Público de la Acusación. “Ir a la guardia de un hospital no puede significar una amenaza”, denunciaron desde la Campaña.

La mujer de 27 años, cuyo nombre trascendió como Vero para su resguardo, acudió el viernes pasado al Hospital Cullen solicitando atención médica, con cuadro de hemorragia post parto y con un feto en una caja. El ginecólogo José Sil la denunció y terminó detenida; en la audiencia imputativa de ayer los fiscales Marcelo Neisser y Roxana Marcolín la acusaron de homicidio agravado por el vínculo.

Te puede interesar:Joven de Santa Fe fue al Hospital Cullen por atención médica y terminó detenida

Los médicos no le creyeron, la denunciaron, y terminaron de exponerla y estigmatizarla con dichos como los de Poletti, en el cargo desde 2016, quien se refirió al caso como “raro” y sostuvo que “a partir de que hay un feto muerto tiene que actuar la Justicia si la causa no está determinada“.

En el comunicado emitido, la Campaña por el Derecho al Aborto de Santa Fe señala:“El Hospital Cullen y el doctor Poletti obstaculizan el derecho de las mujeres y personas con capacidad de gestar a acceder a los servicios de salud en condiciones dignas, poniendo en duda las palabras de las ciudadanas y violentando, como en este caso, a quienes se acercan al efector con complicaciones post parto, mediante denuncias policiales y exposiciones públicas de un discurso antiderechos. Una acción similar a la que ocurre, por el contrario, cuando una mujer solicita una interrupción del embarazo, y se obstaculiza el acceso a la práctica cuestionando su relato y su decisión”.

Los hospitales de la capital santafesina vuelven al centro de la polémica por prácticas abusivas contra las mujeres. A pesar de que el sistema de salud pública debe garantizar la práctica de la ILE amparada por la ley, Santa Fe cuenta con un registro de objetores de conciencia que pisan fuerte en los efectores de salud. En agosto del año pasado desde la misma Campaña denunciaban la irregularidad en la implementación de la ILE en el Hospital Cullen y trasladaron el reclamo al Ministerio de Salud de la Provincia

En tanto, en el Hospital Iturraspe, donde funciona la maternidad más importante del centro-norte provincial, todos los médicos del área ginecológica son objetores de conciencia. En ese mismo lugar se le negó un aborto no punible a Ana María Acevedo, bajo la égida del gobernador Obeid y la vicegobernadora María Eugenia Bielsa. Además, durante el debate por el derecho al aborto organizaciones pro vida se movilizaron para apoyar a los objetores.

La justicia patriarcal

En sintonía con el cuerpo médico intervino la fiscalía. El fiscal Nessier habló en los medios en un claro tono prejuzgatorio, abonando a una condena social hacia Vero sin que aún haya sido juzgada. Asimismo, el juez que oficia en la causa Jorge Patrizi le negó la prisión domiciliaria.

Mañana habrá una nueva audiencia donde la defensa volverá a exigir la prisión domiciliaria; desde la Campaña convocan a movilizar en los tribunales de la capital santafesina para repudiar el pedido del fiscal de prisión preventiva para Vero y exigir su inmediata libertad.

En este sentido se pronunciaron referentes de Pan y Rosas y el Frente de Izquierda también se pronunciaron por el caso. Irene Gamboa señaló que “la justicia está dando una muestra más de su costado patriarcal”. “La fiscalía no sólo criminalizó a viva voz a esta mujer que ahora está detenida, sino que el juez le negó la prisión domiciliaria, pedimos la inmediata libertad y hacemos responsables a los gobiernos de José Corral y Miguel Lifschitz por su integridad física. Exigimos que se termine de criminalizar a las mujeres” aseguró.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá