www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
29 de abril de 2019 Twitter Faceboock

CRIMINALES DE UNIFORME
Comodoro Py: más testimonios y pruebas del espionaje a la familia de Santiago Maldonado
Daniel Satur | @saturnetroc

Este lunes declararon Alejandrina Barry y el abogado Matías Aufieri ante el juez Daniel Rafecas en la causa iniciada por Myriam Bregman. Nuevas pruebas contra Gendarmería y el ministerio de Patricia Bullrich.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Comodoro-Py-mas-testimonios-y-pruebas-del-espionaje-a-la-familia-de-Santiago-Maldonado

Este lunes hubo nuevas declaraciones testimoniales en la causa por espionaje ilegal a la familia de Santiago Maldonado, organismos de derechos humanos y referentes políticos y sociales, que se tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 3 de la Ciudad de Buenos Aires a cargo de Daniel Rafecas.

Como ya informó este diario, entre otras testimoniales, se espera que el lunes 7 de mayo declare en Comodoro Py Sergio Maldonado, el hermano de Santiago.

La causa fue iniciada en octubre de 2017 por Myriam Bregman, diputada porteña (PTS-FIT) y abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), con el patrocinio legal de la abogada Liliana Mazea y del abogado Matías Aufieri (también miembro del CeProDH).

Una de las declarantes ante Rafecas este lunes fue Alejandrina Barry, hija de desaparecidos y directora de la Comisión Especial de Prevención y Seguimiento de la Violencia Institucional de la Legislatura porteña. También declaró el abogado Matías Aufieri, quien junto a ella, a Bregman, a la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y demás personas sufrieron en carne propia el espionaje de Gendarmería y otras fuerzas como la Policía Federal y la Policía de Chubut. Ambos declarantes estuvieron acompañados por la abogada Lilen Reyes (CeProDH).

Leé también Gravísimo: mientras Maldonado estaba desaparecido el juez Otranto espiaba a la familia

Contra una Madre de Plaza de Mayo

Como referente del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), en 2017 Barry viajó a Chubut a acompañar la gestión de los familiares de Santiago y de organismos locales que exigían ante el juez Guido Otranto la aparición con vida del joven artesano.

Ante Rafecas, Barry relató pormenores de lo que vivió en su viaje a Esquel de mediados de agosto de ese año, cuando Santiago Maldonado estaba desaparecido y la Gendarmería realizaba todo tipo de provocaciones. Desde gendarmes que la fotografiaban en la puerta del penal de Esquel (donde estaba detenido Facundo Jones huala) y luego en la ruta 40 mientras se hacía uno de los rastrillajes en la Pu Lof de Cushamen, hasta el seguimiento de una camioneta cuando caminaba a plena luz del día junto al hermano de Facundo, Fernando Jones Huala.

Tiempo después, el 27 de febrero de 2018, Barry viajó a Bariloche junto a Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, al momento de comenzar el juicio de extradición de Jones Huala.

“Nos alojamos en un hotel céntrico de la ciudad y al día siguiente, alrededor de las 6:30 hs., antes de dirigirnos al Tribunal, notamos que en el hall había dos hombres sentados leyendo el diario. Le preguntamos al conserje quiénes era y nos respondió que no los conocía, que habían llegado quince minutos antes y se habían sentado allí. Era evidente que estababan allí para observarnos y hacérnoslo saber”, declaró Barry ante Rafecas.

Barry complementó su declaración testimonial recordando que esa no fue la primera vez que sufrió el espionaje de Gerndarmería. De hecho en 2016, ante el juez Sebastián Casanello, ya había denunciado (también junto a Myriam Bregman) espionaje ilegal contra ella de parte de esa fuerza en el marco de un encuentro nacional del CeProDH en la provincia de Jujuy.

Y también aportó a la causa una nota de La Izquierda Diario publicada el 17 de agosto de 2017 en la que ella misma relató parte de lo acontecido en su viaje a Esquel.

Leé también Por perseguir a los Maldonado: nueva denuncia contra el juez Otranto en el Consejo de la Magistratura

Contra la APDH, Bregman y Del Caño

El abogado Matías Aufieri declaró en la misma sintonía que Barry. Él también viajó a Esquel, en tres oportunidades, durante la segunda mitad de 2017 a efectos de seguir la investigación de la causa de la desaparición de Santiago, en colaboración con querellantes de otros organismos de derechos humanos.

El abogado relató que entre el 20 y el 25 de agosto de 2017 viajaron “con Myriam Bregman, Nicolás del Caño y algunos otros compañeros a la ciudad de Esquel y en un bar del centro de la ciudad notamos con ellos que desde una mesa cercana, un hombre de unos cuarenta y pico de años ostensiblemente seguía nuestros movimientos y lo hacía notar”.

Aufieri recordó que a Bregman “le pareció muy notoria la intención de este hombre de poner de manifiesto lo que estaba haciendo. Asimismo, parecía que con su teléfono celular nos tomaba algunas fotos”.

Las presencias intimidatorias en bares de Esquel, con personajes que se apostaban durante horas para observar las actividades de abogados y activistas de derechos humanos en las inmeciadiones de la sede judicial de la ciudad chubutense, eran moneda corriente para Aufieri.

Aufieri relató otro hecho de claro amedrentamiento. La tarde del lunes 11 de septiembre de ese año, encontrándose de visita en la casa de Julio Saquero y Mabel Sánchez, referentes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Chubut, fueron sorprendidos por el ingreso a la finca (ubicada a la vera de la ruta 40 a la altura de El Hoyo) de un patrullero de la Policía de Chubut.

“Eran una mujer y un hombre, ambos uniformados, cuyos nombres no pude divisar pero sí recuerdo que el hombre portaba un distintivo de la Policía Federal y la mujer de la Policía de la Provincia de Chubut. Pensé que estaban haciendo una diligencia relacionada con la causa en la que Saquero y la APDH son querellantes, y para nuestra sorpresa relataron habían ingresado a la chacra para preguntar si sabíamos en qué lugar de la zona vendían semillas, dado que eran nuevos en la zona”, declaró el letrado.

Esa tarde Saquero, Sánchez y Aufieri no dudaron en que los uniformados tenían el claro objetivo de intimidar y de tratar de conocer los movimientos de los moradores.

Operativo conjunto con Carabineros de Chile

Luego de declaración ante el juez Rafecas, el doctor Aufieri dialogó con La Izquierda Diario y agregó que también aportó al expediente información que da cuenta de la realización, en aquellos mismos momentos, de espionaje ilegal conjunto entre la Gendarmería y los Carbineros de Chile.

Aufieri destaca en ese sentido que “en los últimos días se conoció información de que hubo operativos ilegales de inteligencia en común de Gendarmería Nacional Argentina y Carabineros. Medios chilenos fueron los que informaron de ese espionaje sobre las comunidades mapuches a uno y otro lado de la Cordillera”.

El letrado se refiere a informaciones difundidas el 23 de abril por el portal trasandino Ciper (bajo el título “Chats de inteligencia: la red de Carabineros para inculpar a mapuches en tráfico de armas que involucró a agentes argentinos”) y por el periodista Sebastián Premici en el sitio Cadena del Sur.

Entre la información obtenida por la querella, “hay chats de Whastapp donde se comprueba que el carabinero Patricio Marín Lazo, hoy detenido en Chile en la causa del Operativo Huracán, tenía comunicación cotidiana con gendarmes argentinos en el marco de otro operativo llamado Los Andes. En esos chats se ve cómo el comandante Rafael Benz, jefe del Centro de Análisis de Inteligencia de Gendarmería, pedía a nombre del Ministerio de Seguridad de la Nación información, reconociendo incluso que lo que estaban haciendo no estaba bien y era ilegal”.

Leé también Sergio Maldonado recusó a la fiscal Ávila por el espionaje a la familia

Una causa que pone nerviosa a Bullrich

La causa que se tramita en el juzgado de Rafecas tiene como base fundamental el abultado expediente por la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, abierto apenas consumada la represión criminal de Gendarmería en la Pu Lof de Cushamen.

Tras varias dilaciones de parte del juez Gustavo Lleral, finalmente Rafecas recibió en Comodoro Py y en diferentes tandas la información que había requerido tras el pedido de la querella respecto a la causa tramitada en Esquel (primero) y Rawson (después).

“Esa información que recibió Rafecas acredita todo lo que denunciamos con Myriam Bregman”, afirma el doctor Aufieri, y detalla que “ahí están las capturas de chats de Whatsapp internos de la Gendarmería, donde el Centro de Reunión de Información de Neuquén (Crineu) de esa fuerza le enviaba información al comandante Méndez del escuadrón de El Bolsón sobre movimientos de la comunidad mapuche, de la familia Maldonado, de querellantes como la APDH de Esquel, etcétera”.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá