www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
12 de agosto de 2019 Twitter Faceboock

ELECCIONES 2019
El Frente de Izquierda Unidad sacó más de 700.000 votos y peleará por nuevas bancas en octubre

En un marco en el que millones optaron por el Frente de Todos como “voto castigo” al macrismo, para terminar con un Gobierno que lleva casi cuatro años de ajuste y entrega, el FIT Unidad sacó más de 700.000 votos a presidente y quedó en carrera para pelear nuevas bancas en octubre en CABA y Provincia de Buenos Aires. La campaña de la izquierda y la preparación de una alternativa para lo que viene, en un marco de profundización de la crisis.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/El-Frente-de-Izquierda-Unidad-saco-mas-de-700-000-votos-y-peleara-por-nuevas-bancas-en-octubre

La foto que dejó este domingo fue clara. Con un resultado que no había sido anticipado por ninguna encuesta, el macrismo sufrió un verdadero derrumbe tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires, dando prácticamente por terminada la experiencia del Gobierno de los CEO.

El contundente triunfo del Frente de Todos en las elecciones, que parece irreversible de cara a octubre, es expresión distorsionada del deseo de millones de terminar con casi cuatro años de un Gobierno de ajuste y entrega, agente directo del capital financiero internacional, que desde hace más de un año, además, le entregó directamente el manejo de la economía nacional al FMI, endeudando al país e hipotecando el futuro.

Tras años de sufrir tarifazos, despidos, ataques al salario, las jubilaciones, la educación y la salud, con la complicidad de las burocracias sindicales que dejaron pasar todos los ataques de manera cómplice, millones de personas consideraron que la única vía posible de sacarse al macrismo de encima era votar al Frente de Todos. Una enorme oleada de “voto castigo” se abrió paso así hasta llegar a este domingo.

Más de 700.000 votos preparando una fuerza para lo que viene

En este marco, la izquierda logró defender su espacio político (haciendo una elección levemente más baja que en las PASO de 2015, pero en un contexto mucho más difícil por la enorme presión al voto castigo), y con más de 700.000 votos se ubicó en el cuarto lugar de la elección presidencial, por encima de Juan Gómez Centurión y de José Luis Espert.

Además de quedar consolidada como una voz, minoritaria pero con presencia en la política nacional y en la crisis que se profundiza, el Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad quedó posicionado para pelear nuevas bancas nacionales y provinciales en las elecciones de octubre.

Este resultado tiene un gran valor por ser la única coalición política que no hizo demagogia, sino que se propuso en la campaña decirle la verdad a los trabajadores, las mujeres y la juventud, apostando a darle fuerza a la preparación para lo que vendrá, ya que, al revés de todo lo dicho por otros espacios, lo peor de la crisis no pasó, sino que aún está por venir.

Como dijo Nicolás del Caño durante la campaña, el voto al FIT Unidad es un mensaje contra los empresarios y sus partidos, preparándonos para un futuro (cercano) que si es con el FMI será de mayores ataques a las condiciones de vida de las masas, para pagarle con sangre, sudor y lágrimas al capital financiero internacional una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta, que para el próximo mandato ya implica más de 160.000 millones de dólares.

La campaña del FIT Unidad despertó simpatías, especialmente, entre la juventud trabajadora y estudiantil, así como entre los trabajadores combativos y activistas del poderoso movimiento de mujeres.

En sus materiales de campaña, la izquierda, que también avanzó en ampliar su unidad este año, levantó un planteo de rechazo al FMI y un programa para que la crisis la paguen los capitalistas, y destacó hacia millones ideas como el rechazo a los tarifazos y por la estatización bajo gestión de trabajadores y control de usuarios de los servicios públicos; la nacionalización de la banca; el rechazo a la precarización laboral; por echar a la burocracia sindical de los sindicatos; y por los derechos de la mujer como el aborto libre, seguro y gratuito, entre otros puntos de un amplio planteo programático.

A la inversa, el Frente de Todos ocultó durante la campaña (y lo seguirá haciendo hacia octubre), las consecuencias de su programa de Gobierno.

Como denunciamos de forma persistente desde La Izquierda Diario, todas las opciones que tomaron durante el año fueron preparando el giro hacia un futuro Gobierno de orden frente a la crisis. El apoyo a los gobernadores peronistas como Schiaretti o Perotti; la elección de Alberto Fernández como candidato a presidente; la alianza con Sergio Massa; o la incorporación de los burócratas de la CGT y la CTA al frente, fueron dando la tónica del espacio que se construyó. Con todos estos aliados, no cabe esperar que se “planten” contra el FMI como prometieron, sino que surjan nuevos ataques y ajustes de cualquier “renegociación” con el Fondo.

Con la autoridad de haber dicho la verdad desde hoy, la izquierda buscará en los próximos meses seguir desarrollando su fuerza y prepararse para empalmar con la futura experiencia que se haga con el peronismo en el poder, que mucho más temprano que tarde defraudará las expectativas de los millones que hoy los votaron.

Mientras tanto, hasta la asunción del próximo Gobierno, se ha abierto una larguísima transición de cuatro meses que estará caracterizada por la crisis y la incertidumbre, sin descartar que nuevos saltos en la inflación o los despidos den lugar a episodios de resistencia y lucha de clases.

Hacia octubre: el FIT Unidad peleará por nuevas bancas al servicio de las luchas

Mientras interviene en el desarrollo de la crisis, la izquierda tendrá planteado en la próxima etapa de la campaña electoral seguir peleando con fuerza por la candidatura de Nicolás del Caño y de todos nuestros candidatos en todo el país, como una forma de darle fuerza a un programa y a la construcción de una alternativa política de los trabajadores, con miles de militantes en los lugares de trabajo, de estudio, en los barrios y con un fuerte poder de movilización en las calles.

Al mismo tiempo, se abrirá la pelea por conquistar nuevas bancas legislativas para ponerlas al servicio de las luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

En la Ciudad de Buenos Aires, con el 95 % de los votos escrutados, la lista de diputados encabezada por Myriam Bregman obtuvo 87.885 votos, que representan un porcentaje del 4,71 %, y peleará en octubre por ingresar al Congreso Nacional, a la vez que nuestro frente buscará entrar nuevamente en la legislatura porteña en la nómina que lleva a Alejandrina Barry a la cabeza.

En la provincia de Buenos Aires, la lista de diputados nacionales encabezada por Néstor Pitrola obtenía, con el 85 % del escrutinio terminado, 300.000 votos (3,65 %) y también peleará por ingresar al Congreso Nacional en octubre.

En otras provincias, aunque la posibilidad de conquistar bancas en octubre es más lejana, el FIT Unidad también hizo buenas elecciones.

Como por ejemplo en Neuquén, donde la lista de diputados encabezada por Raúl Godoy, con el 85 % de los votos escrutados, obtuvo 17.572 votos (5,25 %)

O el caso de Mendoza, donde la lista que llevó en primer lugar a Lautaro Jiménez, con el 96 % de los votos escrutados, la izquierda sacó 46.333 votos (4,41 %) a diputado nacional.

También en Jujuy, con el 80 % de los votos escrutados, la lista encabezada por Alejandro Vilca sacó 15.579 votos (4,82 %).

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá