www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
21 de mayo de 2015 Twitter Faceboock

MOVIMIENTO OBRERO
Rebelión obrera paraliza las plantas de Renault, Fiat y Ford en Turquía
Josefina L. Martínez

Contra las patronales y la burocracia, emerge un nuevo movimiento obrero en Turquía. El 14 de mayo 5000 trabajadores de la fábrica Renault salieron a la huelga en la ciudad de Bursa. El viernes se sumaron trabajadores de FIAT y otras autopartistas. Este martes entró en huelga FORD. Una gran huelga obrera se propaga en Turquía.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Rebelion-obrera-paraliza-las-plantas-de-Renault-Fiat-y-Ford-en-Turquia

Los trabajadores de la fábrica Renault iniciaron el movimiento huelguístico la noche del jueves 14 de mayo. El viernes, 1500 trabajadores del turno mañana se negaron a ingresar a trabajar, concentrándose en los portones de la fábrica para protestar y apoyar a sus compañeros. Ese día también se sumaron los trabajadores de FIAT (un Joint Venture entre la italiana FIAT y el holding turco, Koc ) y varias empresas autopartistas como Çoskunöz.

El movimiento rápidamente se propagó y se transformó en una gran huelga regional, con varios miles de trabajadores parando las fábricas automotrices de Bursa, al noroeste de Turquía.

Esta semana se sumaron dos fábricas operadas por Ford en la localidad de Kocaeli. Según informaron trabajadores a las agencias de noticias, salieron a la huelga en solidaridad con los trabajadores de Fiat y Renault. La gerencia de la Ford informó que debido a una falta de suministros, causada por esas huelgas, no se podía producir.
Los trabajadores exigen un aumento salarial y mejores condiciones laborales. Lo que desató el conflicto fue la noticia de que en una empresa de la región los trabajadores habían conseguido un 60% de aumento.

Mientras que Renault anunció que suspendía su producción por unos días, desde la empresa Çoskunöz dijeron que las demandas de los trabajadores eran ilegales y que iniciarán acciones legales contra la huelga. FIAT-Tofas envió a sus trabajadores un SMS diciendo que la producción había cesado hasta próximo aviso.

La huelga la están siguiendo trabajadores de otras empresas del sector automotriz de la ciudad de Bursa, como Beltan Trelleborg Vibracoustic (TBVC), Delphi, SKT, Ototrim Automotive, Rollmech y Mako.

Un movimiento anti burocrático y anti patronal

Entre los trabajadores hay mucho descontento con las patronales y con los sindicatos mayoritarios del sector, que firmaron acuerdos desfavorables para los trabajadores, en medio de un clima inflacionario. Según varias fuentes, el mismo sindicato que firmó un aumento del 60% en otra planta, aceptó un acuerdo mucho peor en Renault.

El sindicato del Metal firmó un acuerdo para el período 2014-2017, con la asociación patronal de la industria automotriz (MESS), hace ocho meses. Pero los trabajadores exigen ahora una mejora en sus condiciones laborales y en los salarios.
Por eso los trabajadores gritan consignas contra las patronales y el sindicato del Metal, (Türk Metal), al cual muchos trabajadores habían renunciado.

La lucha de los trabajadores de las automotrices se remonta al año 2012, cuando miles de operarios de la fábrica alemana Bosch renunciaron a su sindicato, el Türk Metal, denunciando que los sindicatos estaban fallando en la defensa de los intereses de los trabajadores, ya que negociaban a favor de las patronales. Las protestas que siguieron llevaron a que emergiera una nueva organización entre trabajadores de diferentes fábricas automotrices.

En abril de este año, los trabajadores de varias fábricas automotrices realizaron una manifestación en Bursa y publicaron un comunicado con sus demandas:

“-Nuestro acuerdo debe ser renegociado en base al acuerdo de la fábrica Bosch

  •  Los trabajadores deben tener el derecho de elegir a sus propios representantes en un proceso democrático
  •  Queremos la seguridad de que si renunciamos al Sindicato turco del Metal no seremos despedidos de nuestras empresas
  •  El Turk Metal debe dejar las fábricas inmediatamente”.

    Después de esto iniciaron una desafiliación colectiva al sindicato Türk Metal. El día 5 de mayo comenzaron las desafiliaciones y ese mismo día recibieron agresiones con palos por parte de la burocracia. También fueron agredidos algunos periodistas. En medio de esta situación, en Renault se produjeron despidos, pero los trabajadores se plantaron en las puertas, y lograron que fueran readmitidos.

    Desde que comenzó el movimiento, hace una semana, más de 7000 trabajadores se desafiliaron al sindicato Türk Metal, según fuentes locales.

    Sindicatos pro patronales y baja sindicalización

    Los sindicatos están muy desprestigiados en Turquía, por sus políticas pro patronales y pro gubernamentales. Esto ha llevado a que en los últimos años descendiera de forma considerable la tasa de sindicalización.

    Según estadísticas de la OCDE, Turquía es el país con la tasa de sindicalización más baja de la OCDE, con un 5,3% de sindicalización. Mientras que el promedio de la OCDE para el mismo año, 2012, era del 17,1%.

    Erhan Imrali, un trabajador de Renault, declaró ante periodistas que la empresa no ofrece un aumento de salario suficiente desde hace largo tiempo, mientras que la inflación aumenta. “Nosotros reaccionamos ante esto, pero el sindicato falló en manifestar esto ante la empresa… Todo lo que queremos es tener las mismas condiciones que los trabajadores de la empresa que consiguieron un aumento de salario, pero la dirección del sindicato no nos escuchó”.

    El Sindicato de trabajadores unidos de la industria del Metal (Birleşik Metal-İş) que es parte de la Confederación de sindicatos progresistas (DISK), emitió un comunicado el día viernes, con las demandas de los trabajadores, que incluyen el aumento de salarios, condiciones de seguridad laboral, reconocimiento de los representantes elegidos por los trabajadores.

    El Sindicato de las patronales del Metal (MESS) y la Confederación turca de empresarios, (TİSK), llamaron a que los trabajadores finalicen con sus medidas de lucha.

    La baja sindicalización es expresión de un descontento muy grande con la burocracia sindical mafiosa que controla los sindicatos, pero a su vez expone a los trabajadores a todo tipo de abusos por parte de las empresas. Algo que con esta huelga, sin embargo, los trabajadores están enfrentando. Según fuentes de organizaciones de izquierda los trabajadores están comenzando a organizarse en una coordinadora de fábricas, de forma independiente de la burocracia.

    Piquetes, manifestaciones y solidaridad obrera y popular

    Desde el jueves pasado los trabajadores están protestando frente a las puertas de las fábricas, acompañados por familiares y grupos solidarios. Algunos trabajadores se quedan durante las noches en campamentos improvisados al lado de los portones.
    En muchos videos puede verse a los trabajadores de un turno y otro saludarse con cánticos y darse ánimos desde ambos lados de los portones de entrada, los días de comienzo de la huelga.

    Así podía verse la fuerza con que comenzaba la huelga en FIAT, donde los trabajadores se contestan con cánticos desde afuera y adentro:

    En todas las fábricas el apoyo de los familiares y otros trabajadores viene siendo muy importante para sostener la huelga:

    El secreto del sector automotriz turco

    Bursa es la cuarta ciudad más grande de Turquía y el centro del conglomerado automovilístico del país.

    El sector automotriz turco creció durante los últimos años debido a sus costos laborales más bajos que en el resto de Europa. La ubicación estratégica de Turquía, entre Europa y Asia, es muy beneficiosa para las grandes multinacionales. Las principales automotrices instaladas en Turquía son Renault, FIAT, Toyota, Ford y Hyundai.

    La empresa Renault es gerenciada por un Joint Venture con el fondo de pensiones del ejército de Turquía, Oyak, y produce unos 318.000 autos por año. La empresa FIAT-Tofas produce unas 240.000 unidades anualmente. La FIAT-Tofas está invirtiendo millones para la producción de la nueva familia de autos compactos que reemplazarán al FIAT Bravo en Europa. Las plantas turcas vienen ensamblando líneas como la Doblo y Fiorino para Fiat, el Citroën Nemo, Peugeot Bipper y el Opel/Vauxhall Combo.

    Turquía produjo más de 1.25 millones de vehículos en el año 2014, convirtiéndose en el quinto productor de autos europeo. La producción y comercialización de autos significa el 14% de las exportaciones de Turquía. El 70% de las cuales se dirige a otros mercados europeos.

    La huelga que está conmoviendo a Turquía llega unas semanas antes de las elecciones del 7 de junio.

  •  
    Izquierda Diario
    Seguinos en las redes
    / izquierdadiario
    @izquierdadiario
    Suscribite por Whatsapp
    /(011) 2340 9864
    contacto@laizquierdadiario.com
    www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá