Política

POLITICA

Operaciones y cuadernos: para Pagni podría estar la CIA detrás, para Kollmann buscan quebrar empresarios

Tiempo estimado 3:20 min


Continúa la "crisis de los cuadernos", así como las múltiples operaciones y especulaciones alrededor del caso. Los originales siguen sin aparecer. Hipótesis que circulan en los medios.

Viernes 3 de agosto de 2018 | 12:03

El alto nivel de impacto de la "crisis de los cuadernos", la importancia pública de los ex funcionarios y empresarios acusados, así como las implicancias políticas del caso y la falta de pruebas contundentes hasta el momento, ha dado lugar a todo tipo de hipótesis y especulaciones.

Entre ellas, en los diarios de hoy se destacan dos muy importantes.

Carlos Pagni, uno de los principales editorialistas de La Nación, diario en el cual se inició la denuncia, sugiere que, a tono con el Lava Jato brasileño, Estados Unidos podría estar detrás de todo esto.

"¿No habrá alguien a quien le interesa que se identifique a China como socio de gobiernos corruptos? China se expande en África y tiene ya comprada a media América Latina. Tengo derecho a preguntarme si Estados Unidos está interesado en esta historia y si pueden decirle a Macri: ¿usted qué va a hacer con todo esto? Hablamos de un presidente cuyo padre es representante de China en la Argentina".

Pagni se impacta a raíz de que "nunca vimos que la Justicia tenga la posibilidad de avanzar sobre el universo privado" y ve el caso "como un espejo de la causa brasileña donde Marcelo Odebrecht estuvo preso y donde Lula da Silva no puede ser candidato por estar procesado".

Aportando elementos en el mismo sentido que Pagni, desde Clarín Marcelo Bonelli afirma que el empresario detenido Carlos Wagner "logró numerosas obras, pero construyó la monumental y secreta ´Estación China´ en la Patagonia. Gerardo Ferreyra, allegado a Carlos Zannini, multiplicó su fortuna en la “década corrupta”. Pero acaba de tener un espaldarazo muy reciente, al liderar el consorcio -también con los chinos- que se adjudicó las obras hidroeléctricas de Santa Cruz. Un negocio de 4.000 millones de dólares”.

Por su parte, desde Página 12 Raúl Kollmann hace sugerencias en otro sentido. "Al cerrar la segunda jornada de la causa que habrá que renombrar como ´las fotocopias de los cuadernos´, el diagnóstico del expediente es que se trata de una excursión de pesca para ver si alguno de los empresarios se quiebra y dice ´yo le di tanta plata a Roberto Baratta´. No importará que sea verdad. Los tienen agobiados en un calabozo, como una forma de tortura, para que se quiebren y digan lo que sea: que aportaron fósforos para que Nerón queme Roma o le dieron el fusil a Lee Harvey Oswald para que le dispare a Kennedy".

A su vez, el editorialista de Página 12 sostiene que "queda la duda de cuánto importará la verdad en todo esto. La sensación es que el objetivo es puramente político. Como en Brasil. No importa si el departamento es o no es de Lula: lo que le importa al establishment es sacarlo de la cancha".

Si algo queda claro hasta el momento, es que la víctima es la verdad. Un entramado de negocios y operaciones políticas cruzado por los servicios de inteligencia, un oscuro Poder Judicial, los intereses de los gobiernos de turno y, quizás, la intervención de potencias imperialistas.





Temas relacionados

Raúl Kollmann   /    Roberto Baratta   /    Carlos Pagni   /    Franco Macri   /    Julio De Vido   /    Mauricio Macri   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO