Política

PRESUPUESTO

Macri y los gobernadores peronistas negocian el precio del ajuste

Tiempo estimado 5:44 min


Mientras los salarios se devalúan, cae en picada la producción y el gobierno con el FMI prometen más deterioro económico, el peronismo negocia el precio del ajuste de millones con Macri. Este martes se reunirán con el ministro Frigerio y, más tarde, con el presidente Macri.

Lunes 10 de septiembre de 2018 | 12:08

Foto: Rogelio Frigerio junto a los ministros de economía provinciales

La crisis es evidente, los despidos se multiplican, el salario pierde poder de compra mes a mes (o día a día), el gobierno hunde a los trabajadores para salvar las ganancias de los fugadores seriales.

Pero esto recién empieza. Ahora el gobierno pretende oficializar el ajuste en curso y futuro haciendo votar el Presupuesto 2019. Para esto necesita los votos del peronismo de las provincias.

Más información: Macri y 24 gobernadores negocian el ajuste que quieren hacer pagar a millones de trabajadores

El peronismo -que viene de acompañar los lineamientos generales del ajuste macrista- pone algunos condicionamientos para firmar, pero todo parece avanzar hacia un acuerdo con el oficialismo nacional.

Este martes tendrá lugar una ardua jornada de negociación entre los mandatarios provinciales y el Poder Ejecutivo nacional. Desde las 10 hs habrá encuentros, discusiones y fotos. Desde la Casa Rosada esperan lograr una foto que muestra a los gobernadores junto al presidente Macri. Será la postal que pide el FMI: macristas y peronistas, juntos por el ajuste.

Por la mañana los gobernadores peronistas se encontrará en el CFI. Pasado el mediodía se entrevistarán con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y, por la tarde, se reunirán con el presidente Macri.

De los 24 jefes de ejecutivos se espera que se reúnan 22. Miguel Lifschitz de Santa Fé y Alberto Rodríguez Saá, de San Luis, no serán de la partida. En el marco de las negociaciones y especulaciones, los dos gobernadores “díscolos” fueron los más enérgicos en sus discursos contra Macri y contra el presupuesto de ajuste.

Esta actitud más “confrontativa” no se puede entender más que como una estrategia de cara al año que viene. Tanto Lifschitz como Rodríguez Saá se juegan sus reelecciones. Huelga decir que el santafesino pertenece a una de las provincias sojeras, por lo que no puede más que mostrarse más duro ante la discusión del quite del fondo sojero.

El peronismo "sensato"

La última semana dejó la foto de algunos gobernadores del PJ juntándose con el resucitado Sergio Massa. En el marco de las negociaciones del “peronismo de los gobernadores” con el gobierno por compartir el ajuste, los jefes provinciales Verna (La Pampa), Juan Manzur (Tucumán), Gildo Insfrán (Formosa), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Alberto Rodriguez Saá (San Luis) se reunieron junto al líder del Frente Renovador y el senador del PJ Federal Miguel Ángel Pichetto. Allí lanzaron frases de ocasión contra Macri. Incluso Massa se animó a decir que el acuerdo con el FMI había sido “un error”.

Consultado por este medio, un asesor cercano al ex intendente de la localidad de Tigre afirmó que la presencia de Massa junto con los gobernadores era “una buena oportunidad para relanzar un espacio que juegue para la unidad”.

Dos días después de ese encuentro, los 24 ministros de economía de las provincias avanzaban aún más en acuerdos que le permitan al oficialismo lograr un presupuesto hacia 2019. Ese día, el ministro Frigerio sentenció “hemos avanzado para ponernos de acuerdo en los esfuerzos que hay que hacer para mantener el equilibrio fiscal en 2019”.

A la reunión del martes pasado, pegaron el faltazo los gobernadores Juan Manuel Urtubey (salta), Sergio Uñac (San Juan), Juan Schiaretti (Córdoba) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). Según distintas versiones periodísticas, no asistieron por “cuestiones de agenda” pero no pretenden cerrar el diálogo con el gobierno nacional. El salteño y el cordobés aparecen como los más cercanos a la Casa Rosada desde hace tiempo.

La aprobación del Presupuesto tampoco es una cuestión menor para los mandatarios provinciales. Cerrar este tema cuanto antes es vital para arrancar las campañas electorales.

En el marco de que negocian un ajuste, para los gobernadores la consigna “#Hay2019” se traduce en lograr la buena voluntad de la “billetera” del gobierno nacional en pos de lograr financiamiento en las provincias, en un año electoral.

El tiempo no para

Desde los gobernadores, una de las exigencias es que se compense a las provincias por la eliminación del FOFESO (Fondo Sojero). Asimismo está en discusión la continuidad o no de la rebaja en Ingresos Brutos -pactada en el Consenso Fiscal de fines de 2017- y la transferencia de la tarifa social del transporte a las provincias.

Por fuera de los números de la economía, en el pensamiento de los gobernadores también está el llamado "costo político" del ajuste. Es decir, cuanto descontento generarán medidas que van a afectar el nivel de vida de amplias capas de la población. En ese marco, una parte de su interés pasa por lograr que el oficialismo nacional haga la mayor parte de ese "trabajo sucio" que es el ajuste.

Este martes el gobierno nacional buscará una foto que muestre consenso de los mandatarios provinciales hacia su política de ajuste. Para el pueblo trabajador esa imagen es de la de sus enemigos, aquellos que eligen atacar las condiciones de vida de los sectores populares para garantizar los pagos a los grandes especuladores internacionales.





Temas relacionados

Presupuesto 2019   /    Rogelio Frigerio   /    Peronismo Federal   /    Ajuste   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO