Política

CHISTE DE MAL GUSTO

Premiarán a Macri como “ciudadano global” por su “incansable dedicación a su país”

Tiempo estimado 5:15 min


Increíble pero real. El martes en Nueva York el Presidente recibirá el galardón de manos del Atlantic Council, organización financiada por gobiernos imperialistas y por los partidos Demócrata y Republicano.

Daniel Satur

@saturnetroc

Sábado 22 de septiembre de 2018 | Edición del día

Mauricio Macri será premiado el martes en Nueva York, en el marco de su viaje para asistir a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El galardón es el “2018 Global Citizen Award” (Premio Ciudadano Global 2018) y lo otorga la organización Atlantic Council.

Según los propios organizadores del premio, Macri será reconocido por “su dedicación incansable y desinteresada con su país y su gente”. Sí, así como se lee, aunque suene surrealista.

El presidente argentino será premiado junto a otras dos “personalidades”: la primera ministra de Noruega Erna Solberg y el empresario Hamdi Ulukaya, dueño de la fábrica yanqui de yogures Chobani.

El Atlantic Council ya premió anteriormente a presidentes como Bill Clinton y George Bush de Estados Unidos y Justin Trudeau de Canadá, a la directora del FMI Christine Lagarde y hasta a artistas como Bono de U2.

Frederick Kempe, director ejecutivo de la organización que entrega los premios “Global Citizen”, manifestó hace algunas semanas, cuando se anunció que Macri sería uno de los ganadores de la edición 2018, que “en este período de rápido cambio global e incertidumbre, estos premios envían un mensaje particular con respecto a la marca de liderazgo consistente, de principios y decidido que nuestros tiempos requieren”.

“A través de estos premios hemos intentado no solo saludar a individuos únicos como estos tres líderes (en referencia a Macri, Solberg y Ulukaya) sino que al hacerlo también inspiramos a otros a ser mejores ciudadanos del mundo”, agregó Kempe en un comunicado.

Sobre Macri, el presidente del Atlantic Council valoró su “incansable e intransigente dedicación a su país y su pueblo a través de su enfoque pragmático de política, compromiso con la reforma económica y revitalización, y la renovación de las relaciones con socios internacionales ejemplificada por la actual presidencia argentina del G20”.

Dime quién te premia y te dirá quién te banca

Fundado en 1961 en el marco de la Guerra Fría, el Atlantic Council se convirtió en una especie de “foro” donde participan activamente presidentes, primeros ministros, militares, empresarios, intelectuales y referentes de los think tank del stablishment imperialista.

Las mayores “preocupaciones” del Consejo Atlántico, cuya sede está en Washington, refieren a la “seguridad internacional” y la “prosperidad económica mundial”. Con esa perspectiva, es activo participante de las reuniones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aconsejando y proveyendo argumentos teórico-políticos para que las potencias imperialistas desarrollen, por ejemplo, sus operativos militares en Medio Oriente y África.

Desde su Centro de Seguridad Internacional Brent Scowcroft (en homenaje a quien fuera consejero de Seguridad Nacional de los presidentes Ford y Bush padre y presidente interino de la Junta Directiva de la organización hasta 2014) el Atlantic Council organiza los llamados “Commanders Series”, eventos a los que convoca a dar conferencias magistrales a jerarcas militares de Estados Unidos y de los principales países de Europa.

Previsiblemente, los temas tratados en esos eventos se repiten. Entre ellos, la situación en Irak y Afganistán, las amenazas a la seguridad en Asia y África y las “nuevas amenazas” en Latinoamérica (con las que justifican los planes de intervención ofensiva) como “el narcotráfico”, “el terrorismo transnacional” y la “inmigración ilegal”.

Lógicamente quienes presiden el Atlantic Council no son meros consejeros académicos. Por ejemplo, en 2009 James Jones renunció a la titularidad de la organización a pedido de Barack Obama para sumarse al gabinete como asesor en “seguridad nacional”. Y aunque se declare formalmente “no partidista”, no solo forman parte de sus filas importantes dirigentes demócratas y republicanos sino que está comprobado que recibe “donaciones” tanto de esos dos partidos como de más de veinticinco gobiernos fuera de los Estados Unidos.

Esos son los “premiadores” de Mauricio Macri. Los que aprovecharán la oportunidad para palmearle la espalda y felicitarlo por su “incansable y desinteresada” dedicación a aplicar los planes que no dejan de hambrear y empobrecer a la población trabajadora argentina.

Por esas coincidencias de la vida, en el preciso momento en que le estén entregando el premio al “Ciudadano Global 2018”, millones de trabajadoras y trabajadores habrán paralizado su país en protesta y repudio al plan de ajuste que está llevando adelante.

Un paro nacional que por exclusiva responsabilidad de la burocracia sindical de todos los gremios no se expresará con millones de personas en las calles, lo que hubiera sido una más que interesante foto para ver desde Nueva York.





Temas relacionados

George Bush   /    Imperialismo   /    Mauricio Macri   /    Nueva York   /    ONU   /    Barack Obama   /    OTAN   /    Estados Unidos   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO