Cultura

CINE // ESTRENO DOCUMENTAL

Se estrena La vida que te agenciaste, especie de cine y poesía del bardo

Tiempo estimado 6:19 min


Entrevistamos a Mario Varela, director de "La vida que te agenciaste", documental que se estrena el jueves 13 en el Cine Cosmos

Javier Gabino

@JavierGabino

Martes 11 de diciembre de 2018 | Edición del día

El próximo jueves 13 a las 16hs se estrena en el Cine Cosmos, Avenida Corrientes 2046, la película de Mario Varela La vida que te agenciaste.

La sinopsis cuenta que "hace 25 años, un grupo de poetas participó de un documental en torno a una competencia etílica por bares de Buenos Aires. Retomando ese archivo, La vida que te agenciaste da cuenta de ese grupo de artistas y amigos y, sin proponérselo, crea un paradigma dentro del marco de la literatura argentina."

Los protagonistas de este documental, incluído su director, estarán borrachos de juventud en formato VHS en una salida normal de esa decada, al mismo tiempo son poetas que en los años 90 impulsaron la mítica revista 18 whiskys. Sobre ese archivo del pasado se disparan reflexiones presentes. Entre otros, dan su testimonio Fabian Casas, Jorge Aulicino, Laura Wittner, Juan Desiderio, Rodolfo Edwards, Darío Rojo y Teresa Arijón.

El documental es un boleto para una experiencia múltiple, desde la antropología sobre la juventud bardera de los 90, hasta la musicalidad de las palabras en la poesía; desde la critica a las instituciones de enseñanza (al fin y al cabo se basa en un material estudiantil bochado) hasta las historias de vida. Esas historias son como oraciones que Varela encuentra repartidas en una amplia geografía producto de la explosión de la vida, para unirlas en una nueva poesía abierta y en proceso. Y nos dice que "a su modo todos siguen haciendo bardos" mientras reflexiona que "este momento de hervidero y necesidad es el caldo del cultivo para ver algo nuevo y potente". Y parece estar ilusionado con eso.

Para conocer más acerca de este documental, aquí va la entrevista:

¿Cómo surge La vida que te agenciaste?

Viene de una deuda del pasado y una pregunta al futuro, que justo coincidieron en un mismo lugar.
Del pasado viene rescatar un documental que hice para la escuela de cine de Avellaneda. Una competencia etílica de un grupo de jóvenes por bares de Buenos Aires. Olvidemos por ahora que eran mis amigos poetas con los que hicimos la revista literaria 18 Whiskys. Era un documental donde los jóvenes se iban emborrachando de bar en bar, seguido por unos cineastas que no se quedaban atrás en el trago. El documental fue en b&n porque no teníamos presupuesto para VHS nuevos y usamos unos muy regrabados, el presupuesto era para bebidas. Y con una edición que aprovechaba los fuera de foco porque los camarógrafos iban perdiendo el foco bar a bar.
Nunca me aprobaron el trabajo y causó cierta controversia. Igual yo siempre lo defendí como una obra provocativa. Ahí quedó perdido el documental, pasando de mano en mano o de curioso en curioso que quería ver a los “jóvenes poetas de los 90” haciendo bardo.
La pregunta al futuro me la sugirió la poeta Laura Wittner cuando en una charla, después de años, dijo: Ah, mirá la vida que te agenciaste.
Y pensé en los demás poetas de ese grupo, tan unido… ¿qué vida se fueron agenciando? ¿sigue existiendo el lazo de amistad que nos unía como en un mar de queso junto a la poesía?

¿De qué forma se expresan los años 90, el espíritu de aquella época, a través de un grupo de poetas?

Los años 90 están signados por diez años de Menemismo. La época de la pizza con champagne, de las privatizaciones. El establishment literario de la época, cómodamente instalado. Una felicidad ficticia de crecimiento económico. En ese contexto surge la denominada generación del 90, con poetas que como dice Rodolfo Edwards “éramos los negritos de la poesía”, pero se diferenciaba de otras generaciones de negritos por la casi falta de compromiso político. El es solo poesía pero me gusta. La ruptura, la disrupción, los actos para molestar y cambiar el ángulo de mirada en cuanto a literatura y acciones.

¿Qué comparte este documental de 2018 con aquella revista 18 whiskys? ¿Pensás que hay hilos de continuidad estéticos?

El vínculo más fuerte que comparte creo que es la despreocupación por el que dirán. La revista buscaba expresar un rumbo propio, expresarse a sí misma y encontrar una realidad propia. El documental también se siente despreocupado pero buscando la realidad creada por el paso del tiempo. La continuidad es la continuidad de la vida, el resultado de los años y en que se convirtió la rebeldía, sin tratar de suavizar el golpe.

Al momento de filmar la amistad y el paso del tiempo, ¿Pensaste en alguna referencia cinematográfica? ¿Qué pautas te planteaste para encarar la temática?

Una referencia que me ayudó mucho (pese a que robé de todos lados pequeñas cosas, un punga más que un asaltante) fue el documental El ejército rojo (Red Army
2014 Director Gabe Polsky) que retrata la vida de un equipo de hockey sobre hielo desde niños hasta que son adultos.
A la hora de escribir el guión, pensé en lo que dirían mis amigos de hace 25 años, cómo eran. Y claro, después tuve que ir adaptándome minuto a minutos. Hasta las partes que parecen armadas son fruto de apostar a la creatividad que aportaban los participantes de la peli y no quedarse prendado de una idea. Igual lo que pasó me fue sorprendiendo en muchas ocasiones. Nos largamos a hacer viajes con destino incierto y como dice Fabián Casas, “estamos yendo como siempre hacia una catástrofe”.

¿Cómo ves la escena de la poesía en la actualidad, en qué se acerca o aleja de la experiencia que narra La vida que te agenciaste?

Primero que casi todos los jóvenes poetas de los 90 siguen al tope de actividad. Incluso uno asegura que está por sacar el libro que va cambiar el curso de la poesía. Otro dicen lo mismo pero de la literatura infantil. Otros dan talleres y siguen editando. O sea no se murió casi ninguno, pocas bajas, aunque las bajas que hay son re dolorosas. A su modo todos siguen haciendo bardos. No en grupo. Un bardo más individual.
En cuanto a los jóvenes poetas, este momento de hervidero y necesidad es el caldo del cultivo para ver algo nuevo y potente. Yo estoy ilusionado con eso.





Temas relacionados

Cine documental   /    Poesía   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO