Cultura

MUNDO OBRERO

"Jujuy cuando llueve" para los obreros del Ingenio

Tiempo estimado 2:21 min


Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Sábado 12 de enero | 14:20

Aquí ya llovió y paró en dos oportunidades-solo en lo que va del día de hoy-, en ese impasse los obreros del ingenio aprovechan para evitando el aguasero de verano volver a los suburbios en los que viven, de todas maneras mojan sus botines y borcegos, y la parte baja de sus pantalones de grafa con agua de las calles inundadas y el barro de las cientos de calles sin asfaltar que tiene la localidad cabecera del en clave agro-industrial más importante que tiene la provincia de Jujuy.

Los que salen de jornadas extenuantes en el Ingenio en vano intentan esquivar la lluvia, y lo que esta deja a su paso, porque cuando llegan a los asentamientos o barrios se embarran hasta el tobillo, patinan sus rodados, bicicletas y ciclomotores, en ocaciones caen, golpeándose y embarrándose enteros.

La lluvia que para los pueblos originarios sedentarios agricultores como para los nómades, cazadores y recolectores con escaso desarrollo de la agricultura era una bendición de alguna de sus deidades y motivo de agradecimientos, para los kollas y guaranies del siglo XXI en su esclavitud asalariada si bien refresca el ambiente vaporoso y caluroso del chaco gualamba, donde estan emplazado los ingenios azucareros, también genera un conjunto de perjuicios que se suman a la super explotación y opresión que padecen de la familia Blaquier.

La canción popular jujeña dice "me gusta Jujuy, mi Jujuy, cuando llueve, y dejar que el recuerdo me lleve", una afirmación que al menos les hace ruido a los obreros de asendencia indígena de los ingenios del ramal jujeño, ya que carecen de servicios esenciales, infraestructura y obras básicas en sus barriadas, ropa de trabajo correspondiente, condiciones laborales, comfort en sus hogares y lugares de esparcimiento en las localidades en las que viven, como para que les guste Jujuy cuando llueve, y esto sin contar que muchas veces sus casas en los barrios y asentamientos a la vera de los ríos y canales, donde los expulsan los terratenientes, empresarios y gobernantes, se inundan.

Para que nos vuelva a gustar a los orginarios y proletarios "Jujuy cuando llueve" es por lo que en cada pelea cotidiana luchamos los socialistas revolucionarios en estas tierras, tal anhelo solo vendrá de la mano de los mismos que la padecemos





Temas relacionados

Pueblos Indígenas   /    Lluvia   /    Ingenio Ledesma   /    Opinión   /    Jujuy   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO