Enfoque Rojo

FOTOGRAFÍA

Diane Arbus, retratos al margen

Tiempo estimado 2:52 min


Recordamos a la fotógrafa Diane Arbus en la fecha de su aniversario con una selección de sus imágenes.

Jueves 14 de marzo | Edición del día

“Creo, con cierto pudor, que hay cosas que nadie vería si yo no las hubiera fotografiado”.

La frase sintetiza la obra de la fotógrafa neoyorquina que hoy hubiera cumplido 96 años.

Diane Arbus se dedicó a recorrer la noche de su ciudad, buscando justamente lo que no se ve, en las calles, en los bares, en circos o en locales de atracciones y fenómenos, y hasta en el interior de las casas. Retrató gente rara en situaciones normales y gente normal en situaciones extrañas. Su tema precisamente era la gente, pero a diferencia de lo que sostenía la fotografía documental clásica, Arbus buscaba conectarse con sus retratados, conmover con un encuentro personal directo: “Para mí, el sujeto de la foto es siempre más importante que la foto. Y más complejo” escribió.

Para muchas de sus fotos realizaba un gran trabajo de investigación casi antropológica, ya que a los personajes que le interesaban no los encontraba espontáneamente.
En sus retratos callejeros, el sujeto parece enfrentar a la cámara como si fuera un espejo deformado que devuelve una imagen desconocida, una versión extraña de sí mismo.

“No me gusta ordenar las cosas. Cuando me encuentro frente al modelo, en lugar de acomodarlo a él, me acomodo a mí misma”.

Quizás por eso el aspecto formal de sus fotos parece bastante espontáneo o poco técnico, con encuadres desprolijos, o enfoques descuidados, siguiendo la idea de que importa más el sujeto que la foto.

“Me horroriza la idea de composición. No sé lo que es una buena composición... A veces, para mí, la composición está ligada a una luminosidad o a la instalación de cierta calma. A veces es el resultado de un error. Hay cierta manera de hacer las cosas bien y otra de hacer las cosas mal. Yo a veces prefiero lo que está bien y otras lo que está mal. Eso es la composición”.

Su interés en acercarse a lo grotesco, a lo horroroso de la vida diaria, quizás sea su estilo y al mismo tiempo su legado, que puede verse en la influencia que su obra, su actitud y el tratamiento de los temas, han tenido en los fotógrafos de generaciones posteriores. Por eso Diane Arbus sigue pareciendo una fotógrafa “moderna”, autora de una obra atípica y movilizante.

“Nunca tengo miedo cuando miro por el visor. Si una persona avanzara hacia mí con un revolver, yo mantendría los ojos pegados al visor y sería invulnerable. Simplemente me parecería apasionante. Dios sabe que cuando las tropas empiezan a avanzar, uno siente pánico y comprende perfectamente que lo pueden matar. Pero hay un poder que emana de la cámara. En ese objeto que uno lleva hay cierta magia que los inmoviliza de algún modo”.





Temas relacionados

Enfoque Rojo   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO