Mundo Obrero

SALTA

Lecciones de la huelga docente: luego de torcerle el brazo a Urtubey, se puede ir por más

Tiempo estimado 8:21 min


El gobernador peronista tuvo que ceder ante la fuerza de las y los docentes quienes luego de 8 días de paro con asambleas, movilizaciones, acampes y cortes de ruta lograron un triunfo, enfrentando la política conciliatoria y burocrática de las direcciones de los sindicatos. Aquí algunas conclusiones.

Lunes 18 de marzo | Edición del día

Las y los docentes salteños, tras un conflicto que se extendió durante 11 días con altísima adhesión al paro y solidaridad de amplias franjas de la sociedad, logramos un aumento del 38% escalonado, con un 2% más en caso de las y los docentes que tienen un solo cargo, el no descuento de los 8 días de paro, y un bono de 5000 pesos a pagar el 28 de marzo. Esta lucha se dio en el marco de una crisis económica en el país y un plan de ajuste en curso que el gobierno de Mauricio Macri acordó con los gobernadores y el FMI que implica tarifazos, inflación, devaluación, despidos y paritarias a la baja en todos los sectores. También, estuvo cruzada por la precandidatura a presidente por Argentina Federal de Juan Manuel Urtubey que es uno de los gobernadores peronistas dadores seriales de gobernabilidad a Macri.

La bronca docente, desde abajo, había estallado con la paritaria a la baja firmada por AMET, UDA, SADOP, ATE y UPCN, en febrero último que implicaba un 23% de aumento en cuotas, para miles de docentes que tienen que trabajar entre dos y tres cargos para poder llegar a fin de mes y mantener a sus familias. A esto se sumó la crisis abierta en ADP, sindicato de base de CTERA, tras las denuncias de corrupción y venta de títulos truchos y cargos en escuelas que devino en la suspensión en el cargo de su Secretaria General Patricia Argañaraz, y en un ataque por parte del gobierno a las y los 33mil docentes cuestionando la legalidad de nuestros títulos.

La base docente de toda la provincia fue así al paro los días 6, 7 y 8 de marzo, como en el resto del país tras la convocatoria de CTERA. La mecha se siguió encendiendo tras el silencio de los medios nacionales hegemónicos y el ataque de los locales como El Tribuno, canal 11 y Multivisión el miércoles 13 que hicieron alianza con el gobierno de Urtubey y su gabinete. Lejos de amedrentar, las campañas para poner la opinión pública en contra difundiendo mentiras sobre que los sueldos de toda la docencia superaban los $37 mil por cargo y que debido al conflicto docente en la provincia no se ejecutarían 275 obras públicas, junto con la traición de la dirección de ADP que firmó ese mismo día a espaldas de las bases un acuerdo por el 35%, hicieron que la fuerza en las calles se multiplique.

La asamblea autoconvocada que mantenía el paro, las movilizaciones y acampe, redobló las fuerzas, desconociendo el llamado a levantar las medidas de fuerza por parte de su dirección. Esto dio legitimidad a las docentes de escuelas privadas también para que pudieran parar y desbordaran las calles en la movilización de miles el jueves pasado. Así respondieron a cada ataque, uniendo sus fuerzas. De esta forma lograron romper el techo salarial.

Párrafo aparte merece CTERA que dejó aislada esta lucha, a tono con su política de frente anti Macri y confianza en las elecciones de octubre, que le hacen flaco favor a gobernadores peronistas como Urtubey que aplican el ajuste.

Asambleas autoconvocadas

Las y los docentes de todos los niveles de la provincia durante 11 días hicieron asambleas, acampes y acciones en las calles y el parazo de 8 días. Recibiendo grandes demostraciones de apoyo de parte de la comunidad educativa que se sumaba a las movilizaciones, llevaba alimentos y bebidas a los acampes de la Plaza 9 de Julio y del ex peaje de Aunor, tocaba la bocina en apoyo. También, de las y los trabajadores estatales en lucha y la docencia universitaria organizada en ADIUNSa que fue al paro el 15M y marchó hasta el Grand Bourg.

Así lograron arrancarle al gobierno de Urtubey y su Ministra de Educación Analía Berruezo, la reapertura por segunda vez de la paritaria y que se reconociera como interlocutores de la base a delegados y delegadas autoconvocados elegidos en la plaza por un sector de la docencia en lucha.

Con la firma del acta acuerdo el sábado por la noche en el Grand Bourg, que el Ministro de Economía Emiliano Estrada se comprometió a que este lunes tomará forma de decreto, se cierra una primera etapa de un conflicto.

Con una alta moral luego de la votación a favor del acuerdo por amplia mayoría a mano alzada en una multitudinaria asamblea en el estadio “Delmi”, se demostró que la fuerza de miles de guardapolvos blancos puede ir por más.

¿Cómo seguimos?

La docencia salteña se plantó, en un gremio mayoritariamente de mujeres jefas de hogar, como un gran ejemplo a nivel nacional para todas y todos los trabajadores. Es clave que esa fuerza que se organizó al calor de la lucha, tomando las mejores tradiciones del 2005, 2007 y 2014, se desarrolle en cada escuela para funcionar como una nueva organización desde abajo, preparándose así para las nuevas batallas por venir. Ya que sabemos que tanto el gobierno de Macri como el de Urtubey quieren que sean las y los trabajadores los que paguen el ajuste y el saqueo en curso.

En este sentido y con este norte, docentes organizadas en la Corriente Nacional 9 de abril, que impulsamos desde el PTS- FIT, dimos la pelea desde el comienzo del conflicto para unir la lucha exigiendo a la burocracia de ADP y demás direcciones gremiales que llamaran a asambleas unificadas de toda la docencia para deliberar y votar los pasos a seguir. También, frente a la política errónea de Tribuna Docente y Docentes Unidos de Salta (DUS) que intentaron dividir realizando asambleas en paralelo, cuando de lo que se trataba era de unir las fuerzas de las y los docentes en una sola lucha.

En la asamblea provincial del sábado 16 desde la Corriente 9 de Abril difundimos cientos de volantes con la propuesta de que esa instancia de deliberación sea abierta a todas las voces, y para mantener el cuerpo de delegados, pero ampliándolo a todas las escuelas de todos los departamentos, que sean rotativos y revocables. Que sean mandatados por asambleas de base y que la representación sea acorde a la composición de género de la docencia, donde la mayoría son mujeres. Esa es la herramienta que tiene que funcionar para las futuras batallas por la defensa de la educación pública, y entre otras demandas para por pelear por más presupuesto para educación y no para el pago de la deuda ni el FMI, que todos los gobiernos tanto Cambiemos como el peronismo acuerdan en seguir pagando.

Lamentablemente, las y los delegados que formaban parte de la conducción de la asamblea, que habían sido votados una semana antes por un sector minoritario y no por esa fuerza enorme de miles de docentes que hizo explotar el Delmi, no estuvo a la altura de las circunstancias para fortalecer la organización desde las bases docentes. Arbitrariamente, definió que no haya lista de oradores, negando la palabra al delegado de Orán, a las y los docentes de DUS y de Tribuna Docente, y aprovechando la política equivocada de las compañeras y compañeros de esta corriente, para censurar al conjunto de la izquierda. Creemos que esto es un error, ya que la asamblea es de todas y todos los docentes, y debe ser un ámbito de deliberación y decisión democrática donde todas y todos podamos expresar nuestras visiones y así fortalecer nuestra organización y lucha.

Toda la fuerza que mostramos las y los docentes, torciéndole el brazo al gobierno y a las burocracias, con la enorme conquista que implica que haya sido la base docente protagonista de esta lucha quien acepte la propuesta, tiene que orientarse a recuperar los sindicatos, empezando por exigir la convocatoria a asambleas únicas para debatir y decidir cómo seguir. Y para coordinar junto a las y los estudiantes, las familias, sectores de trabajadores y el movimiento de mujeres con el norte puesto en desarrollar mucho más la organización, independiente de los gobiernos patronales que son los que aplican los planes de ajuste y el ataque sistemático a la educación pública.





Temas relacionados

Docentes   /    Salta   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO