Juventud

DEBATE

¿Se viene la FUBA del Pacto Social con la UJS-PO adentro?

Tiempo estimado 5:47 min


Esta semana arranca el congreso extraordinario de la Federación Universitaria de Buenos Aires. Será el primero desde que se renovaron autoridades en diciembre, y el kirchnerismo asumió la co-presidencia de la federación junto al Partido Obrero. También se da en el marco de un llamado de Cristina al PJ a conformar listas comunes, y a los empresarios a realizar un “pacto social” sin romper con el FMI.

Miércoles 15 de mayo | 15:35

Hace algunos meses la Franja Morada intentaba convalidar con maniobras y falsedades un congreso trucho de la FUBA, al servicio del rectorado y el gobierno del FMI. Tras un año de movilización estudiantil, la agrupación de Cambiemos, junto con el PJ (UES) en la UBA, buscaban legitimar el ajuste en la universidad pública. Frente a este intento, 65 delegados, entre los que estaban los 6 de la Juventud del PTS, rechazamos el congreso trucho, y nos pronunciamos contra que el rectorado aumentase su injerencia en nuestras organizaciones.

Sin embargo, la UJS-PO, una vez derrotado el congreso trucho de la Franja y el PJ, avanzó en una alianza con el kirchnerismo para co-conducir la federación. La “inauguración” de la nueva conducción, corrió por cuenta de la ex presidenta Cristina Kirchner, que recibió inmediatamente a las nuevas autoridades en el Instituto Patria. Desde allí en adelante, la FUBA se transformó en la herramienta del kirchnerismo para abonar a una salida electoral de “todos contra Macri” en el movimiento estudiantil.

Te puede interesar: La UJS-PO: ¿bombero del kirchnerismo?

Pasaron algunos meses desde aquel entonces y saltan a la vista dos paradojas de la situación actual: en primer lugar el kirchnerismo, que en ese momento rechazaba la maniobra de la Franja y “los traidores” del PJ/UES, hoy llama al PJ a conformar la más amplia unidad contra Macri, bajando sus listas en varias provincias, y convocando a los dirigentes justicialistas. Aquellos que le votaron las leyes a Macri, y que le dieron todo tipo de ayuda para que gobierne, hoy son la esperanza de un kirchnerismo que llama a los empresarios a un “pacto social”, y a las pibas a guardar los pañuelos verdes en pos de la unidad. En segundo lugar, la UJS-PO que dijo aliarse con el kirchnerismo “para enfrentar a la Franja”, bajo la idea de que “la federación iba a tener una impronta de izquierda”, sostiene una conducción que lejos de tener algún signo progresista o de giro a la izquierda, consolida un giro a la derecha, que está a años luz de enfrentar al gobierno y denunciar a la oposición cómplice.

Muestra de lo dicho es la convocatoria al congreso, que se limita a la consigna de “Chau Macri”, y “Chau FMI”. ¿Y los gobernadores? ¿Y la independencia política de todos los partidos patronales? ¿Chau Macri y hola al PJ? ¿Fuera el FMI con los que quieren seguir pagando la deuda? La UJS-PO no solo se subordina a la política kirchnerista, sino que le regala una cobertura “por izquierda” a una política cada vez más conciliadora con los empresarios, la iglesia, y hasta el FMI, que a decir de Kiciloff se debe “quedar tranquilo” si su fuerza llega al gobierno, ya que pagaran peso por peso. Y no hay otra forma que este vasallaje no sea con ajuste al pueblo trabajador, a la educación pública y la salud pública. En síntesis: una enorme concesión de la UJS al kirchnerismo, que expresa un electoralismo monumental donde se intercambian principios y programas por un cargo.

¿Hasta cuándo la UJS-PO seguirá sosteniendo este acuerdo? En un eventual gobierno peronista tras las elecciones de octubre, ¿La FUBA será parte del Pacto Social al que convoca Cristina? ¿La UJS será parte de esa política continuando con un anacrónico argumento de que “hay que enfrentar a la Franja? Vale recordar que el Pacto Social siempre implico ataques a la vanguardia obrera y a la izquierda. ¿De que lado estará la UJS?

También te puede interesar: El Partido Obrero, la FUBA y un debate en la izquierda

Queremos ser claros: las diferencias que se puedan expresar en el Congreso extraordinario- que como nos tiene acostumbrados hace años estará totalmente vaciado de participación estudiantil, producto de una política opuesta a la organización de los estudiantes como se vio durante el conflicto estudiantil del año pasado- son solo una pose de divergencia, frente al acuerdo general que sostienen el kirchnerismo y la UJS en la Federación. Frente a la incomodidad que genera a la UJS este acuerdo, buscaran presentarse como principistas para “aliviar” el abandono de los mismos el resto del año. La realidad es que la pose combativa “para la tribuna”, tiene poco asidero cuando la realidad es que la FUBA y su congreso, sin siquiera haber comenzado, ya abona a la lógica de “unidad anti-macri”, “pese a las diferencias”, que es ciento por ciento funcional a la campaña del peronismo en 2019.

Reafirmamos que la Juventud del PTS, como lo hemos expresado siempre, acreditara sus 6 delegados contra las maniobras fraudulentas de la Franja Morada y contra la injerencia estatal en nuestras organizaciones. Sin embargo, señalamos que una verdadera pelea por la independencia de la FUBA, implicaría romper con los estatutos heredados de la Franja Morada, y sentar las bases de una federación que discuta qué rol va cumplir el movimiento estudiantil ante el saqueo nacional que está llevando adelante el FMI, sobre la base de la auto organización, de las asambleas, pero sobre todo de la más estricta independencia del estado y sus gobiernos de turno. Este es el único camino para forjar una alianza con los trabajadores, las mujeres que salen a pelear por sus derechos y la juventud precarizada, sin que ningún cura, ningún empresario ni ningún partido de los capitalistas nos diga que hacer.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO