Internacional

REFORMA LABORAL CHILE

"La reforma laboral de Piñera es un golpe a la organización sindical"

Tiempo estimado 5:06 min


Desde el programa de radio Pateando el Tablero de Jujuy, Gastón Remy entrevistó a Lester Calderón, dirigente del Sindicato N°1 de Orica Chile en Antofagasta, para analizar la contrareforma laboral impulsada por el gobierno de Piñera.

Miércoles 15 de mayo | 23:12

Lester Calderón, es militante del Partido de los Trabajadores Revolucionarios (PTR), organización hermana del PTS en Argentina y joven dirigente del Sindicato N°1 de la multinacional Orica (fábrica de explosivos). Desarrollamos extractos de la entrevista.

Se refirió a la reforma laboral destacando su carácter antiobrera, antisindical y de precarización laboral, expresado en la flexibilización del trabajo, estableciendo como regla general la que hoy es la jornada extraordinaria.

En palabras de Calderón: “Lo que hoy es una jornada excepcional con los turnos mineros y de la industria se va a convertir en una norma, reglamentando las jornadas excepcionales, precarizando a los trabajadores para favorecer a los grandes empresarios, para que puedan adaptar los horarios y ritmos productivos con el objetivo de aumentar sus ganancias”.

Además, puntualizó que: “El proyecto de Modernización laboral presentado por el gobierno de Sebastián Piñera es un golpe directo a la organización sindical, ya que permite negociar individualmente jornadas semanales y mensuales, es decir, que la patronal pueda flexibilizar el trabajo sin que los sindicatos puedan resistir a estos ataques. Negociar individualmente expone al trabajador al amedrentamiento por parte de la empresa, que incluso podría significar el despido, además boicotea el poder que tienen los trabajadores organizados colectivamente, ya que la única manera de dar vuelta la mano a las patronales es con unidad de las y los trabajadores por demandas comunes”.

Respecto a la legislación de la dictadura militar que se se mantuvo durante anteriores gobiernos dijo: "Esto no es el primer ataque en este sentido, sino que cuando se comenzó a discutir la reforma laboral en el gobierno de la ex nueva mayoría con la ex Presidenta Michelle Bachelet a la cabeza, también no tocaron lo que era uno de los pilares del Código del Trabajo de la dictadura, que eran los Grupos Negociadores* que vienen a dividir y a atomizar a los trabajadores en término de las negociaciones".

Un punto poco tratado de este proyecto, hace mención a la “suspensión del contrato de trabajo”, que permitirá al empleador decidir cuándo “suspender” el contrato a cada trabajador individualmente y sin pago de indemnizaciones, lo que puede abrir más posibilidades a despidos injustificados y cierres de fábricas dejando fuera a los trabajadores.

Gastón R. comentó que “Chile se muestra como el proyecto neoliberal exitoso a nivel internacional, que evidentemente no lo es para los trabajadores”, y preguntó “¿qué respuesta tiene el PTR contra estos ataques del gobierno de Piñera?”, a lo que Lester Calderón respondió: “Primeramente, que la CUT, que actualmente es dirigida por el Partido Comunista y partidos de la ex Nueva Mayoría, solo encierran a los trabajadores y sus demandas dentro del parlamento empresarial, presionando al congreso a modificar la reforma evitando que los trabajadores se transformen en sujetos capaces de poder enfrentarla en las calles, subordinando a los trabajadores a los intereses de la oposición parlamentaria que en las últimas semanas ha votado leyes del gobierno empresarial de Piñera, como lo es el TPP11 y la reforma tributaria.”

Además, polemizó con el rol de “oposición responsable” que ha tenido el Partido Comunista y el Frente Amplio, quienes han salido ofensivamente a impulsar la campaña por las 40 horas de trabajo en contraposición a la reforma flexibilizadora de Piñera. Campaña que tiene como centro aumentar la productividad de los trabajadores y no mejorar su calidad de vida y condiciones de trabajo.

Finalmente el joven dirigente obrero del PTR, enfatizó en la necesidad de impulsar una campaña que ponga a los y las trabajadores a la ofensiva, exigiendo trabajar 6 horas, 5 días a la semana (30 horas) sin rebaja de sueldo, planteando además una ley contra los despidos, que proteja los puestos de trabajo y que permita la distribución de los empleos entre cesantes y trabajadores ocupados.

Y que todo esto sea organizado y debatido en asambleas de base del conjunto de los y las trabajadores, con el impulso de un plan de lucha que tomen las grandes organizaciones que agrupan trabajadores como la CUT, el Colegio de Profesores, Constramet, etc. Junto a los diversos sindicatos para articular una gran fuerza que le ponga freno a los ataques de la derecha, los empresarios y su gobierno.

*Los Grupos de Negociadores son grupo de trabajadores que si no existen un sindicato en un empresa pueden negociar directamente con la empresa. Es decir se crean de manera paralela a los sindicatos, lo que debilita a las organizaciones sindicales dividiendo a los trabajadores.





Temas relacionados

Chile   /    Reformas laborales   /    Sebastián Piñera   /    Jujuy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO