Mundo Obrero

ACTUALIDAD

Vaca Muerta: negocios custodiados por Gendarmería Nacional

Tiempo estimado 3:32 min


Patricia Bullrich a través del Ministerio de Seguridad asignó a Gendarmería Nacional la “protección física” de las Plantas de Explotación de Hidrocarburos (Vaca Muerta) de la Cuenca Neuquina que comprende las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza.

Martes 17 de septiembre | 10:17

Esta decisión enmarca a YPF-Vaca Muerta como un recurso estratégico, igualándola a las centrales nucleares. Tal como anunciaron ayer y ratificaron hoy en el Boletín Oficial, el Estado Nacional enviará a Gendarmería para “brindar las condiciones de seguridad necesarias que garanticen la correcta explotación de hidrocarburos y el suministro de bienes e insumos indispensables para el correcto desarrollo de dicha actividad.” Para tal fin, y desde mucho antes de publicar esta decisión en el Boletín , se construyeron edificios específicamente hechos para alojar a los gendarmes.

La necesidad del gobierno de avanzar en militarizar Vaca Muerta no es otra que custodiar las inversiones extranjeras en una industria cada vez más cuestionada. En primer lugar los más de 20.000 trabajadores (contando solo los de la provincia de Neuquén) se ven obligados a trabajar en condiciones de explotación brutales donde ocurren dos accidente laborales por día, y en los últimos 6 meses se cobro la vida de 8 operarios.

Con el aval de los sindicatos petroleros, se suma la precariedad del convenio de trabajo que expone a los trabajadores a suspensiones y despidos, como sucedió hace dos semanas cuando suspendieron a 1.000 operarios producto de la caída de la cotización de las acciones de YPF y Tec Petrol (Grupo Roca). La empresa insiste en el argumento de las suspensiones y amenazas de despidos por el freno a los aumentos de tarifas en el gas y las naftas. Junto con todo esto las condiciones de vivienda salud y servicios son igual de precarios para mayoría de las familias petroleras.

La otra razón de peso es custodiar las tierras que las grandes multinacionales arrebataron a las comunidades mapuches, donde Patricia Bullrich junto a gendarmería viene jugando un rol clave para demonizar primero, reprimir después y finalmente judicializar la resistencia de las comunidades en defensa de su suelo ancestral.

Por último, como indican los estudios del Observatorio Petrolero del Sur y diversas organizaciones ambientalistas, el fracking está llevando a desequilibrios ambientales de gravedad. Desde el Observatorio afirman que sólo en el 2019 se registraron más de 130 sismos y un promedio de dos accidentes por día sólo en Neuquén, y que existen reiteradas denuncias por vertidos clandestinos, explosiones y derrames ante los cuales “el Estado ha demostrado no tener capacidad de controlar la actividad.”

Por si fuera poco, en estos días se sumó un incendio en un pozo de gasque podría ser catastrófico por su cercanía al dos lagos son el "tanque de agua" de las ciudades más pobladas de toda la Patagonia: Neuquén, Plottier y Centenario.

Este combo de precarización laboral, usurpación de tierras ancestrales y desastre ecológico, es el motivo del desembarco de Gendarmería como guardián de las inversiones de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros.

Además junto al Frente de Todos y a Cambiemos, garantizan que el acuerdo en torno a Vaca Muerta como motor de las inversiones y cuna de la flexibilidad laboral, pueda convertirse en el convenio de trabajo nacional que vienen reclamando los empresarios.





Temas relacionados

Comunidad mapuche   /    Patricia Bullrich   /    Uocra   /    YPF   /    Vaca Muerta   /    Gendarmería   /    Ecología y medioambiente   /    Río Negro   /    Chubut   /    La Pampa   /    Neuquén   /    Economía Nacional   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO