Juventud

CÓRDOBA/CORONAVIRUS

Burger King: reyes, pero del contagio en Córdoba

Tiempo estimado 4:32 min


El 29 de julio una trabajadora de Burger King dio positivo para COVID-19 en uno de los locales. La empresa no duda en jugar con la vida de los trabajadores.

Domingo 2 de agosto | 23:55

Con la flexibilización de la cuarentena en la provincia de Córdoba, donde se permitió la apertura de bares y locales de comidas rápidas, como Burger King y Mcdonalds, los casos de coronavirus entre los trabajadores son noticia todos los días.

Así sucedió en el local de Burger King ubicado en la calle Colón, una trabajadora dio positivo en coronavirus. Lo lógico, para preservar tanto la salud del personal como de las y los clientes, sería que el local cierre sus puertas luego de la desinfección, asegurándoles a todos sus empleados y empleadas el hisopado y la licencia con goce de sueldo durante 15 días, para que puedan cumplir la cuarentena y subsistir económicamente.

Bueno, no. Otra vez quienes sufrimos las consecuencias somos los y las pibes y pibas que laburamos en condiciones indignas. El local no solo no cerró sus puertas, sino que siguió produciendo mientras la empresa llamaba a trabajadores de otras sucursales para cubrir los puestos de los empleados que cumplían el aislamiento. Esos trabajadores que llegaban al local donde había un caso positivo no tenían ni la menor idea de esto. Mientras las empresas se llenan la boca diciendo que nos cuidan, nos mandan a trabajar a locales infectados.

Si nos precarizan nos organizamos

Los dueños de esta empresa, que vieron aumentar sus ganancias con la pandemia, buscaban aislarlos solo 6 días y hacerlos volver a sus puestos de trabajo, diciéndoles que si querían hacerse hisopados corría por cuenta de cada trabajador. Y no dando respuesta a la pregunta de si las licencias iban a ser con o sin goce de sueldo. Además aprovecharon para descontarles el presentismo de julio y agosto, lo cual redobló la indignación. Frente a esto los pibes y pibas que laburan en el local infectado denunciaron a la empresa con el COE exigiéndole el cumplimiento de los hisopados y la garantía de poder realizar la cuarentena durante 15 días para todas las y los trabajadores del local.

De esta forma y gracias a su organización, lograron que quienes habían estado trabajando junto con ella fueran hisopados. Un primer logro que muestra el camino necesario para defender sus propios derechos. Porque a los empresarios no les importa su salud ni su vida. Así lo demuestran exigiéndole a quienes fueron hisopados que el martes 4 vuelvan a trabajar.

Por eso mismo los trabajadores se están organizando, porque la bronca es más fuerte que cualquier otra cosa y aumenta cuando ven que están yendo en contra de sus propias vidas y la de sus familias. Porque con la pandemia demostraron que no les importa exponerlos a los contagios, recortarles el sueldo y hacerlos trabajar el doble por dos mangos. Los pibes y pibas se niegan a volver a trabajar, porque a pesar de que los hisopados dieron negativo, el cuerpo tarda en asimilar el virus y los laburantes están en su derecho de cumplir el aislamiento de 14 días dado que estuvieron en contacto. Exigen, como es recomendable, que se les garantice el doble hisopado (antes y después de cumplir la cuarentena) y el análisis de sangre.

Así lo cuentan las y los trabajadores de este local:

"Durante seis días los empleados del local no asistimos a trabajar, ya que no nos correspondía concurrir al local sin antes tener los resultados del hisopado, frente a esto la empresa decidió quitarnos el presentismo, tanto de julio cómo de agosto, lo cual es contrario a los reglamentos de Burger King, bajo el concepto de una "licencia", la cuál nunca solicitamos y hasta el día de hoy no se nos informó cómo se abonaría. Estamos cansados de siempre lo mismo, que vulneren nuestros derechos laborales, primero con nuestras quincenas, después con los descuentos de nuestros aguinaldos y ahora nos sacan los presentismos sin asegurarnos una licencia, ¿cuánto más vamos a tolerar?".

Burger King no es un caso aislado. La semana pasada también se dio a conocer un caso positivo en un Mc Donald’s del Cerro de las Rosas. Si aumentan sus ganancias no importa que aumenten los casos de contagio, no importa que nos los oculten y expongan nuestras vidas y las de las personas con las que vivimos. La vida de los trabajadores importa y vale mucho más que las hamburguesas que llenan los bolsillos de los dueños de estas empresas.





Temas relacionados

Nueva normalidad   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Córdoba   /    Precarización laboral   /    Fast Food   /    Burger King   /    Córdoba   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO