Política

LEGISLATURA PORTEÑA

Myriam Bregman: "Es muy grave ceder al chantaje armado de la Bonaerense"

Tiempo estimado 6:36 min


Este jueves la sesión de la legislatura porteña fue el epicentro de un importante debate sobre el chantaje armado de la bonaerense y el cambio de la coparticipación de la Ciudad. Ante esto último, la diputada del FIT, Bregman planteó “no volvamos con la división entre unitarios y federales. La división es de clases sociales, que hay de ambos lados de la Gral. Paz”. Y alertó que “que la sindicalización de la policía es inadmisible, sino vean la sindicalizada policía norteamericana, que solo logra asesinar con impunidad”. A su vez su compañera Barry recordó a todos los pibes asesinados por la bonaerense.

Jueves 10 de septiembre | 17:28

Myriam Bregman "Lo grave es que el chantaje armado de estos policías fue rápidamente concedido" - YouTube

La crisis abierta en la provincia de Buenos Aires que tuvo en vilo a todo el país, por ser la protesta policial de un enorme “ejército” de 90000 miembros que armados y hasta yendo a presionar a la quinta de olivos exigían mejoras salariales y una mayor impunidad, llegó a la Legislatura porteña.

Llegó a la legislatura de la mano de un intento de repudio por parte del oficialismo al quite de una parte de la coparticipación federal que recibe la Ciudad. Sin embargo, el debate más profundo y crítico de estos días, que se debatió en la Legislatura, fue el accionar de chantaje armado encarado por los oficiales de la “maldita” bonaerense.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda fueron categóricas sus posiciones, en voz de sus diputadas Myriam Bregman y Alejandrina Barry.

Llegado su turno, Bregman expresó en su intervención sobre la gravedad de los hechos y definió a la policía “La bonaerense armada en la calle pedía salario e impunidad. Una policía que aún no nos dijeron que hicieron con Jorge Julio López, de quien fui su abogada, con Luciano Arruga, Andrés Nuñez, Miguel Bru y recientemente con Facundo Astudillo Castro”. Y agregó “nosotros jamás apoyaríamos un levantamiento policial. Porque apenas terminen sus reclamos, van a dar vuelta sus armas e irán a desalojar la toma de Guernica o reprimir la protesta social “.

Al mismo tiempo aclaró que “este chantaje armado de la bonaerense no fue porque sí. Desde que comenzó la pandemia venimos advirtiendo que se empoderó a las fuerzas de seguridad en una crisis que es sanitaria. Y así termina cuando se les da poder y salieron a pedir más. Rápidamente se cedió a este chantaje”.

Por su parte Alejandrina Barry en su intervención, ante la ratificación de la asignación de emergencia sanitaria en la Ciudad, fue categórica que deberíamos estar discutiendo darles respuestas a las demandas de las y los trabajadores de la salud que están llegando a sus límites combatiendo al Covid-19. Contrapuso a esto como se le dio una respuesta inmediata al chantaje policial y hizo un raconto de todos los reclamos y dichos de impunidad dados por los voceros de la bonaerense, que llegaron a reivindicar a Berni por como actuó encubriendo a la policía implicada en el caso de Facundo Astudillo Castro.

*Coparticipación federal: ¿división territorial o división de clases?*

La resolución del Gobierno nacional de reducir la coparticipación de la Ciudad para otorgárselo a la provincia de Bs. As. y así poder ceder al chantaje armado de la policía bonaerense es otro de los debates abiertos y que se expresó en la Legislatura.

El oficialismo trató infructuosamente de que la Legislatura en su conjunto se sume al reclamo del Jefe de Gobierno que está apresto a judicializar el tema, llevando a una nueva falsa grieta entre bonaerenses y porteños. Por su parte los diputados del Frente de Todos argumentaban los equilibrios fiscales de ambos territorios para justificar la medida de Alberto Fernández.

Como decía Bregman: “No nos parece entrar en un debate entre unitarios y federales en estos momentos. No vamos a entrar en esa, para nosotros hay clases sociales de ambos lados de la gral. Paz”. Y retóricamente pregunto a los diputados “Quién vive peor, uno que vive en un country del gran Buenos Aires o un porteño que vive en la zona sur de la Ciudad donde la desocupación llega al 21 %”.
Y concluyo con una definición “La gral. Paz no es una barrera, hay barreras de clases, pero no geográficas en este caso. Sino vean que en Guernica existen countries al lado de tierras ocupadas por gente sin vivienda”.

“Siempre fuimos coherentes. Cuando Macri por decreto le aumento la coparticipación a la Ciudad en detrimento de la provincia, nosotros denunciábamos lo mismo que hoy. Y tanto ayer como hoy esa plata la destinaron para la policía. NI ayer ni hoy vamos a acompañar el fortalecimiento del aparato represivo, en este caso por parte de Axel Kiciloff y su ministro mudo Sergio Berni” recordó Bregman.

*Otro debate serio: ¿Sindicalización de la policía?*

En varios medios se comenzó a naturalizar que es necesaria la sindicalización de la policía como si fueran trabajadores, ante este serio debate Bregman expresó los peligros de esta medida y alertó “Miren Estados Unidos que paso con la sindicalización de la policía. Jóvenes y trabajadores exigen que se vayan los policías de sus sindicatos”, como respuesta a una policía racista y asesina, porque esos sindicatos policiales “exigen garantizar la impunidad de sus miembros. Por ejemplo, que no sufran represalias luego de asesinatos o torturas, que no los puedan interrogar, que se achique la prescripción de sus delitos”.

Sobre el reclamo de la juventud norteamericana fue retomado por Bregman “igual que ellos nosotros no creemos que son trabajadores, no son servidores públicos, no son un árbitro neutral de la paz y el orden. Sino es como dice esa canción, no es un policía es toda la institución. Esto significa que no se analiza al individuo sino el rol de esta institución en el estado capitalista, que no es otro más que el del control social y la represión a los que luchan y protesta”.

Todos estos debates serios y profundos deben recorrer todas las organizaciones sindicales y sociales. La izquierda fue categórica y seria en este debate. Mientras, la sesión legislativa terminó en una rosca entre el oficialismo de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos sobre que tabla y como es el reglamento legislativo para poder sacar una declaración pública que ante semejante situación de crisis económica, social y sanitaria nada cambiará para los trabajadores y el pueblo de la Ciudad, mientras ya se le cedió al chantaje armado de la maldita bonaerense.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO