Mundo Obrero

BAHIA BLANCA

La precarización laboral mata

Tiempo estimado 10:11 min


Entrevista con Mónica y Federico, padres de Juan Cruz Manfredini, víctima de la desidia capitalista.

Viernes 24 de octubre de 2014 | Edición del día

En Bahía Blanca son decenas los trabajadores que mueren como víctimas de la precarización laboral. La mayoría de estas causas son archivadas por la justicia, y silenciadas por los funcionarios políticos patronales, quienes prefieren mantener un manto de impunidad para evitar que se destape la olla de corrupción que envuelve a sus gestiones en negociados con los empresarios.

El martes 21 se cumplieron 4 años de la muerte del joven trabajador Juan Cruz Manfredini. Los familiares y amigos, junto a distintas organizaciones solidarias, nos concentramos en la Plaza Rivadavia en un acto convocado por la CTA contra la precarización y en demanda de justicia por Juan Cruz, a días que se diera a conocer la elevación de la causa a juicio oral. En el acto también estuvieron presentes Estela Frontini, madre de Nicolás Biernat, joven de 24 años que falleció en el 2004 mientras realizaba tareas de limpieza para una contratista en la refinería Petrobras y cuya causa fue archivada por la justicia, y Lorena Zerneri, madre de Daiana Herlein, joven de 15 años que murió este año aplastada por un árbol en un parque que tenía denuncias realizadas por expertos que alertaban sobre la situación de 500 árboles secos.

Concluido el acto, desde La Izquierda Diario conversamos un largo rato con Mónica y Federico, padres de Juan Cruz, sobre la lucha que vienen encabezando para que esta causa no quede impune y se condene a todos los responsables por la muerte de su hijo.

ID: Mónica y Federico ¿quieren contarnos cuando empezó su lucha?

Mónica Dambolena: Juan Cruz trabajaba de mozo en La Alambra, un restaurant de acá, de Bahía, que cierra sus puertas, y él se queda sin trabajo. Estaba estudiando primer año de Seguridad e Higiene. En ese entonces tenía 23 años. Cuando se queda sin trabajo, se encuentra con Metz, que estaba trabajando en una empresa multinacional, Camin Cargo Control, S.A y este señor le dice que necesitaban chicos estudiantes de seguridad e higiene, o técnicos químicos. Juan Cruz no sabía mucho porque recién arrancaba a estudiar. Entonces entra a trabajar en Agosto del 2008. Estaba contento de entrar a una multinacional, porque la misma empresa le decía que estaban en varios lugares, y proyectaba con viajar a Estados Unidos, o irse a afuera. Entonces Metz alquila un dúplex, mejor dicho, ya estaba alquilado el dúplex como vivienda por un empleado de Camin Cargo, ese empleado se va a trabajar a Venezuela y lo ponen a Metz como jefe de zona. Entonces, este señor, aprovecha ese alquiler para utilizarlo como “oficina”. Juan Cruz vino contento a decirme que tenían una oficina, que se iba a ir a vivir cerca del lugar. Él trabajaba full time para Camin, así que tuvo que dejar de estudiar, además tenía que viajar a Caleta Olivia, a Necochea, iba continuamente. Un día me empezó a contar de que se trataba su trabajo. Él iba a los barcos, utilizaba una herramienta que es como un cucharón, con lo que tomaba las muestras, veía la calidad, y luego las colocaba en recipientes de vidrio. Pero nunca supe que todo eso que él hacía era peligroso. Esas muestras son las que se fueron acumulando en el dúplex. Era más barato tenerlas ahí, porque no tenían ninguna ley que los regulara, no tenían ningún tipo de habilitación para tenerlas ahí. En vez de tenerlas en algún lugar adecuado en el puerto. Cuando vuelve el trabajador de Venezuela, le dice a Metz que ese lugar no es apto para guardar esas muestras, y Metz le responde que “es por un tiempito”. El muchacho le advierte que va a pasar algo, que esos materiales son peligrosos. Hasta que pasó. Y el que murió fue mi hijo. Ahí empezó la lucha por la investigación. De cómo trabajaban, quiénes estaban a cargo, quién daba los permisos. Cuando pasó lo de Juan Cruz, Metz se borró, desapareció. Imaginate la explosión, había muestras desde agosto del 2008 hasta el 21 de octubre del 2010.

ID: ¿Camin tenía más empleados?¿Para quién trabaja esta empresa Camin Cargo Control?

M: Tenían 5,6 trabajadores más. Camin Cargo es una empresa internacional, una multinacional, trabaja en 18 países, para las empresas YPF, Petrobras, TGS, Mega, Profértil, Bahía Petróleo, y otras. Empresas que contratan a estas tercerizadas para resguardo de muestras y control de calidad. Una vez que llega el barco, y que tiene como destino Brasil u otro país, tiene que saber la calidad de la muestra del producto que van a importar para ese país. Un mismo barco trabaja para TGS, Petrobras, YPF.

ID: ¿Cuál fue la posición del gobierno local ante el caso de Juan Cruz?

M: Nula, hemos luchado, mandado cartas, marchas, nos hemos presentado en el Concejo. Una sola vez nos recibió Literas, nos dijo déjenme su teléfono yo voy a averiguar y llamarlos. Hasta el día de hoy, pasaron 4 años y seguimos esperando la llamada. En ese tiempo nadie nos escuchó. De tanto luchar, y mandar cartas, y marchar, hace 8 meses más o menos, con una funcionaria local que declara en el juicio, que dice que ese dúplex nunca tuvo habilitación, ahí un poco empezaron a interesarse.

ID: ¿Las empresas que contratan a Camin están responsabilizadas dentro de la causa?

Federico Manfredini: En la parte de penal de la causa, no. Aún no han sido responsabilizadas de nada. En lo civil, si. Lo que no quiere decir que no tengan responsabilidad. Por eso queremos que la causa sea caratulada como incendio seguido de muerte.

M: Lo que pasa que cuando empezó todo esto, no entendíamos nada. Imagínense, que cuando me llamaron por teléfono diciendo que había explotado una garrafa y que Juan Cruz estaba en el hospital, mientras iba para allá, iba pensando ¿se habrá quemado las manos, los brazos? pensaba que era una garrafa de cocina. Ni siquiera entendí cuando los médicos nos dicen que estaba quemado el 95% de su cuerpo, pensaba que era el 95 de los brazos, o el pecho, algo externo. Y él medico nos dice, para explicarnos “lo único que no tiene quemado son las plantas de los pies, y la zona del bolsillo donde llevaba la billetera”.

F: Y la parte de atrás del cuello. Y ahí ya no lo vimos más, quedó en terapia.

M: Desestabilizado, yo pedía llevarlo a Buenos Aires, y me decían que no porque no se estabilizaba. Y así estuvo cuatro días. Porque el corazón le resistía, porque era un chico sano, fuerte. No lo volvimos a ver.

ID: ¿Camin Cargo sigue funcionando?

M: Siguen en Bahía con un empleado.

F: No trabajan como antes, con la misma cantidad de trabajos. Porque las empresas se han desligado también. Pero bueno, ese día, era un día como hoy, caluroso, y en ese dúplex había muestras que no aguantaban altas temperaturas, gas butano y propano, petróleo crudo, gasoil, fertilizantes, la fusión química hizo la explosión. Eso es lo que nos dijo el perito, y que en un minuto hubo más de mil grados de temperatura. Y ahí, todo fue una lucha, con los bomberos, los fiscales, y el armado del expediente. El fiscal Marra quiso que fuéramos a un juicio abreviado, y nosotros conseguimos con el tiempo que los jueces Guillermo Giambelluca y Pablo Hernán Soumoulou, rechazaran el planteo del abogado Mariano Segre, el defensor de Marcelo Javier Camín, y de Norberto Maximiliano Metz, y eleven la causa a juicio oral. Y esto, es muy importante, es bastante poco ético que el abogado Segre, es el abogado de estos empresarios y a la vez es el asesor letrado del intendente Bevilaqcua y de la Municipalidad. ¿Y cómo es? ¿O estas de un lado, o estás del otro?

M: Te das cuenta de la corrupción que hay, el asesor letrado de la Municipalidad es el que defiende a las empresas contratistas.

F:-Claro, por eso hay que decirlo así: Juan Cruz perdió la vida por la corrupción y la precarización laboral. Detrás de cada precarización hay corrupción de la Municipalidad, y del Consorcio del Puerto. Por eso queremos Juicio Oral, para que caigan todos los implicados. Porque acá no son dos los responsables.

ID: ¿Y ustedes a quién más piden que se juzgue ? ¿Por el juicio y castigo de quién?

M: Y a todos los responsables, además de Camín y Metz, al que autoriza todo esto, a los responsables de las empresas que no piden habilitaciones, a quién da los permisos de acceso al puerto ( tenés que tener un permiso de Prefectura, ¿quién lo dio? ). A todos los que obviaron todos los pasos para evitar que esto pasara.

Sabemos que hay personas que reciben “Sobrecitos”. Por Spagnolo y Amici, que son los del Consorcio, son los que dan autorización a estas empresas tercerizadas, los encargados de habilitarlas. Y también vamos a ir por las empresas que contratan.

ID: Hoy se cumplen 4 años de la muerte de Juan Cruz, vienen del acto en la plaza, ¿de quiénes han tenido apoyo? ¿y cómo piensan seguir?

F: Siempre con el apoyo de la gente, de organizaciones sociales independientes, partidos de izquierda, y de los medios. Y bueno, cómo seguir, ahora vamos a necesitar que nos sigan apoyando, para llegar al juicio que estamos esperando. Queremos sentar un precedente, por eso también vamos a ir por el Jefe de seguridad Soto, y por el Jefe de área.

M: Sin ir más lejos, hasta hay que ver qué responsabilidad tienen la empresas de transporte, porque las muestras de Camin Cargo eran trasladadas por empresas de colectivos de pasajeros, a Buenos Aires, Caleta Olivia, Necochea. También por Balmar, que no las trasladaba por un medio de transporte apto de refrigeración. Yo pienso seguir luchando por mi hijo, para que su muerte no haya sido en vano, por los que siguen trabajando en esas condiciones. Esperamos que llegue pronto el juicio. Pienso en las madres de Plaza de mayo, que caminaron en círculos, y círculos, yo seguiré remando, y remando. Y enseñarles a mis hijos a defender sus derechos.

F: Y yo pienso que el juicio tiene que salir a favor nuestro, porque ellos, las empresas, no hicieron nada bien.





Temas relacionados

Precarización laboral   /    Bahía Blanca   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO